Ofrecen recompensa por información para ubicar campana robada de San Antonio

Abril 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Ofrecen recompensa por información para ubicar campana robada de San Antonio

Delincuentes se llevaron una de las tres campanas de la iglesia de San Antonio. Este elemento tiene aproximadamente 230 años de antigüedad.

La Policía de Cali anunció, además, que el agente de esa institución que logre ubicar la antigua campana de la iglesia de San Antonio gozará de cinco días de permiso.

La Policía de Cali anunció una recompensa de $2 millones a quien dé información que permita ubicar la campana que fue robada el miércoles de la semana pasada de la emblemática iglesia de San Antonio, en el oeste de la ciudad. Además, el general Fabio Alejandro Castañeda, comandante de la Policía Metropolitana, afirmó que también se ofreció un incentivo de cinco días de permiso al agente de la institución que logre ubicar la campana.Desde el pasado lunes, cuando se tuvo conocimiento del robo de este elemento de la Iglesia católica, las autoridades conformaron un grupo especial de agentes de policía judicial para recuperar la campana y capturar a los responsables de este hurto, que ha generado el rechazo de los caleños.Según la madre superiora del Monasterio Santa Clara, Ana Lucía Martínez, el robo se efectuó en la madrugada y necesariamente se dio desde el exterior del templo, pues por dentro hay rejas hacia el espacio donde se ubican estos elementos. La religiosa dijo que los ladrones zafaron la campaña del anillo de acero que la aseguraba y se fueron sin hacer otros daños al campanario. Este objeto de bronce tiene tallado el nombre de San Antonio y junto con otras dos campanas que permanecen en su lugar, convocaba con su tañido todos los días a la eucaristía. La Madre Superiora explicó que el repique “lo hacemos con unas campanas grande, mediana y pequeña. La que se robaron fue la mediana. Ahora el sonido no es igual”. Dijo que se lamenta, no tanto por el valor económico de este instrumento, sino por su valor histórico para este templo, pues hacía parte de él desde hace 40 años. Y es que, como indicó monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, el robo de esta campana es "un atentado contra un bien artístico y cultural de la comunidad".Para los feligreses y residentes del sector el robo de la campana, que tiene aproximadamente 230 años de antigüedad, es una gran pérdida. Mónica León, habitante del barrio, dijo que “ojalá no la vayan a vender y la devuelvan pronto”.Por el momento, las labores de búsqueda de la Policía se centran en "chatarrerías, anticuarios y zonas donde puedan vender campanas", especialmente de Cali, Jamundí y Yumbo.Igualmente, se investiga cómo y cuándo se registró el robo de la campana, pues pesa alrededor de 100 kilos y está ubicada en la parte alta de la capilla a pocos metros de un CAI de la Policía.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad