Oleada de homicidios en Tuluá estaría relacionada con microtráfico

Oleada de homicidios en Tuluá estaría relacionada con microtráfico

Agosto 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Oleada de homicidios en Tuluá estaría relacionada con microtráfico

la situación de orden público en Tuluá parece estar fuera de control. Según el mayor Wilmer Yesid Rodríguez, comandante de la Policía en Tuluá, al parecer estas muertes obedecen a ajustes de cuentas entre bandas delincuenciales.

En los primeros cinco días de agosto se presentaron cinco casos de homicidios en la localidad.

Las autoridades de Tuluá aseguraron que la oleada de muertes violentas que actualmente vive la localidad se debe a una guerra por el control del microtráfico de estupefacientes.En los primeros cinco días del mes de agosto, sicarios le quitaron la vida a cinco personas. Casi todas las víctimas eran jóvenes que no sobrepasaban los 22 años.El primer hecho de sangre se registró el lunes, antes de las seis de la tarde, en la Carrera 27 frente al número 32-39 en el barrio Salesianos.En ese sitio, sicarios motorizados acabaron con la vida de José Edwin Ocampo Ospina, un ebanista de 36 años, quien había pertenecido a la Policía Nacional, como funcionario de la Sijín en Buga.El hombre, que vivía en el barrio Rojas de Tuluá, se movilizaba por ese sector a bordo de una motocicleta Honda C-90 de color rojo cuando fue sorprendido por los criminales.Aunque en el lugar de los hechos fueron halladas nueve vainillas calibre nueve milímetros, el comandante encargado del Segundo Distrito de la Policía, mayor Wilmer Yesid Rodríguez, dijo que a la víctima le propinaron cuatro disparos en la cabeza.Tres horas más tarde, a las 9:35 p.m., pero en la Calle 5ª con Carrera 22 del barrio Internacional, desconocidos atentaron contra la vida de un joven identificado como Jhon Alexánder Vinasco, de 18 años, más conocido en ese sector como “Jalisco”.Gravemente herida, la víctima, a quien le propinaron tres disparos en la cabeza, fue trasladado en una patrulla de la Policía hasta el Hospital departamental Tomás Uribe Uribe a donde llegó sin signos vitales.Testigos del hecho dijeron que los agresores fueron dos personas muy jóvenes que se movilizaban en una motocicleta de la cual las autoridades ya poseen sus características.La racha criminal continuo en la madrugada del pasado viernes en el sector de La Variante, en la Carrera 40 con Calle 27 en donde un par de encapuchados acabaron con la vida de una pareja que se encontraba en ese lugar.Según la Policía, una de las víctimas había sido objeto de un atentado criminal hace aproximadamente dos años. En el sitio de los hechos murió Mateo Murillo Pérez, de 19 años, un estudiante de gastronomía del Sena, quien había acabado de llegar a ese sitio a bordo de una motocicleta BWS en compañía de una mujer identificada como Alejandra María Arbeláez Bolívar, de 34 años. Testigos ocasionales manifestaron que la pareja se encontraba sentada en un muro tomándose un tinto cuando de repente irrumpió un par de sicarios quienes sin mediar palabra procedieron a balear a estas personas. Debido a la gravedad de las heridas falleció de manera inmediata, Mateo Murillo mientras que Alejandra María murió tres horas después en el Hospital departamental Tomás Uribe Uribe ubicado muy cerca del lugar de los hechos hasta donde fue trasladada con cinco heridas de bala pero un disparo que se le alojó en el abdomen fue el que le causó muerte.Con el asesinato de un joven en el barrio Victoria, el viernes en horas de la tarde, se elevó a cinco el número de personas asesinadas en las calles de Tuluá en lo que va corrido del mes de agosto.Esta vez los sicarios actuaron a plena luz del día, en la Carrera 34 con Calle 34 en el tradicional barrio Victoria.La víctima de este hecho fue identificada como Franier Mauricio Nohama Rojas, de 21 años, a quien le propinaron varios disparos en diferentes partes del cuerpo.Disparos al aire alteran el orden durante sepelioAyer, minutos después de que se realizara el sepelio del joven asesinado el pasado fin de semana en el barrio Victoria, familiares de la víctima protagonizaron un incidente con la Policía.En medio del sepelio, que se llevó a cabo en el cementerio Campo de Paz Los Olivos, varias personas hicieron disparos al aire, por lo que fueron requeridos por la Policía.Los individuos, que se movilizaban en un automóvil Chevrolet Optra de color negro y de placas CPY-279 de Cali emprendieron la fuga, pero fueron alcanzados por los uniformados en la Carrera 34 con Calle 35, en donde según el comandante del Segundo Distrito, teniente coronel Luis Fernando Peralta, se enfrentaron con las autoridades.En la acción, dos personas fueron capturadas y dos armas de fuego incautadas y puestas a disposición de la Fiscalía por el delito de porte ilegal de armas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad