ONU denuncia uso de menores para el tráfico de drogas en Cali

Marzo 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
ONU denuncia uso de menores para el tráfico de drogas en Cali

Christian Salazar Volkmann, alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia también advierte sobre “cifras escalofriantes” de desaparecidos en Buenaventura.

En su visita a Cali, Christian Salazar Volkmann, alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia, llamó la atención sobre la utilización de menores para el tráfico de drogas, la impunidad en los casos de desaparición, la violencia sexual por parte de los grupos armados y la creciente cifra de homicidios de miembros de la comunidad Lgtb en la región.“Hemos registrado en Cali nuestra preocupación por la situación en las escuelas, de lo que se está haciendo con los jóvenes para que trafiquen drogas. Es un problema muy serio”, advirtió Salazar.El representante de la ONU explicó que el microtráfico es un fenómeno relativamente nuevo en el país y que a medida que crece el mercado local, los mayores perjudicados son los niños y jóvenes “porque pueden volverse adictos, son reclutados, las niñas son usadas para la prostitución forzada y violentadas sexualmente”.Para el alto funcionario la solución a esta creciente amenaza no está en el endurecimiento de penas. “Es una medida que no ha funcionado en ninguna parte del mundo. Además nos encontramos con que la Policía y la Fiscalía están desbordadas”.Salazar planteó que para alejar a los jóvenes del tráfico de drogas se deben crear espacios de autocontrol. “Ese tema hay que abordarlo con el fortalecimiento de los personeros escolares para que los mismos jóvenes tengan vigilancia, control y conciencia. En Cali no hay campañas contra las drogas, ni concientización, ni herramientas para que los estudiantes puedan autoprotegerse en las escuelas. Eso no lo resuelve todo, pero los jóvenes escuchan a los otros jóvenes más que a sus papás o profesores”.Alarma en el PuertoIngrid Arroyo Álvarez, personera de Buenaventura, informó que el número de desapariciones en el municipio es “preocupante. “De 82 denuncias de personas desaparecidas en el 2010, 33 personas aparecieron vivas y cinco muertas”.La Personera explicó que muchos de estos casos corresponden a la desaparición forzada y reclamó más resultados de los organismos judiciales.El Alto Comisionado de la ONU señaló que “Buenaventura es uno de los centros de la desaparición en el país, con cifras escalofriantes. Después de 1996 son más de mil personas desaparecidas y no se sabe qué pasó con 454, es casi la mitad y el patrón continúa”.Otra situación que también preocupó a Christian Salazar es que “el grado de impunidad que calificó de muy alto, así como no hay reparación ni atención a las víctimas. Hay que ampliar las indagaciones y el número de investigadores”.Sobre la impunidad en el Valle también alertó que aún no se han investigado los asesinatos de 29 integrantes de la comunidad Lgtb en Cali, Tuluá y Palmira.Pedro Julio Pardo, director ejecutivo de la Fundación Santamaría, manifestó que según los datos de su organización la cifra asciende a 43 y que “no es que esto sólo pase en el Valle sino que el proceso de denuncia es más estructural”.Violencia sexualSalazar dijo que a la institución no se han reportado casos de violencia sexual en el Valle por parte de actores armados, pero añadió que no podían ser descartados. “En la región hay guerrilla, ‘Rastrojos’ y ‘Paisas’, el único problema no es sólo por narcotráfico, además de las desapariciones hay violencia sexual y prostitución forzada”, comentó el Alto Comisionado.El informe de la ONU indica que de 51.616 casos de violencia sexual denunciados a la Fiscalía, sólo 42 han sido confesados. Los departamentos en los que la ONU tuvo conocimiento de violaciones en el 2010 de grupos de ex paramilitares fueron Antioquia, Putumayo, Cauca y Córdoba.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad