Periodistas de El País fueron amenazados en Buenaventura

Octubre 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Se trata del reportero gráfico Henry Ramírez y de la periodista Lina Marcela Díaz, que fueron intimidados por un hombre que participaba de las manifestaciones a favor del detenido Bartolo Valencia, alcalde del puerto.

El reportero gráfico Henry Ramirez y la reportera Lina Marcela Díaz, del Diario El País y Qhubo en Buenaventura, fueron amenazados de muerte por parte de una de las personas que participaba en una protesta frente al Concejo Distrital, en la mañana de este martes.

Las personas protestaban por las declaraciones realizadas en la última semana por el concejal liberal, Yiliber Garcés, donde le recomendaba al alcalde Bartolo Valencia que se retirara de su cargo, mientras se adelantan las investigaciones en su contra por presuntas irregularidades en la contratación de cupos escolares en la ciudad. 

Luego de realizar el cubrimiento de la noticia a las afueras del Concejo, los comunicadores fueron en busca del concejal para entrevistarlo en el Hotel Estación; al salir del sitio, varios de los manifestantes los insultaron y los acusaron de entregar grabaciones y fotografías de ellos al edil.

"Nosotros no entregamos ningún material al concejal, solo lo entrevistamos y al salir del sitio las personas fueron groseras y nos insultaron", explicó Lina Marcela Díaz, reportera de El País en Buenaventura.

Uno de los manifestantes inició una discusión con los periodistas y los amenazó de muerte. 

"Nos dijo que si salía la foto que le tomé mientras él nos insultaba nos pasaba algo porque sabía que todo el tiempo no estábamos escoltados", dijo Henry Ramirez, reportero gráfico.

Tres de las personas que participaban de la manifestación siguieron a los periodistas hasta llegar a la Fiscalía, donde interpusieron la denuncia por amenaza.

Esta es la segunda amenaza directa que reciben ambos periodistas en la ciudad, quienes cuenta con esquema de protección de la Unidad Nacional de Protección. En el momento de la amenaza se encontraban con los escoltas, quienes intervinieron para que no fueran agredidos físicamente.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad