Palmira logró bajar un 35 % los homicidios en el 2013

Palmira logró bajar un 35 % los homicidios en el 2013

Marzo 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira.

Aunque Palmira alcanzó a ubicarse en la lista de las ciudades más violentas del país, hoy el balance de criminalidad es más alentador.

La violencia homicida parece haber cedido terreno en Palmira, donde en los últimos dos años ha habido una notable reducción en el número de muertes violentas, que le ha dado un respiro a una ciudad que llegó a ubicarse entre las más violentas del país.De acuerdo con el Observatorio de Seguridad, Convivencia y Cultura Ciudadana, en el 2013 se presentó una disminución del 35 % en los homicidios, con una tasa de 62,2 casos por cada 100.000 habitantes, la más baja de los últimos ocho años.El balance, si bien no es el ideal, por lo menos es alentador, ya que mientras en el 2012 se registraron 288 asesinatos (y una tasa de 96), para el 2013 la cifra bajó a 187. Estos resultados, según analistas y autoridades, obedecen a una sumatoria de esfuerzos entre el gobierno local, la Fiscalía, la Policía, el Ejército, ONGs y la empresa privada. En ese sentido, una de las acciones fundamentales en la lucha contra la criminalidad fue la aprobación -en diciembre del 2012- del Plan Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana, que permitió identificar y priorizar los siete sectores más críticos de la ciudad en cuanto a hurtos, microtráfico, extorsión y homicidios; que fueron Las Delicias, Colombia, Zamorano, San Pedro, La Trinidad, Centro y El Sembrador. Gracias a esta intervención, en estos barrios el año pasado las muertes violentas bajaron un 38 %.Para el sociólogo Andrés Betancourt, coordinador del Observatorio de Seguridad, en el tema de la violencia ha sido crucial que las autoridades no escondan las cifras y se hagan periódicamente reuniones para analizar la situación y luego tomar decisiones.El funcionario también destacó el fortalecimiento de la Policía en cuanto al aumento del pie de fuerza, la movilidad -con la entrega de camionetas y motocicletas- y el incremento del número de cuadrantes, que pasó de 16 a 25 y espera llegar a 40 este año. Además de la destinación de un fiscal, de manera exclusiva, para los casos de homicidios, lo que aceleró los procesos de investigación y juzgamiento. A lo anterior se suman las inversiones en programas sociales como el Plan Especial de Inclusión Social (Peis), que inició en las comunas 1 y 2, pero que luego se extendió a otros sectores críticos; así como la aprobación del Manual de Convivencia y medidas como la prohibición de las motocicletas después de las 11:00 p.m., al igual que el tránsito de menores desde esa hora hasta las 4:30 a.m.Extorsión bajó, pero aún preocupa El comandante del Primer Distrito de Policía de Palmira, coronel Ludwing Jaimes Riscanevo, reveló que la extorsión en el sector Las Delicias, que era el más violento de la ciudad, ha disminuido un 60 % tras el desmantelamiento de las bandas de El Ronco y El Paisa.Sin embargo, el oficial reconoció que se siguen presentando casos de microextorsión cometidos por delincuentes que actúan en solitario; al tiempo que continúan las intimidaciones desde distintas cárceles del país, que se incrementaron a raíz del atentado en Pradera, ocurrido el 16 de enero.El oficial sostuvo que aún existen algunos reductos de bandas que han querido reacomodarse para manejar nuevamente el negocio del microtráfico, sobre todo en el sector de la Comuna 1, donde la semana pasada se presentaron enfrentamientos que dejaron un soldado muerto y un niño de 3 años herido.Por su parte, Martha Lucía González, directora de la Corporación Caminos, dijo que en la Comuna 1 afecta el tema de la desintegración familiar y la alta desescolarización de los jóvenes, quienes permanecen mucho tiempo en la calle, expuestos al asedio de las bandas delincuenciales.De 350 jóvenes, entre los 14 y 18 años, que están siendo intervenidos por la entidad, el 60 % está por fuera del sistema educativo, aunque les están ofreciendo oportunidades como becas y útiles escolares. Según González, preocupa el fácil acceso que tienen estos jóvenes a las armas de fuego y las barreras invisibles que se siguen observando en esta comuna y en el sector de Las Delicias, sobre todo en la Carrera 25 y la Calle 28.La funcionaria también denunció que se están presentando algunos casos de reclutamiento. “Impresionan a los jóvenes con dinero e incluso se hacen amigos de ellos y les dan droga, lo que hace que se involucren en delitos como hurto y porte ilegal de armas de fuego”, sostuvo González.Por su parte, la secretaria de Gobierno, María Eugenia Muñoz, resaltó, dentro de la estrategia adelantada por la Alcaldía contra la criminalidad, la construcción de la nueva sede de la estación de Policía de Palmira, el fortalecimiento del Gaula y la instalación de 70 nuevas cámaras -para un total de 96- y 62 alarmas comunitarias de última tecnología.“Nos falta mucho, pero ya iniciamos la tarea con el acompañamiento de todas las entidades. Esto nos ha permitido mejorar la percepción de seguridad en el municipio”, sentenció.Pradera, entre la guerrilla y las bandas Aunque la tranquilidad ha retornado a este municipio después del atentado con una moto bomba el pasado 16 de enero, que dejó una persona muerta y 61 heridos, casi a diario se escuchan amenazas sobre nuevos ataques contra la Policía y la población.De acuerdo con el Gaula, en esta localidad la situación es muy complicada, toda vez que allí convergen guerrilla en la zona rural, además de bandas criminales y delincuenciales en el casco urbano, las cuales hace dos años se enfrentaron en una guerra sin cuartel, que dejó un número significativo de muertos y desplazamientos internos.“Aquí tenemos dos sectores: Berlín, que es donde están los desmovilizados de la guerrilla, y Comuneros, donde hay exparamilitares. Ellos se peleaban el negocio del microtráfico y la extorsión. Pero con el trabajo del Gaula se logró capturar a los cabecillas y desmantelar esas bandas”, precisó un investigador de la Policía de Pradera. Sin embargo, reconoció que se han disparado los casos de extorsión desde las cárceles, pues los delincuentes se han aprovechando del miedo que dejó en el municipio el último atentado. Por esa razón, la semana pasada se hizo una reunión con los comerciantes, en la que se entregaron algunas recomendaciones para evitar ser víctimas del pago de ‘vacunas’. Por su parte, el secretario de Gobierno de Pradera, Arbey Giraldo, dijo que se ha restablecido el orden público y todas las actividades comerciales han vuelto a la normalidad. Y agregó que en el municipio se presentó una reducción del 74 % en los homicidios: mientras el año pasado hubo 24 muertes violentas, en el 2012 se registraron 96. Entre tanto, en lo que va corrido de este año se han reportado cuatro asesinatos, de los cuales dos ocurrieron por intolerancia.Por su parte, el funcionario explicó que la microextorsión se redujo en un 70 %, aunque reconoció que todavía existen algunos reductos de las bandas que manejaban el negocio. Asimismo, no pudo ocultar su preocupación por la elevada participación de los menores de edad en todos los delitos.Finalmente, confirmó que avanzan los trabajos de construcción de la nueva estación de Policía, que albergará a unos 70 uniformados. “Además, ya se iniciaron los patrullajes de la Brigada Móvil 28 en la zona rural”.En Florida impera la ley del silencioAl igual que Pradera, el municipio de Florida también se ha visto permeado por la acción de las Farc y las bandas delincuenciales. Pero lo que más preocupa a las autoridades es la falta de denuncia de parte de los ciudadanos. “Allá impera la ley del silencio”, dicen.El fenómeno del microtráfico y la microextorsión tampoco es ajeno a Florida, así como la elevada participación de jóvenes, entre los 16 y 18 años, en los delitos.Ricardo Moncada, secretario de Gobierno, reconoció que otro flagelo que tiene azotada a la localidad es el hurto: se presentan hasta diez casos al día. Asimismo, se ha disparado el robo de motocicletas, pues -según las denuncias- un promedio de tres motos son hurtadas en la semana.Sin embargo, en materia de homicidios, las cifras son favorables, ya que en el 2013 se presentó una disminución del 70 %, al pasar de 48 muertes violentas en el 2012 a 30 el año pasado.Pese a esa reducción, la tensión se mantiene en el municipio. “Aquí seguimos en alerta por lo que pasó en Pradera, pero también se vive una zozobra constante por las protestas que se registran en el municipio por el tema del agua para Candelaria y la situación del hospital local”, explicó el Secretario de Gobierno. Y agregó que también preocupa el microtráfico, que se presenta en los sectores de Fajardo, Brisas del Frayle, Villa Nancy II y San Jorge, tras revelar que en la zona rural habría un invernadero para el cultivo de marihuana. “No podemos olvidar que esta zona es un corredor estratégico para la guerrilla porque se comunica con los departamentos de Cauca y Tolima”.Entre tanto, el funcionario anunció la construcción de una estación de Policía para unos cien hombres. “Ya se adquirieron dos terrenos y se confirmó la llegada de 60 miembros del Esmad para reforzar la vigilancia en el municipio”. Los habitantes de Florida esperan que esto ayude a mejorar la seguridad , pues se quejan de los constantes hurtos que se presentan a diario. “Esta semana me iban a robar dos veces, la primera a dos cuadras del parque y la otra por el sector de La Cabaña, donde vivo. Uno tiene que andar pilas acá. Hay mucha policía pero no para la seguridad de los ciudadanos”, sostuvo un habitante.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad