“Pablo Escobar es un nombre que causa dolor”

“Pablo Escobar es un nombre que causa dolor”

Enero 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:

Con una misa en el Cantón Norte de Bogotá se realizó un homenaje a Diana Turbay, la periodista e hija del ex presidente Julio César Turbay. La ceremonia conmemoró los 20 de años de su muerte. Este hecho causó conmoción y rechazo entre quienes la veían como un ícono del periodismo colombiano.j

Con una misa en el Cantón Norte de Bogotá se realizó un homenaje a Diana Turbay, la periodista e hija del ex presidente Julio César Turbay. La ceremonia conmemoró los 20 de años de su muerte. Este hecho causó conmoción y rechazo entre quienes la veían como un ícono del periodismo colombiano y un ejemplo de dedicación.La exitosa vida de la abogada bogotana terminó en tragedia el 25 de enero de 1991. El Cuerpo Élite de la Policía preparó un operativo de rescate el 25 de enero de 1991 en el municipio de Copacabana, Antioquia. En el intercambio de disparos entre secuestradores y autoridades quedó malherida. Murió ese día en un hospital de Medellín.Con la intervención policial el Gobierno buscaba poner fin a cuatro meses de secuestro. Pablo Escobar había ordenado a sus hombres retenerla para protegerse de los operativos militares en su contra y presionar al gobierno del entonces presidente César Gaviria Trujillo por la extradición.El engaño de EscobarEl interés de Diana por contactar a los protagonistas de sus historias, la llevó a caer en una trampa del temido narcotraficante. El 30 de agosto de 1990, la periodista se disponía, junto a su equipo de trabajo del semanario Hoy por Hoy, a entrevistar a Manuel ‘El Cura Pérez’, jefe del ELN en las montañas de Santander. Cuando llegó al lugar del encuentro fue retenida por miembros de los denominados ‘Extraditables’. El objetivo del secuestro era forzar al Gobierno para que tumbara el tratado de extradición con Estados Unidos, al que tanto temían Escobar y sus aliados.Nidia Quintero, madre de Diana, viajó varias veces a Medellín a buscar a Pablo Escobar y a su madre, e incluso les hizo llegar algunas cartas pidiendo la libertad de su hija, pero “nunca hubo respuesta”.Un nombre que no se olvidaCuando Quintero le comunicó a la opinión pública la muerte de su hija, expresó que: “yo pienso que la muerte de Diana no sólo es consecuencia de la criminalidad, de la guerra desatada, de la insensibilidad e insensatez de las personas que se llaman extraditables, sino que en igual proporción es responsable el Gobierno y el señor Presidente”.Hoy la madre de Turbay reconoce que “en ese estado de desesperación y de ira profunda, porque hicieron el operativo que había rogado que no se hiciera, fui muy dura con el Gobierno" Añade que ya no guarda “ningún rencor” y que tampoco siente “odio” por el ya fallecido Escobar, cuyo nombre es para ella “símbolo de dolor” .Después de 20 años, familiares, colegas y amigos la siguen recordando como una gran mujer, aunque para algunos no fue fácil entender lo que sucedió. “En ese momento no entendía lo que estaba pasando y hasta hoy no recuerdo en ese momento haber llorado, las lágrimas y el dolor vinieron después cuando entendí que era no tener mamá y cuando entendí que era algo absurdo. El único culpable de la muerte de mi mamá es Pablo Escobar, el narcotráfico y la violencia” , manifestó Miguel Uribe Turbay, el hijo menor de Diana, que en ese entonces tenía 5 años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad