Otras 11 fugas en Valle del Lili alertan sobre falta de seguridad

Otras 11 fugas en Valle del Lili alertan sobre falta de seguridad

Diciembre 07, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Cerca de cinco menores de edad escaparon del lugar en la noche del lunes. En lo que va corrido del año ya son 52 los jóvenes que han burlado las medidas de seguridad del lugar. Se manejan varias versiones acerca de cómo lograron los adolescentes salir de lugar.

La fuga de otros seis menores de edad que permanecían recluidos en el centro de rehabilitación Valle del Lili enciende de nuevo las alarmas en la ciudad por la falta de control a los adolescentes infractores. En lo que va corrido del año ya son 52 los jóvenes que han burlado las medidas de seguridad del lugar. Aunque se especulaba que eran 20 los fugados, en un comunicado oficial el Instituto de Bienestar Familiar, Icbf, reportó que en realidad fueron once los menores que intentaron escapar. La Policía y algunos docentes lograron recapturar a cinco de ellos, pero aún no se conoce el paradero de los otros seis, que están acusados por hurto, lesiones y homicidios.Ayer se manejaron varias versiones acerca de cómo lograron los adolescentes salir de lugar. Según el Icbf, los infractores traspasaron la reja de la parte frontal del centro, que mide unos cuatro metros. “Esa reja tiene una concertina, que pusimos por petición de la Policía, pero los menores la saltaron e incluso tenemos información de que uno de ellos se lastimó mucho con los alambres”, declaró el director regional del Instituto, John Arley Murillo. Para el funcionario el hecho se presentó debido a la falta de vigilancia que existe en el lugar, pues alega que en el momento de la fuga sólo se encontraban dos policías en el centro, cuando al menos deberían ser seis los encargados de la seguridad. “La vigilancia es tan poca que uno de los menores tuvo tiempo de lastimarse y aún así pudo huir. Si tuvieramos más policías, todos hubieran sido recapturados”. Aunque la Policía Metropolitana de Cali se negó a polemizar las declaraciones del Icbf, algunas fuentes de los uniformados señalaron que la fuga no se hizo por la parte frontal del establecimiento. “Los jóvenes saltaron una de las rejas de la zona lateral del centro. El hecho ocurrió a las 9:10 p.m., cuando supuestamente los menores ya deberían estar durmiendo. La culpa no fue de los policías, porque nosotros estamos afuera”, declaró uno de los agentes que lleva el caso. Según la fuente, al parecer uno de los educadores que estaba encargado del cuidado de los jóvenes no se percató que uno de ellos había quedado fuera de la celda. “Entonces cuando se fueron los docentes, este menor le abrió las celdas a sus otros compañeros”. El juez de Garantías para los Adolescentes, Henry Díaz, criticó que de nuevo el Icbf responsabilice a la Policía por la falta de seguridad del centro de rehabilitación. “El Instituto es el que tiene que brindar todos los controles para evitar que los menores se fuguen. No pueden todo el tiempo echarle la culpa a las autoridades. Se supone que el Icbf hace un contrato de $3.000 para el funcionamiento de este centro y aún así no puede manejar su seguridad”, manifestó. Y es que tan sólo en el mes de octubre pasado otros seis menores se escaparon del centro por esta misma reja de la entrada principal. “El icbf sigue sin hacer nada. En estos tres años que lleva funcionando el Sistema Penal Acusatorio para Adolescentes en la capital del Valle cerca de mil menores infractores se han escapado de Valle del Lili. No pueden ser que dejen salir a la calle a menores que están acusados de homicidio”, declaró Elmer Montaña, ex fiscal de la Casa de Justicia de Aguablanca. El País intentó comunicarse en varias ocasiones con el padre Ramón Arroyave, director de Valle del Lili, pero no fue posible localizarlo. El otro centro, hasta marzoA pesar de la crisis por faltas de cupos para recluir a los menores infractores en la ciudad, aún no se ha iniciado ningún tipo de trabajo en el lote de la antigua cárcel de mujeres El Buen Pastor, donde se planea adecuar el nuevo centro de rehabilitación de menores. El secretario de Gobierno del Valle, Rodrigo Zamorano, informó que el Icbf todavía no ha tomado posesión del predio, donado por la Gobernación. “Esperamos que lo reciban la próxima semana, porque nosotros ya dejamos el bien disponible, aunque siguen contando con la vigilancia del Inpec”. Por su parte, el Director del Icbf anunció que ya se le pidió a la Alcaldía de Cali que inicie las obras de adecuación del lugar. “Nosotros nos vamos a poner en contacto con el Gobierno local para que podamos, con un presupuesto de $2.000 millones, realizar todos los trabajos para que el centro esté listo a más tardar en marzo del próximo año”, explicó Murillo. Se espera que el nuevo establecimiento tenga cupo para 150. adolescentes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad