Operativos en oriente de Cali contra 'Los Buenaventureños' dejan 23 capturados

Noviembre 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Operativos en oriente de Cali contra 'Los Buenaventureños' dejan 23 capturados

El operativo de la Policía se está llevando a cabo en las invasiones de la Comuna 15 con el fin de capturar a varios integrantes de la estructura criminal 'Los Buenventureños'.

El operativo 'fantasma' en las invasiones de la Comuna 15 de Cali tiene como propósito hacer efectivas 13 órdenes de captura emitidas por la Fiscalía.

Un grupo de más de 600 policías se tomaron en la madrugada de este jueves el sector conocido como El Valladito de la comuna 15, en el oriente de Cali, en un operativo 'fantasma' que deja hasta el momento 23 capturados.Según informó el comandante de la Policía de Cali, coronel Hoover Penilla, el operativo se lleva a cabo para hacer efectivas 13 órdenes de captura por homicidios expedidas por la Fiscalía contra varios individuos sindicados de pertenecer a la estructura criminal denominada 'Los Buenaventureños'. El operativo, agregó Penilla, consistió en la toma de la invasión El Valladito, un sector marginal del oriente de Cali con fuertes problemas de criminalidad, con el fin de buscar casa por casa a cada uno de los presuntos homicidas. Entre los capturados se encuentran alias El Buey o lágimas, de25 años; 'mono beckan' 23 años; 'pescado' 21 años; 'wey' 27 años; 'trenzas', 28 años; 'el mono', 19 años; 'cigüeño' 19 años; y tres menores de 16 años. Varios de ellos están siendo investigados por una serie de desmembramientos que se han presentado en el sector. El operativo ha permitido también la incautación de una granada de fragmentación, munición, armas cortas, tres silenciadores y varios kilos de estupefacientes, entre los que se cuentan marihuana y cocaína. Los Buenaventureños De acuerdo con el comandante de la Policía de Cali, coronel Hoover Penilla, 'Los Buenaventureños' son una estructura criminal dedicada al microtráfico, al asesinato selectivo y al cobro de microextorsiones en el oriente de Cali. Según Penilla, 'Los Buenaventureños' cobran extorsiones a las personas que habitan en la zonas de invasión de Brisas de Comuneros y El Valladito por el hecho de vivir en ese lugar, además de cobrar una especie de vacuna diaria a los comerciantes de la Comuna 15.Pero, ¿quiénes son 'Los Buenaventureños', de dónde llegaron, cómo se establecieron en esas invasiones?De acuerdo con varias fuentes policiales, se trata de un grupo de aparición reciente que surgió luego de los enfrentamientos entre la banda criminal 'la Empresa' de Buenaventura y 'los Urabeños', desde finales del año pasado. Esos enfrentamientos habrían debilitado a 'la Empresa', cuyos integrantes se trasladaron hacia Cali y formaron la banda 'los Buenaventureños'. Otros investigadores afirman que se trata de una pandilla que habría venido delinquiendo en el oriente de Cali hace varios años y que poco a poco fue haciéndose más fuerte, sobre todo por su vinculación con bandas criminales. Un hombre que trabaja con familias desplazadas por la violencia en el oriente de la ciudad, dice que, aunque es cierto que 'los Buenaventureños' existen hace varios años en Cali, fue desde el aniquilamiento de 'la Empresa' que se fortalecieron y se convirtieron en lo que son ahora. Según el hombre, hace algo menos de dos años, 'los Buenaventureños', renovados por hombres que llegaron desde Buenaventura, exactamente de la zona baja del puerto, el Piñal, Lleras y Bajamar, iniciaron una especie de campaña del terror para dominar las líneas del microtráfico y la extorsión en las comunas 21, 15, 14 y 13 del oriente de Cali. Inicialmente, el grupo criminal se instaló en la invasión que colinda con el barrio El Vallado, Brisas de Comuneros, en donde se enfrentaron con las pandillas 'los del Medio', 'Palmas de Milor' y 'los Haitianos' para ingresar a la zona y empezar el control del microtráfico y la microextorsión. En esa zona más de 20 homicidios se les atribuyen a 'los Buenaventureños' en el 2013, de quienes, a mediados de este año, capturaron a alias Danilo y a alias Alan, dos de sus presuntos cabecillas. Allí mismo, en Brisas de Comuneros, 'los Buenaventureños' empezaron a ejercer la extorsión como método intimidatorio, pues uno de sus propósitos era acaparar una grande zona de la extensión que les permitiera controlar el microtráfico y el tráfico de armas. En menos de dos meses luego de su llegada, 'los Buenaventureños' empezaron a extorsionar las tiendas, supermercados y todo tipo de negocio en los barrios El Vallado y Ciudad Córdoba, en donde cobran entre $2.000 y $5.000 a diario. En El Vallado, según cifras que maneja la Junta de Acción Comunal, al menos seis personas han sido asesinadas por el no pago de extorsiones y 20 familias han sido desplazadas. En mayo de este año, la Personería de Cali denunció que en la invasión más de 300 familias se habían desplazadopor las constantes amenazas y el cobro de extorsión de 'los Buenaventureños'. Una vez establecidos en Brisas de Comuneros, que sería su centro de operaciones, 'los Buenaventureños' fueron extendiéndose poco a poco hasta llegar a la Comuna 21, exactamente a los barrios Decepaz y La Casona. En Decepaz, luego de asesinar a varios de los líderes de algunas de las pandillas, se adueñan del negocio de extorsión a los buses y jeeps. Según la fuente, cada bus y jeep que transita por Decepaz, debe pagar $1,000 por vuelta. Asimismo, 'los Buenaventureños' empiezan a ejercer la extorsión a cada uno de los establecimientos comerciales del barrio: cada casa de chance paga $2.000; cada negocio independiente, de arepas, empanadas, fritanga, paga $2,000 a diario; y las tiendas y graneros, pueden pagar hasta $30.000 a diario. Establecido su dominio en Decepaz, 'los Buenaventureños' continúan hacia el barrio La Casona. Allí, antes de su llegada, el control del microtráfico y las extorsiones estaba a cargo de un grupo que se hacía llamar 'los Cortés'. 'Los Buenaventureños' habrían asesinado al menos a cinco de 'los Cortés' y habrían informado a la Policía de al menos otros tres para que fueran capturados y, de ese modo, se apoderaron de la línea del microtráfico en ese barrio. Esa campaña sangrienta, en la que varias personas fueron decapitadas y otras tantas fueron desmembradas como método intimidatorio y marca de 'los Buenaventureños', habría durado unos cinco meses. Cinco meses durante los cuales la banda criminal se apoderó de gran parte del microtráfico del Oriente e instauró una suerte de reinado del miedo a través de la extorsión. Algunos investigadores de la Policía concuerdan en que 'los Buenaventureños' serían el grupo más fuerte al servicio de 'los Urabeños' en el oriente de Cali y que el propósito de controlar el microtráfico en el oriente sería una orden dada por los cabecillas de esa organización. 'Los Buenaventureños', señores de la extorsión El comandante de la Policía del Gaula Valle, coronel Javier Navarro, admite que 'Los Buenaventureños' son los responsables de la extorsión en toda la zona de invasiones en el oriente de Cali. Un conjunto de invasiones que podría contener más de 5.000 familias.En Petecuy, al nororiente de la ciudad, sobre la margen del río cauca, hay una zona abandonada, compuesta por ranchos sucios a medio hacer de latas, trozos negros de madera, plásticos, basura. La zona se llama cinta larga y comprende más de un kilómetro al borde del río. No figura en ningún lugar, en ningún documento público, en nigún archivo de planeación, en los planes de la ciudad. Según el coronel Navarro, Cinta Larga es uno de los expendios de droga más grande del nororiente de Cali. Ese expendio de droga, según investigadores de la Policía, habría estado siendo manejado hasta marzo de este año por 'los Buenaventureños'. Otro investigador afirma que alias Palustre, jefe sicarial de 'los Rastrojos', estaría al mando de al menos tres grupos criminales en Petecuy: 'los de Petecuy 3', 'los de San Luis' y 'los del Humo'. En marzo de este año, una mujer que se movilizaba de Cali hacia Buenaventura fue asesinada en Petecuy. La mujer, dice un hombre del barrio, era la madre de alias Alan, cabecilla de 'los Buenaventureños' que sería capturado meses después por la Policía, y la encargada de la logística del grupo, de traer la droga desde el Cauca y distribuirla en la ciudad. Ese día de marzo marcó el inicio de lo que sería una ofensiva de 'los Rastrojos' contra 'los Buenaventureños' con el objetivo de controlar el tráfico de drogas en la zona de Cinta Larga. En menos de un mes, bajo la orden de 'Palustre', 'los de Petecuy 3', 'los de San Luis' y 'los del Humo', asesinaron a más de 15 integrantes de 'los Buenaventureños' y tomaron poder del expendio. Sin embargo, 'los Buenaventureños' no fueron eliminados totalmente: ese fue el comienzo de las extorsiones en las invasiones de Cali.Un habitante de la zona dice que desde que el control del microtráfico fue tomado por 'Palustre' en Cinta Larga, se iniciaron las extorsiones. Una vez el grupo criminal de 'los Buenaventureños' se quedó sin la fuente de ingresos que constituía para ellos la venta de drogas, empezaron a extorsionar las casas de Cinta larga, así como todos los negocios cercanos a la zona, legales e ilegales. “Mire, en la zona de Petecuy más cercana al río, que es por donde operan 'los Buenavenureños', todo el que tenga un negocio debe pagar entre $2 mill y $5 mil diarios. Hay tiendas que están pagando $25 mil a diario. ¿Se imagina? Eso es casi que la ganancia”, dice el hombre A. Pero la extorsión en Cinta Larga va más allá. Según varios habitantes del sector, en esa zona hay dos mataderos de caballos y un quemadero de huesos. En cada uno de mataderos clandestinos, estarían matando un promedio de 15 caballos a diario cuya carne es comercializada en varias plazas de mercado de la ciudad y en los barrios marginales.“Imagíneselo así. 15 caballos a diario de los que pueden sacar hasta 50 kilos de carne para la venta. Carne vendida a precio de carne de res. Esos 50 kilos de carne podrían dar más de $200 mil. Entonces ese es un buen nicho para extorsionar. Allá, en cada uno de esos mataderos y en los quemaderos de huesos, 'los Buenaventureños' cobran $50 mil diariamente”. De modo que, haciendo los calculos del dinero de la extorsión, se tendría algo más o menos así: $150 mil pesos a diario por los mataderos y el quemadero de huesos, y $125 a diarios por al menos 5 tiendas que pagan $25 mil cada día. Es decir que semanalmente las extorsiones les reportan más de $2 millones a 'los Buenaventureños', solo en Cinta Larga y sin contar el dinero por las extorsiones a viviendas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad