Organismos internacionales verificaron situación de violencia en Potrero Grande

Organismos internacionales verificaron situación de violencia en Potrero Grande

Febrero 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Organismos internacionales verificaron situación de violencia en Potrero Grande

Los delegados de diferentes entidades hablaron con la comunidad del oriente de Cali sobre la situación de violencia en los barrios.

Representantes de la ONU, la Personería Municipal, la Arquidiócesis, la Defensoría del Pueblo y ONGs, hablaron con la comunidad por la violencia entre pandillas.

Comprobar personalmente la situación que se vive en el barrio Potrero Grande, en el oriente de Cali, con el fin de definir que tipo de ayudas se pueden prestar a sus habitantes, fue el objetivo principal de los representantes de organismos internacionales y nacionales que estuvieron el miércoles en este sector de la Comuna 21 de la ciudad, en una misión humanitaria. En el recorrido, en el cual participaron representantes de las Naciones Unidas, ONG internacionales, la Presidencia, la Defensoría del Pueblo y la Personería Municipal, entre otros, se hizo un reconocimiento de los sectores que componen Potrero Grande, así como algunos barrios aledaños. Daniel Atchebro, coordinador delegado en Cali de las Naciones Unidas, dijo que los organismos internacionales saben de la situación que se vive en este sector. “Sabemos que en Potrero Grande viven personas que han sido desplazadas de otras ciudades, que en ese convivir han tenido dificultades sociales y que producto de eso se ha creado grupos de jóvenes que por medio de la violencia defienden su territorio”, explicó.Ante esto, Atchebro dijo que luego de haber escuchado a la comunidad, se estudiará la situación y luego de un tiempo se harán sugerencias de planes e intervención social a la Administración Local y el Gobierno Nacional, que puedan contribuir a mejorar la convivencia.Los habitantes coincidieron en que lo que más necesitan son oportunidades de estudio, empleo y procesos sociales y culturales con todos los vecinos, en especial con los jóvenes, para evitar que caigan en la violencia.Kelly Palomeque, habitante del sector 9 de Potrero Grande, ayer pidió una intervención social que le devuelva la tranquilidad al barrio. “Hace unos días abandoné mi casa y me fui con mi esposo y mis tres hijos para donde un familiar en otro barrio. Pero quiero volver, estar segura de que nada malo le va a pasar a mis hijos, de que no van a morir en medio de un enfrentamiento entre pandillas”, expresó esta mujer de 29 años de edad.Los jóvenes tuvieron oportunidad de hablarle a los organismos internacionales. Fue el caso de José, de 17 años de edad, que pidió condiciones dignas para vivir, pues mostró que en su casa, de una habitación y en la que se ven impactos de tiros en las ventanas, han llegado a vivir hasta diez personas.“De esta manera están viviendo muchas personas que conozco, gente que llega desplazada de otras partes e incluso del mismo barrio producto de la violencia de los grupos delincuenciales. Esto lo cuento porque es hora de que las cosas cambien y tal vez está sea una oportunidad para ello”, expresó José.Igor Correa, asesor del sistema Nacional de Derechos Humanos y DIH de la Presidencia, dijo que la impresión que se llevan es de una comunidad que necesita ayuda de manera urgente y que se trabajará para que esto sea una prioridad para el Gobierno.El personero de Cali, Andrés Santamaría, señaló que “lo que se buscó con la misión humanitaria fue que los organismos internacionales y nacionales se enteraran de la situación en este barrio, en esta comuna y puedan proponer soluciones para el beneficio de toda la comunidad”.Sin embargo, un miembro de otra organización local de DD. HH, aseguró que aunque la iniciativa es bien intencionada, una visita internacional pueden generar falsas expectativas en la comunidad, así como dañar procesos que ya se venían adelantando en el sector porque los líderes se han dividido al pensar en los recursos económicos.Polémica por cifrasDurante la misión humanitaria, la Personería Municipal entregó una serie de documentos, con cifras de los homicidios en el sector. Uno de ellos dice que este año van 70 asesinatos allí. Al conocer el documento, el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero expresó: “Veo con grandísima preocupación que un documento preparado por la Personería, donde describe la situación de la comuna 21, para presentársela a una misión internacional, tenga inexactitudes gravísimas, como por ejemplo, decir que en ese sector han ocurrido 70 muertes violentas en lo que va corrido del año, eso es absolutamente falso, cuando el dato cierto es que en la comuna 21 van 4 homicidios en este año”.El alcalde Guerrero admitió que “hay muchas cosas por resolver, sí, es un sector deprimido de la ciudad, pero se ha hecho un esfuerzo muy grande, con el apoyo de la comunidad y la sociedad civil y es necesario reconocerlo”.Frente a esto, el Personero reconoció que se presentó un error en las cifras del informe, pero pidió que “ese error no opaque la importancia de la visita para trabajar conjuntamente en una compleja situación de un sector, que tiene una debilidad institucional”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad