Ola de ataques de las Farc complica situación de orden público en Valle, Cauca y Nariño

default: Ola de ataques de las Farc complica situación de orden público en Valle, Cauca y Nariño

En las últimas 24 horas, las Farc han atentado contra varias torres de energía y un puente de la vía Panamericana en el departamento del Cauca, así como contra la infraestructura eléctrica del Valle y Nariño.

Ola de ataques de las Farc complica situación de orden público en Valle, Cauca y Nariño

Agosto 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

En las últimas 24 horas, las Farc han atentado contra varias torres de energía y un puente de la vía Panamericana en el departamento del Cauca, así como contra la infraestructura eléctrica del Valle y Nariño.

Una serie de hostigamientos y atentados, que habrían sido perpetrados por las Farc, han afectado la infraestructura eléctrica y vial de los departamentos de Valle, Cauca y Nariño, en las últimas 24 horas.La difícil situación de orden público en el suroccidente del país ha dejado sin servicio de energía a varios municipios del norte del Cauca, así como a Buenaventura y Tumaco en el Pacífico colombiano. Igualmente, se afectó el paso en la mañana de este viernes por la vía Panamericana, a causa de un carro bomba detonado en el puente del río Piendamó.Los hechos en esta parte de Colombia fueron rechazados por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien ordenó a las autoridades militares y de Policía aplicar los correctivos necesarios para impedir el accionar de la guerrilla. "Hemos dado instrucciones para que fortalezcan los dispositivos y minimicen el accionar bárbaro de estos terroristas. Se tomarán correctivos y decisiones para impedir el fortalecimiento de la actividad terrorista", dijo Pinzón en Popayán. El ministro insistió en que la guerrilla se mezcla con la población civil por lo que pidió a la ciudadanía que denuncie hechos sospechosos para actuar."Ese grupo terrorista está en una escalada cruel contra el pueblo colombiano a través del uso de explosivos (…) hay que decir que los terroristas transitan por las calles, se mezclan entre la comunidad y se requiere la denuncia ciudadana, se requiere que los ciudadanos nos ayuden a anticipar la barbarie de estas organizaciones criminales", dijo.Situación en el Valle del CaucaEn el Valle del Cauca, los ataques de las Farc han sido contra la Fuerza Pública y la infraestructura eléctrica en Buenaventura y el centro del departamento.La situación en Buenaventura obligó a decretar el toque de queda desde las 10:00 p.m. de este viernes en el municipio, como una de las medidas de seguridad adoptadas tras un atentado que dejó sin energía a los habitantes del Puerto.Además, se decretó la Ley seca, que comienza a regir desde las 7:00 p.m., la prohibición del porte de armas de fuego y el acuartelamiento de las fuerzas policiales y de la Armada."Estas medidas se levantarán cuando regrese el fluido eléctrico; se busca con ello ayudar a preservar la paz en la ciudad y que no se presenten alteraciones del orden público", dijo Ledis Torres Copete, secretaria de Gobierno de Buenaventura.La decisión se tomó luego del corte del fluido eléctrico, registrado desde las 12:53 del mediodía de este viernes, el cual, al parecer, es producto de la voladura de la torre de energía número 20, ubicada en el corregimiento de Aguaclara, en la antigua vía al mar."Sabemos que fue una afectación física, pero esperamos llegar a la zona para precisar la dimensión del daño", dijo la Epsa, al tiempo que aseguró que se prestará el servicio de urgencia a entidades de salud y de servicios públicos. El coronel Nelson Ramírez, comandante de la Policía Valle, aseguró que se investigan las causas del corte, que afecta a 400.000 personas en el Puerto. El coronel Gonzalo Aladino, comandante de la Brigada Fluvial de Infantería de Marina, dijo que "vamos a mirar la zona del atentado muy cuidadosamente, pues tememos que la hayan sembrado de minas; deber ser un trabajo muy dispendioso para poder que los técnicos lleguen a la zona". Agregó que "no podemos pronosticar cuándo se restablecerá el servicio, pues todo depende de cómo encontremos la zona dinamitada por el 30 Frente de las Farc". "Es un hecho lamentable, hace falta agilizar el proceso de instalaciòn de una segunda línea de interconexión, para no seguir sufriendo estas consencuencias de los apagones", manifestó Alexander Micolta, director de la Cámara de Comercio de Buenaventura. Los ataques de las Farc no se limitaron a las instalaciones de energía. Hacia el mediodía de este viernes, un grupo de subversivos disparó contra una patrulla de la Policía de Carreteras, cuando se desplazaba por la carretera Cabal Pombo, cerca de Cisneros, en Buenaventura. Según reportaron las autoridades, en el hecho no resultaron heridos agentes de la Policía. Otro atentado contra la infraestructura eléctrica del Valle se presentó en la noche del jueves, cuando presuntos guerrilleros de la columna Alirio Torres de las Farc incineraron nueve vehículos y atacaron la central hidroeléctrica Alto Tuluá, recientemente inaugurada por la Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, ubicada en la zona montañosa entre los municipios de Buga y Tuluá.El ataque, que dejó pérdidas superiores a los $200.000 millones, dejó fuera de servicio la central hidroeléctrica, la cual dejó de producir 20 megavatios, que beneficiarían a una población de 100.000 habitantes.Además, a dos kilómetros de este sitio, a la altura del corregimiento Crucero-Nogales, los guerrilleros incineraron siete vehículos. Entre los carros quemados hay seis volquetas de propiedad de la firma contratista que construye el proyecto Tuluá Bajo, dos camionetas Chevrolet Dmax, último modelo de la empresa Operaciones Logísticas, un camión Turbo y una mezcladora de concreto o mixer, de marca Mack de la cementera Argos.Dos de los vehículos fueron incendiados en la vereda La Florida, ubicada a varios kilómetros de distancia de la central hidroeléctrica, pues al parecer en esas camionetas huyeron los subversivos. Asimismo, los guerrilleros detonaron un artefacto explosivo en la bocatoma, en donde destruyeron la caseta de operaciones e incendiaron un campamento en donde duermen los trabajadores de este proyecto hidroeléctrico.Habitantes de ese corregimiento, ubicado a dos horas de Buga, dijeron que los responsables de estos hechos hacían parte de un grupo de aproximadamente diez guerrilleros, entre hombres y mujeres que vestían de camuflado y utilizaban armas de largo alcance. “Ellos primero hicieron una reunión en el caserío y ahí fue cuando les dijeron a los conductores que pusieran los carros en fila que los iban a quemar”, indicó un campesino de la zona.“Eso fue muy impresionante, inicialmente escuchamos tres explosiones muy fuertes que hasta la tierra cimbró”, manifestó otro habitante del corregimiento Crucero-Nogales. Según Óscar Iván Zuluaga, gerente general de la Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, los atentados se registraron hacia las 7:00 p.m. del jueves y la planta dejó de operar una hora después.“Por fortuna estos daños no afectaron el servicio que prestamos en el resto del departamento”, indicó el directivo. A su turno, Jorge Rendón Martínez, jefe del Proyecto, dijo que esta situación es inexplicable, pues nunca las empresas contratistas ni la interventoría habían sido “notificados” por parte de la guerrilla, ni tampoco son objeto de amenazas por parte de los subversivos.“El proyecto se venía desarrollando normalmente, pues hemos cumplido con todos los compromisos ambientales y con la comunidad”, manifestó el funcionario.Por su parte, el gobernador encargado del Valle, Jorge Homero Giraldo, dijo que la Fuerza Pública ya ha controlado la situación. “Se trata de un caso aislado de desorden público que está bajo el control de las autoridades. Sin embargo, ante los hechos, se aumentará la presencia de militares en las subestaciones eléctricas del departamento” manifestó Giraldo.Tumaco estará siete días sin luzLas autoridades del departamento de Nariño confirmaron que en la mañana del viernes presuntos subversivos de las Farc detonaron explosivos al pie de dos torres eléctricas, ubicadas en la vereda La María del municipio de Tumaco. El atentado dejó sin energía a los habitantes de Tumaco, según confirmó Hernán Cortes, secretario de Gobierno del municipio. "Este atentado de las torres eléctricas fue en la vía Tumaco-Pasto y al parecer es de las Farc", que serían de la columna Daniel Aldana. El funcionario agregó que los 187.000 habitantes del municipio están sin energía, pero que el atentado no provocó víctimas. El daño podría extenderse por siete días.Serie de atentados en el CaucaLos ataques más recientes en el departamento del Cauca, ocurridos entre las 6:00 a.m. y 9:00 a.m. de este viernes, se registraron en varias torres de energía de los municipios de Tierra Sentada, Timbío y entre Morales y Piendamó, según informó el comandante de la Policía del Cauca, coronel Ricardo Augusto Alarcón. "En el sur del departamento tenemos tres situaciones: una en el municipio del Timbío, donde atentan contra la torre 50, ubicada en la vereda La Guaca, y otra en el municipio de Piedra Sentada, donde atentan contra las torres 96, 97 y 101, en la vereda de Piedra Seca. Hasta el momento no tenemos reporte de pérdida del fluido eléctrico en Timbío", dijo el coronel Alarcón. Además, el oficial reportó que los subversivos detonaron otra torre eléctrica que se encuentra entre los municipios de Morales y Piendamó. Según fuentes consultadas por este medio, entre los municipios de Balboa y Argelia, en el sector del puente del río Ovejas, en la mañana de este viernes también se han presentado enfrentamientos entre uniformados de la Fuerza Pública y guerrilleros de las Farc.Otro atentado, que afectó la movilidad por la vía Panamericana, se presentó hacia la 1:35 a.m. en el kilómetro 27 de esta carretera, a la altura del puente del río Piendamó. "Aquí es utilizado un vehículo tipo camioneta Toyota, que de acuerdo de los reportes que hemos tenido de nuestros técnicos y profesionales de investigación criminal, había sido hurtado en mayo, en Corinto, Cauca", explicó el coronel Alarcón. Los subversivos detonaron aproximadamente 350 kilos de explosivo R1. La Policía investiga si el ataque iba dirigido contra la infraestructura del puente o si los explosivos iban a ser detonados al paso de alguna unidad de la Policía o el Ejército. Por su parte, el comandante de la Policía de Carreteras, mayor Gilberto Pulido, afirmó que las ondas explosivas afectaron al menos cinco casas ubicadas en los alrededores del puente. Agregó que en el transcurso de la mañana se habilitaron dos carriles para solucionar los problemas de movilidad hacia el sur del país, causado por el cráter que dejó la explosión. La serie de atentados comenzaron en la tarde de este jueves, cuando por lo menos nueve municipios del norte del Cauca, entre los que se encuentran Timbío, Miranda, Silvia y Puerto Tejada, se quedaron sin el servicio de energía debido a la detonación de tres artefactos explosivos en la subestación eléctrica del Ingenio La Cabaña, ubicada en el municipio de Guachené.El hecho se presentó hacia las 5:50 p.m., cuando dos hombres dejaron frente a la subestación de energía un Mazda color rojo con 300 kilos de explosivo R1 y una Toyota color blanco (que había sido robada el 4 de agosto en Cali), cargada con cilindros bomba. El coronel Alarcón aseguró que la camioneta tenía instalada cuatro rampas para el lanzamiento de los cilindros, los cuales contenían entre 40 y 60 kilos de R1 cada uno. "Lograron ser expulsados dos que impactaron en la parte interna de la subestación eléctrica y los otros dos encima del vehículo". La detonación de los carros bomba afectó parcialmente la prestación del servicio de energía de 27.600 usuarios en las zonas urbanas y rurales de los municipios Villarrica (1.860), Puerto Tejada (12.800), Miranda (6.000) y Corinto (7.000).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad