Personas halladas muertas en Calima habían desaparecido en Palmira

Enero 23, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Personas halladas muertas en Calima habían desaparecido en Palmira

null

En la sede del Instituto de Medicina Legal, en Buga, fueron reconocidos por sus familiares los cadáveres de dos hombres oriundos de Palmira que habían desaparecido el pasado viernes y cuyos cuerpos fueron hallados este sábado en zona rural del municipio de Calima-El Darién.

Se trata de Henry Pérez Castillo, de 54 años, propietario de Vidrios Súper, y de su empleado Julio Mora, de 45, exesposo de Miyerlandy Gaviria Arango, la mujer que fue encontrada sin vida en un paraje del corregimiento de Rozo, el pasado 14 de enero.

El drama para sus familiares inició el pasado viernes a las 7:00 a.m. cuando Henry y Julio fueron recogidos por desconocidos en un carro de color rojo, en la esquina de su casa, ubicada en el barrio Las Delicias, en Palmira.

Al parecer, quienes se los llevaron fueron unos supuestos clientes y su destino era Calima El Darién.

Henry vestía un buzo azul sin cuello, chaqueta roja y azul, un poncho típico, un jean, zapatos negros y una mochila tradicional, mientras que su compañero tenía una camisa a cuadros.

Así fueron vistos por última vez por sus seres queridos.

Pasadas las horas y al ver que no regresaron iniciaron la búsqueda por las redes sociales hasta que el sábado en la tarde recibieron una dolorosa noticia.

A las 3:00 p.m. las autoridades reportaron que fueron encontrados dos cuerpos de sexo masculino en el sector conocido como La Playita, entrada a la vereda La Cristalina, en predios de la finca La Inesita.

“Fueron hallados en una zona boscosa, estaban semidesnudos (solo tenían ropa interior) y presentaban algunos golpes y contusiones en diferentes partes del cuerpo, no tenían evidencia por lesiones por arma de fuego ni arma blanca, por ese mismo motivo estamos esperando que Medicina Legal nos emita un concepto para poder tener claridad acerca de qué pudo haber ocasionado la muerte de estas dos personas”, expresó el teniente coronel, Andrés Serna Bustamante, comandante Primer Distrito de Policía en Buga.

Además, el oficial confirmó la versión de que habían salido a hacer un trabajo.

“De acuerdo con la información que se recolectó ellos se dedicaban al comercio de vidrio y aluminio y fueron citadas al municipio de Calima para que cotizaran el trabajo en un predio allí, precisamente con productos relacionados con lo que ellos comercializan. Ya en horas de la tarde no volvieron a tener conocimiento ni comunicación de dónde se encontraban”, dijo el coronel Serna.

Y aunque los familiares afirmaron que los dos cadáveres encontrados son los de Henry y Julio, se espera a que Medicina Legal establezca la plena identificación de estos cuerpos que fueron trasladados a Buga.

Para los familiares de Miyerlandy, en especial para sus tres hijos de 25, 21 y 18 años, este es el segundo golpe que reciben, pues en menos de una semana quedaron huérfanos de padre y madre, ya que el pasado 16 de enero su mamá fue enterrada y hoy se preparan para el sepelio de Julio, su papá.

Cabe recordar que la muerte de Miyerlandy también se produjo en extrañas circunstancia pues el pasado viernes 13 de enero, a las 7:30 a.m. ella salió de su casa del barrio El Jardín en ‘La Villa de las Palmas’ a trabajar a una oficina de Claro en el área de servicio al cliente, pero no regresó.

Su cuerpo fue encontrado en el corregimiento de Rozo y no presentaba ninguna señal de haber sido maltratada ni herida por lo que hasta el momento se desconoce qué produjo su fallecimiento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad