Parapolíticos arguyen razones médicas en sus salidas del penal

Octubre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa l El País

Los internos del Patio Ere Sur aseguraron, a través de un comunicado a la opinión pública de cinco puntos, que “todas las salidas en remisiones médicas y odontológicas están debidamente justificadas clínicamente.

Los internos del llamado ‘patio de la parapolítica’, de la cárcel La Picota de Bogotá, le salieron ayer al paso a las acusaciones de que estarían utilizando permisos médicos para librarse de su reclusión en el centro penitenciario y aseguraron, entre otras cosas, que algunos tienen que asistir a extensos tratamientos médicos por su avanzada edad.Después de que el ministro de Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, denunciara que desde La Picota algunos presos estaban usando como excusa compromisos médicos para salir hasta en 50 ocasiones, los internos del Patio Ere Sur aseguraron, a través de un comunicado a la opinión pública de cinco puntos, que “todas las salidas en remisiones médicas y odontológicas están debidamente justificadas clínicamente y autorizadas por los jueces de conocimiento” .Indicaron en la misiva que como sólo hay un carro para llevar a cada uno de los 49 detenidos a sus compromisos médicos, muchas veces se demoran más de lo que están autorizados a estar en la calle, pero es porque tienen que esperar a que sus otros compañeros, en otros compromisos médicos, se desocupen.“Las salidas obedecen, en muchos casos, a tratamientos extensos, intervenciones quirúrgicas y controles postquirúrgicos, rehabilitación física, tratamientos dejados de lado tiempo atrás, a los que ahora, en vista de nuestra situación, podemos dedicarles tiempo”, explican los reclusos en otro de sus puntos, indicando además que no pueden hacerse ese tipo de tratamientos al interior de la cárcel porque las circunstancias allí son muy precarias.También aseguran que hay entre ellos personas mayores, que deben estar en constante control médico. Ayer el Ministro del Interior y de Justicia manifestó ante los medios de comunicación que “había un problema logístico de responsabilidad del Inpec, porque no contaban con los suficientes vehículos de transporte cuando una persona era conducida a una cita médica y tenía que esperar varias horas para ser recogido”.Igualmente, dijo el ministro Vargas Lleras que: “Hay que aclarar quién es la persona que otorgó esos permisos y que los sindicados son los propios jueces, de manera que se debe vigilar de forma más cercana los servicios que otorgan (a los reclusos)”.Acusaciones de delincuentesLos reclusos también recordaron en el comunicado que “nuestra situación jurídica actual obedece a la credibilidad que la justicia le ha dado a testigos delincuentes, quienes por obtener beneficios jurídicos señalan indiscriminadamente a ciudadanos de bien, en nuestro caso a dirigentes regionales”.De igual forma hicieron un llamado a que se mejoren sus condiciones carcelarias, que como antiguos servidores públicos, debe ser –según citan ellos mismos en el documento- especial por su fuero constitucional.“En nuestro caso, se viola la ley al recluirnos en una cárcel bajo el régimen penitenciario general, y eliminarnos beneficios contemplados en la ley. Personas de máxima peligrosidad hoy gozan, en cambio, de beneficios, como reclusión domiciliaria y brazalete electrónico, bajo el argumento de padecer enfermedades iguales a las que padecen algunas de las personas recluidas aquí” , aseguraron desde La Picota los acusados y condenados por la llamada parapolítica.El Ministerio del Interior y de Justicia aseguró el pasado miércoles que investigará el alcance de los tratamientos a los que estaban acudiendo los reclusos sindicados de parapolítica para establecer el alcance, la veracidad y los tiempos que demoran en realizarse.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad