ONU pide 'prender alarmas' en Colombia por asesinato de líderes sociales

ONU pide 'prender alarmas' en Colombia por asesinato de líderes sociales

Marzo 18, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Colprensa
Vigilia asesinados colombia

Durante 2017, el organismo registró 441 ataques a defensores de derechos humanos y líderes, incluyendo 121 asesinatos.

Colprensa

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresó su preocupación por el aumento de asesinatos de defensores de derechos humanos, incluyendo a líderes sociales y comunitarios.

Durante 2017, la Oficina registró 441 ataques, incluyendo 121 asesinatos.
Estos últimos incluyen a 84 defensores de los derechos humanos que ejercían liderazgo, 23 miembros de movimientos sociales y políticos y 14 personas muertas durante las protestas sociales.

El organismo internacional también registró 41 intentos de asesinato; 213 amenazas; 61 violaciones de los derechos a la intimidad y la propiedad; cuatro desapariciones forzadas; y la violación sexual de una mujer activista.

Lea también: 'Presidente Santos firmará decreto para proteger a líderes sociales'.

Las categorías de defensores más afectadas son líderes comunitarios, indígenas, campesinos, afro-colombianos y sindicales; y las regiones donde más se vulneran estos derechos son Antioquia (13 casos) y Cauca (11). Asimismo, el 62 % de los asesinatos ocurrió en zonas rurales, el 24 % en ciudades cercanas a zonas de conflicto y el 14 % en las ciudades principales.

El informe revela que el 64 % de los asesinatos se presentó en zona de conflicto, donde hacía presencia del desmovilizado grupo de las Farc-EP.
De acuerdo con el informe, estos casos ocurrieron debido a la falta de presencia estatal y demoras en la implementación del acuerdo de paz, lo que permitió el ingreso de grupos ilegales y grupos criminales, que buscaban asumir el control de las economías ilegales provocando aumento en la violencia.

“Aparentemente, varias víctimas fueron asesinadas por apoyar las políticas derivadas del Acuerdo, como la sustitución de cultivos ilícitos y la reforma rural integral. Esto constituye una nueva tendencia en los móviles de los asesinatos”, se lee en el informe.

Aseguró que en años anteriores la muerte de defensores de derechos humanos se registraba por oponerse a las políticas de Gobierno, no por apoyarlas.

“Los presuntos autores materiales de los asesinatos fueron principalmente miembros de grupos criminales, que posiblemente incluyen a exmiembros o antiguas estructuras de organizaciones paramilitares en 54 casos”, confirmó la Oficina.

El informe reveló que al ELN se le adjudican cuatro asesinatos, al desmovilizado grupo de las Farc, tres casos; mientras que el Ejército Popular de Liberación cuenta con un solo reporte. Por su parte, las bandas criminales tienen registro de 19 casos y miembros de la Fuerza Pública tres.

Lea también: 'Unión Europea lanza alerta por ataques contra líderes sociales en Colombia'.

Según la Oficina, por estos hechos, miembros de la Policía y del Ejército están siendo investigados por 14 asesinatos cometidos durante las protestas sociales. En octubre, siete manifestantes fueron asesinados en Tumaco, (Nariño), en el marco de la movilización en contra de la erradicación forzada.

“En el último trimestre de 2017, la ONU registró cuatro masacres en el contexto de disputas por el control de economías ilícitas en antiguas zonas de influencia de las Farc-EP (en Nariño y Cauca)”, aseguró el informe.

En relación a ello, la Oficina del Alto Comisionado acogió con satisfacción la acción de la Fiscalía General de la Nación de priorizar las investigaciones que se adelantan alrededor de los asesinatos de los líderes sociales. Del mismo modo, celebró las 15 sentencias emitidas desde 2015 relacionadas con estos delitos, incluyendo cinco en 2017.

Sin embargo, considera, que si bien se ha avanzado en la identificación del autor material de estos delitos, en la mayoría de los casos los autores intelectuales no han sido identificados.

Ante estos casos, recomienda que se modifiquen las medidas de protección en zonas rurales y se fortalezcan las medidas de protección colectiva para indígenas y afrocolombianos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad