Participación en política, "la esencia" en un proceso de paz con las Farc

Participación en política, "la esencia" en un proceso de paz con las Farc

Mayo 29, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Participación en política,

El primer punto de la agenda de paz, el de la tenencia de la tierra, se tardó seis meses en ser resuelto en la mesa de diálogos entre el Gobierno y las Farc.

Analistas dicen que este tema, tarde o temprano, tenía que ser tocado y es vital para la firma de un acuerdo.

Si bien la negociación para la terminación del conflicto armado que adelantan el Gobierno y las Farc en Cuba tuvo un segundo aire con el acuerdo sobre el primer punto de la agenda, buena parte de la continuidad de este proceso dependerá de los consensos que deje la discusión del siguiente tema: la participación en política de esa guerrilla.Analistas y politólogos dicen que aunque esa incursión debería ser el resultado final de un acuerdo general, donde esté definida la dejación de las armas, el sometimiento a la justicia y la reparación a las víctimas, la importancia del punto está en la definición del nuevo escenario en el que estarán los guerrilleros cuando dejen atrás cinco décadas de clandestinidad.Algunos creen que no tiene sentido hablar ahora de un tema propio del post-conflicto, pero quienes respaldan los diálogos consideran que el orden de los factores no altera el producto si se tiene en cuenta la premisa del proceso: ‘Nada está acordado, hasta que todo esté acordado’.Dentro del segundo punto a discutir a partir del próximo 11 de junio están tres subtemas, el primero de ellos son los “derechos y garantías para el ejercicio de la oposición política en general y en particular para los nuevos movimientos que surjan luego de la firma del acuerdo final”.Igualmente, la búsqueda de mecanismos democráticos de participación ciudadana y por último “medidas efectivas para promover mayor participación en la política nacional, regional y local de todos los sectores, incluyendo la población más vulnerable, en igualdad de condiciones y con garantías de seguridad”.Pero los obstáculos en este punto no son inferiores a los del recién aprobado tema agrario y se deberá sortear una fuerte oposición a que los jefes guerrilleros hagan política e, incluso, modificar la Constitución para permitir que lleguen a ser candidatos.La esencia de todo procesoLa constante en todos los procesos de paz en el mundo ha sido la de abrir espacios políticos para que el grupo alzado en armas busque hacerse al poder por la vía democrática. De hecho en Colombia ya pasó con el extinto M-19, organización de la que provienen dirigentes activos en la política nacional como Antonio Navarro y Gustavo Petro.Para el exfiscal general de la Nación Alfonso Valdivieso, la participación de las Farc en política es “la esencia de un proceso de paz”. “Hay que determinar cómo el grupo guerrillero puede entrar en la participación política. En consecuencia, este es un tema en el que tiene que haber una amplia posibilidad de que el grupo que se desmoviliza encuentre los escenarios políticos y las garantías para que abandone la lucha violenta”, aseguró el exfiscal.El politólogo Ancízar Marroquín también considera que esta es una de las discusiones más esperadas y cruciales de la agenda “porque es entrar a determinar qué es lo que se pondrá a hacer la guerrilla después de que dejen las armas”.“Las Farc tienen una motivación política y como tal, querrán ir a la plaza pública a exponer sus ideas y buscar el favor de los ciudadanos. Entonces, si su propósito es cambiar el Estado y las leyes deberán hacerlo desde el Congreso, sitio natural de debate de los grandes temas”, dijo.Sin embargo, muchos sectores políticos y de opinión —entre los que se cuenta el uribismo— se oponen radicalmente a que los jefes guerrilleros puedan llegar al Congreso de la República. Lo que en las condiciones actuales no pueden hacer por haber sido condenados en procesos penales.A ese sector se sumó el procurador general Alejandro Ordóñez, quien aseguró que el anhelo de paz no puede conducir a que haya impunidad para los autores de crímenes de lesa humanidad. Afirmó que renunciará antes que permitir que se les dé a los jefes guerrilleros garantías contempladas en el Marco Jurídico para la Paz.Marroquín cree que un proceso de paz no se hace con el Código Penal en la mano porque ningún guerrillero ni jefe va a firmar un acuerdo para ir 50 años a la cárcel. “Hay un proceso de verificación de comportamiento y herramientas jurídicas como el perdón, el indulto, la reconciliación, toda una justicia alternativa a la cual aspiran acogerse los guerrilleros”.¿A elecciones en el 2014?Aún si se lograra en este momento la firma de un acuerdo de fin del conflicto armado en el país, es poco probable que las Farc tomen parte como grupo político en las elecciones del Congreso de 2014.No solo porque los tiempos son cortos y la campaña empieza en forma en cinco meses, sino porque al acuerdo que eventualmente se alcance en La Habana le estaría restando el sometimiento a una consulta ciudadana para su aprobación y la revisión de la Corte Constitucional.El analista Fernando Giraldo cree, no obstante, que hay instituciones muy jugadas con el presidente Juan Manuel Santos “como la Fiscalía General, el Congreso de la República, la Corte Suprema y un Consejo de Estado progobiernista que en aras de la paz van a permitir muchas cosas no institucionales, pero tampoco ilegales”.“Creo que las organizaciones sociales influenciadas por las Farc tampoco están seguras de querer participar en las elecciones regionales del 2014, pero estratégicamente le podría salir muy costoso no presentarse porque en un sistema clientelar como el colombiano, la estructura parlamentaria es fundamental para alcanzar el poder regional”, opinó Giraldo.Para el exfiscal Valdivieso, quienes hacen parte de las estructuras directivas de las Farc y hayan cometido crímenes no podrán acceder de inmediato, pero en general creo que la participación de ellos vendrá más adelante. “Ojalá pudieran participar en el 2014, pero hay unas reglas jurídicas en Colombia que difícilmente se pueden cambiar en tan poco tiempo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad