Pánico por ataque en velorio en Palmira

Pánico por ataque en velorio en Palmira

Enero 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira

Pandilleros irrumpieron en el funeral de una mujer.

Momentos de pánico y zozobra se vivieron al interior de una sala de velación de Palmira, cuando un grupo de jóvenes con armas blancas y de fuego irrumpió al sitio con el objetivo de asesinar a un hombre a quien habían despojado de un celular.La situación se presentó en el velorio de una mujer en la casa de funerales Jardines del Palmar, ubicada en la carrera 33A entre calles 22 y 23, al sur de la ciudad.Cuando todo estaba en calma los gritos y palabras soeces rompieron el silencio del recinto. Un hombre corría con un machete en medio del féretro y los presentes para defenderse de sus agresores, quienes segundos antes le habían hurtado un celular en un negocio vecino. “Cuando nos percatamos un muchacho con un puñal atacaba a un señor que estaba defendiéndose en un rincón con una peinilla y un asiento”, contó una de las mujeres que corrió a esconderse a un baño, mientras que en la mitad de la sala quedó una mujer en silla de ruedas acompañada por una amiga.Entre tanto, otros cuatro o cinco jóvenes empuñaban cuchillos y revólveres como una forma de mantener el control sobre la situación.De repente, ante la reacción de uno de los agresores que grito: “no hay necesidad de darle aquí”, los hombres se marcharon del lugar.Sin embargo, denuncias de la comunidad apuntan a que los jóvenes harían parte de una pandilla que aprovecharon la oportunidad para realizar hurtos en la zona. Sobre el particular, el comandante de la Estación de Policía Palmira, mayor Derian Barrios, señaló que el conocimiento que se tiene del caso es que hubo un reporte de detonaciones y de un hombre en estado de embriaguez en una casa de funerales. No obstante, ninguno de los testigos confirmó que se hubiera disparado armas o activado algún explosivo.A su turno, el administrador de la sala de velación, Luís Parra, indicó que en diez años que llevan funcionando en el sector nunca se había presentado una situación de este tipo. Aunque reconoció que no se cuenta con seguridad privada, argumentó que los establecimientos funerarios de la zona mantienen medidas de prevención como el cierre a la media noche.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad