Personería pidió declarar emergencia judicial por crisis de cárcel Villahermosa de Cali

Personería pidió declarar emergencia judicial por crisis de cárcel Villahermosa de Cali

Mayo 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Personería pidió declarar emergencia judicial por crisis de cárcel Villahermosa de Cali

En la cárcel de Villahermosa hay 250 guardias que están obligados a responder por la vigilancia del total de internos, es decir, un guardia por cada 26 reclusos.

De acuerdo con la Personería, actualmente los niveles de hacinamiento superan el 350%. Los guardas decidieron bloquear la entrada de más presos al penal.

El personero de Cali, Andrés Santamaría, pidió que las autoridades declaren una emergencia judicial por la crisis que vive la cárcel Villahermosa en la que, por los altos niveles de hacinamiento, los guardas del Inpec han decidido restringir el acceso de más presos. Según informó Santamaría, luego de una visita y una reunión con autoridades caleñas con el fin de tratar la crisis que vive el penal, en donde este lunes murió un recluso por causas que están siendo investigadas, los guardas del Inpec determinaron que solo permitirán el acceso de dos presos por día, cuando se estaban recibiendo 10, hasta que la Gobernación del Valle tome medidas al respecto. "Ya hemos denunciado muchas veces las condiciones alarmantes de hacinamiento de la cárcel, por no hablar de las condiciones de infraestructura y nada se ha resuelto. Pedimos al alcalde Rodrigo Guerrero y al gobernador del Valle que realicen una reunión de alto nivel para solucionar la crisis". De acuerdo con las autoridades, el bloqueo que realizan los guardas del Inpec ha empezado a afectar las estaciones de Policía y las URI de la Fiscalía pues no se pueden efectuar los traslados a la cárcel. “Esto hará que las estaciones de policía terminen copadas y entonces el problema se extenderá a otras zonas de Cali”, dijo el Personero Santamaría, al tiempo que, un informe de la Policía, indicó que este martes en 22 estaciones,se encuentran 88 “capturados con boleta de encarcelación en lista de espera”.Según el último reporte de la Personería, actualmente hay en la cárcel más de 6.540 presos. Esto quiere decir que hay un hacinamiento de más del 350%, teniendo en cuenta que la capacidad máxima del penal es de 1667 cupos. Respecto al número de guardas, el Inpec reporta que hay un total de 250 dedicados a mantener el orden adentro de la cárcel. Una cifra muy baja, que según varios de los uniformados pone en peligro sus integridades pues en medio de motines o situaciones violentas se evidencia la incapacidad para controlar el elevado número de presos. Laura Beatriz Lugo, subsecretaria de Gobierno de Cali, manifestó que informará a su superior sobre lo que está sucediendo en Villahermosa, al tiempo que la directora de esta cárcel, Claudia Patricia Ossa, agradeció el apoyo de la Personería de Cali y la Defensoría Regional del Pueblo, y solicitó más apoyo financiero por parte del Municipio de Cali, que anualmente participa con $300 millones.La crisis que se vive en Villahermosa se repite, en diversos grados, en otras cárceles del Inpec en el Valle, como son las de Palmira, Buga, Tuluá, Cartago, Roldanillo, Buenaventura, Caicedonia y el complejo carcelario de Jamundí, que no tiene hacinamiento, pero sí emergencia por falta de agua.La Directora de la Cárcel también llamó la atención sobre problemas de salud entre los reclusos. A manera de ejemplo, citó que “de 516 internos que fueron sometidos a examen de tuberculosis, 16 resultaron positivos y están aislados”. La Secretaría de Salud de Cali se comprometió a intensificar su apoyo en este frente.Una crisis anunciadaLa crisis de hacinamiento en Villahermosa lleva más de dos años. Los constantes anuncios de medidas y la emergencia carcelaria, decretada en mayo del año pasado en el país, no han aliviado la situación, que, al contrario, ha empeorado.Incluso, el Tribunal Superior de Cali había ratificado una tutela interpuesta por la Personería Municipal, que ordenaba el traslado de internos para acabar con las condiciones infrahumanas en las que se encuentran los presos.Sumada a esa medida, se había anunciado un plan piloto para descongestionar el penal, donde cien abogados donarían su tiempo para velar por agilizar los trámites y buscar beneficios para los reclusos. Sin embargo, Alejandro Arenas, decano de la Colegiatura de Abogados Litigantes de Cali, dijo que solo se pudieron gestionar quince libertades, cuando se tenía en mente 500. “Pero no hubo apoyo al proyecto y tocó desistir de algo que iba a mejorar la crisis carcelaria que se vive en la ciudad”, expresó Arenas. La crisis que se vive en Villahermosa se repite, en diversos grados, en otras cárceles del Inpec en el Valle del Cauca, como son las de Palmira, Buga, Tuluá, Cartago, Roldanillo, Buenaventura, Caicedonia y el complejo carcelario de Jamundí, que no tiene hacinamiento, pero sí emergencia por falta de agua.La Directora de la Cárcel también llamó la atención sobre problemas de salud entre los reclusos. A manera de ejemplo, citó que “de 516 internos que fueron sometidos a examen de tuberculosis, 16 resultaron positivos y están aislados”. La Secretaría de Salud de Cali se comprometió a intensificar su apoyo en este frente, ya que el hacinamiento viene generando que los internos se enfermen más, lo que ya ha provocado muertes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad