Para el Alcalde de Pradera, con el atentado las Farc quieren demostrar fortaleza

Para el Alcalde de Pradera, con el atentado las Farc quieren demostrar fortaleza

Enero 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié | El País.
Para el Alcalde de Pradera, con el atentado las Farc quieren demostrar fortaleza

Alcalde de Pradera, Adolfo León Escobar.

El alcalde de Pradera, Adolfo León Escobar, sostiene que el atentado del jueves, que dejó un muerto y 61 heridos, pudo haber sido en su contra.

Cuatro días antes, el Alcalde de Pradera estaba advertido: las Farc planeaban un atentado en su contra. Entonces, empezaron las precauciones: chaleco antibalas, escoltas, camioneta blindada. Todo aquello le recordaba esos días como candidato, cuando los guerrilleros le hicieron hasta 208 llamadas para obligarlo a renunciar. Para Adolfo León Escobar ese es el precio que debe pagar por ser el alcalde del municipio del Valle más atacado por la guerrilla. El atentado del pasado jueves, entonces, no lo tomó por sorpresa. Sabía que las Farc estaban cumpliendo su amenaza, solo que él no fue el único blanco. La motobomba, que fue abandonada en plena plaza principal, dejó a 61 personas heridas y mató a un hombre de 66 años que no estaba advertido, que no tenía chaleco antibalas ni escoltas ni mucho menos un carro blindado. “No pensamos que sería así... creí que el atentado era solo contra mí”. Desde entonces, el Alcalde reconoce que no está tranquilo; pero está dispuesto a vivir así, con incertidumbre, hasta que las Farc entiendan que “la paz no se negocia con sangre”. Alcalde, usted dirige el municipio del Valle más atacado por las Farc: dos atentados en menos de dos años que han dejado tres muertos y casi cien heridos. ¿Cómo ha sido cargar con esa responsabilidad?Desde un principio Pradera ha estado estigmatizado, primero porque era uno de los municipios del Valle candidatizados como zona de despeje en el 2004 y segundo, porque hasta el 2011 sus indicadores de violencia eran muy altos. Pero hemos avanzado, en los últimos cinco años el promedio anual de homicidios fue de 95 y en el 2013 lo bajamos a 24. Incluso, la presencia guerrillera disminuyó el año pasado, pero este 2014 esa paz que logramos fue rota con un doloroso atentado.¿Por qué cree que las Farc se ensañaron con Pradera?Los analistas dicen que Pradera es un sitio estratégico porque la guerrilla puede replegarse hacia el Valle, el norte del Cauca, Tolima y Huila. Otros dicen que el punto medio entre una línea que se trace desde Buenaventura hasta el Caguán da precisamente en Pradera.Cuando ocurrió el atentado del 2012 usted me dijo que creía que se trataba de una estrategia de las Farc para mostrar fuerza en el diálogo, ¿teme que Pradera siga siendo un blanco para cumplir ese objetivo? Siempre estará esa posibilidad, sobre todo si se está negociando una paz en caliente y sin una tregua permanente. ¿Eso quiere decir que usted no comparte la decisión del Gobierno de negociar en medio de la guerra?Las estrategias del Gobierno son respetables. El Presidente, al menos en mi mandato de 25 meses, ha hecho una inversión social que nunca habíamos tenido; hasta fuimos el primer municipio en entregar casas subsidiadas. Entonces, ¿usted sí cree en el proceso de paz?Yo confío en el proceso y en el Gobierno. Nuestros territorios han puesto los muertos en muchas etapas de esta negociación y solo esperamos que esos muertos no hayan sido en vano, y que en poco tiempo se pueda romper esa presencia guerrillera en Pradera.La Policía dijo que no se iba a aumentar el pie de fuerza en Pradera, ¿está de acuerdo con que al pueblo solo lo cuiden 27 policías? Creo que esa fue una declaración de momento porque ya llegaron 15 efectivos del grupo Encar al municipio. Además, la nueva estación de Policía es de tipo A y eso implica destinar 61 policías. Eso pasará a partir de junio, cuando termine la construcción.¿Usted no cree que estas medidas, como el aumento del pie de fuerza, se tomaron muy tarde, pues ya había ocurrido un atentado en el 2012?Después del atentado del 2012 se tomaron algunas medidas, se estableció la Brigada Móvil 28 de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, que ayudó a recuperar la seguridad en el municipio, se instalaron 23 cámaras de seguridad y se compraron 10 motos para la Policía. Se lo pregunto porque cuando se presentan estos ataques, el Comandante de las Fuerzas Militares y el Ministro de Defensa visitan el municipio y hacen muchas promesas para mejorar la seguridad, pero mi pregunta es: ¿Cuándo no ocurren atentados, el Gobierno sí se acuerda de Pradera?Pues a los mandatarios nos toca ser insistentes para que así sea. Si nosotros tenemos inversión social es porque presentamos proyectos muchas veces. El de alcantarillado, por ejemplo, me lo regresaron diez veces y diez veces lo volví a presentar, hasta que lo aprobaron. Lo que nosotros sí esperamos es que estos actos condenables llamen la atención del Gobierno y tomen la decisión de seguirnos apoyando.En los atentados han participado jóvenes que hacen parte de las redes de apoyo a las Farc, ¿qué tan grave es hoy el reclutamiento en Pradera?Según el Ejército, hay mucho reclutamiento de jóvenes y por eso se implementó un programa de Soldados Campesinos para que ellos presten servicio en el mismo municipio y así sientan que cuidarlo es parte de su responsabilidad.Dicen que inteligencia militar le advirtió días antes que las Farc estaban planeando un ataque. Si así fue, ¿por qué no se tomaron las medidas para evitar el atentado del jueves?Porque la información no era que iban a atacar Pradera, sino a mí, a su Alcalde. Se decía que ese atentado se iba a perpetrar en la vía que de Pradera conduce al corregimiento de Aguaclara, en el sitio Flores Amarillas, y que sería con explosivos de fabricación artesanal que se activarían al paso de mi vehículo. Así que tomamos varias precauciones: cambié mis horarios e incluso cancelé eventos de mi agenda.Pero lo cierto es que la motobomba fue abandonada frente a la fachada de la Alcaldía, ¿cree que sí fue un intento de la guerrilla en su contra? Pues eso no se descarta porque dejaron la bomba justo en la ventana que da a mi oficina. A pesar de que estábamos advertidos y tuvimos un consejo de seguridad justo el día antes del ataque, no pensamos que sería así. ¿Por qué cree que usted se convirtió en un blanco de la guerrilla?Yo creería que las Farc buscan generar noticia para darle la vuelta al mundo. Es decir, causa más impacto un atentado contra el Alcalde de un territorio en conflicto, como Pradera, que contra el Alcalde de otro municipio. Imagino, entonces, que cuando sintió la explosión, pensó que se trataba de un atentado solo contra usted...Sí, yo dije : “cumplieron la amenaza”, y pensé que me iban a rematar con otro explosivo. Recuerdo que el estruendo me levantó del asiento, los vidrios se quebraron, se cayeron partes del techo, la puerta se quedó trabada y tuve que tumbarla para salir. Allí fue cuando vi a toda la gente muy conmocionada. Usted ahora tiene que usar un chaleco antibalas y estar acompañado de escoltas, ¿cómo es vivir con esa tensión?Yo he aceptado las recomendaciones de las autoridades y he reforzado la seguridad, pero los mandatarios de territorios en conflicto vamos a estar siempre con un riesgo permanente. ¿Y usted está dispuesto a seguir asumiendo ese riesgo como el precio por ser el Alcalde de Pradera?Ser mandatario del municipio que se quiere es algo que a uno lo llena. Yo me siento orgulloso de ser el alcalde de los pradereños porque, contrario a lo que mucha gente perciba, este es un municipio de gente trabajadora y estudiosa, que hoy cuenta con unas condiciones envidiadas en todo el país.Usted dice que se siente orgulloso, pero no debe dormir tranquilo...Es cierto. No he estado tranquilo, pero se vive... Uno debe tener la suficiente calma para asumir esta clase de riesgos porque esta no es la primera amenaza que me hacen. Cuando yo fui candidato tuve 208 llamadas de las Farc que me exigían que les socializara mi proyecto de Gobierno y, como no lo hice, me dieron plazos para retirar mi candidatura, pero yo nunca cedí. No me hicieron ningún atentado hasta el 31 de octubre del 2012, cuando ocurrió el ataque con explosivos, que -según estudios de inteligencia- iba dirigido contra la tarima en la que yo estaba atendiendo a los niños con mi familia y seis miembros de la Fuerza Pública. Pero, ¿es posible ser un alcalde autónomo con el constante acoso de la guerrilla? Son muchos los municipios que tienen presencia guerrillera, pero ni a mí ni a mis secretarios de despacho, que tienen que hacer contacto con la zona rural, les han restringido el paso.¿Qué les diría hoy a las Farc?Que están equivocadas al querer generar noticias de sangre con Pradera. No es necesario que en cada etapa del proceso de paz, ellos se quieran sentar con la sensación de fortaleza, pues el Gobierno sabe con quién está dialogando. No es necesario negociar la paz con más sangre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad