OEA manifestó su preocupación por el reclutamiento de niños en Colombia

OEA manifestó su preocupación por el reclutamiento de niños en Colombia

Abril 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Grupos de desmovilizados son los generadores de la violencia en la Costa Pacífica, Córdoba, Bajo Cauca, Urabá y los Llanos Orientales, según el organismo internacional. La violencia afecta a menores de edad.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, manifestó hoy su preocupación por la continua violencia contra la población y por el reclutamiento de niños en Colombia por grupos al margen de la ley.Insulza presentó ante el Consejo Permanente de la OEA el informe trimestral sobre la misión de apoyo al proceso de paz (MAPP/OEA), creada en 2004 para seguir su evolución, verificar la desmovilización y reinserción de los paramilitares, así como para la reparación a las víctimas, en el marco de la Ley de Justicia y Paz.El secretario general recordó que en los dos primeros años de este proceso, iniciado durante el Gobierno de Álvaro Uribe, fueron desmovilizados 31.671 paramilitares y destacó que en estos seis años "la realidad del país se ha transformado de manera positiva".No obstante, la misión observa con "especial atención" la actual situación de inseguridad en diversas zonas del país "sobre todo donde se produjo la desmovilización" y señaló que las amenazas, la intimidación y los asesinatos han sido "una constante casi permanente" para la población.El informe señala que en municipios del sur de Córdoba, Bajo Cauca, Chocó y la costa nariñense, ha habido desplazamientos que han generado enfrentamientos, mientras en zonas urbanas se dan amenazas individuales o colectivas, violencia sexual -que en ocasiones afecta a menores-, desapariciones forzadas y violencia indiscriminada.La situación actual de violencia generada por los grupos desmovilizados en zonas de la Costa Pacífica, el sur de Córdoba, Bajo Cauca (Antioquia), Urabá y los Llanos Orientales, debe ser un reto de "altísima prioridad", dice el informe que insta al Gobierno a garantizar la seguridad a las poblaciones más vulnerables.También recomienda complementar el enfoque militar para combatir la violencia que "continúa produciéndose sobre la población civil", con estrategias destinadas a generar confianza y valora la decisión del Gobierno de crear una nueva política de seguridad ciudadana.Otro asunto de "profunda preocupación", detectado con más énfasis en los últimos meses, es el reclutamiento de niños y adolescentes por parte de los grupos armados ilegales, sobre todo en comunidades indígenas y afrodescendientes, en Antioquia, Cesar y Bogotá.En este sentido, destaca la necesidad de tomar medidas de protección y prevención para evitar que sean involucrados en la violencia y programas educativos y laborales.Proceso de Justicia y PazEn cuanto a los procesos judiciales sobre la verdad, señaló que hasta octubre la Fiscalía ha exhumado 2.989 fosas en distintas zonas del país, en las que se han encontrado 3.625 cadáveres y se ha logrado conocer 44.376 homicidios, 9.431 desplazamientos forzados, 4.30 desapariciones, 2.144 casos de reclutamiento y 1.417 masacres.La secretaría subrayó la necesidad que el proceso de restitución de tierras garantice la seguridad personal de las víctimas.Además, la misión reitera la preocupación por la seguridad y protección de las personas que participan en los programas de restitución de tierras e insta al Gobierno a crear uno de protección específico.Asimismo, le preocupa la "vulnerabilidad" de los funcionarios judiciales, especialmente fiscales e investigadores, y exhorta a que se tomen también medidas de protección para estas personas.Uno de los desafíos que el Gobierno colombiano debe abordar según la OEA es la generación de empleo para los desmovilizados, "quizá la que presenta mayores dificultades en el transcurso del tiempo".La organización señala que la falta de oportunidades laborales, la estigmatización y las dificultades en algunos proyectos productivos, son problemas que se vienen repitiendo desde 2007.El representante colombiano ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos, señaló que Colombia ha hecho un "esfuerzo gigantesco" con este proceso pero la reparación de víctimas, la restitución de tierras y la justicia "requiere tiempo".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad