Ocho muertos en enfrentamientos de presuntas bacrim en frontera con Venezuela

Noviembre 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

En dos hechos que son materia de investigación, fueron encontrados ocho colombianos muertos en el estado de Zulia y en la zona de frontera.

Las autoridades investigan la muerte de por lo menos ocho colombianos en la frontera con Venezuela, ocurrida en dos hechos el fin de semana pasado, al parecer, por enfrentamientos entre 'los Urabeños' y 'los Rastrojos'. En un primer caso, seis presuntos miembros de estas bandas criminales habrían sido ejecutados en Caño Motilón, zona montañosa del municipio Jesús María Semprún del estado de Zulia, en la zona sur del Lago de Maracaibo, fronterizo con Colombia.Se presume que estas seis personas eran integrantes de las 'Águilas Negras' o 'los Rastrojos'. Los cadáveres, entre ellos el de un presunto líder, fueron levantados por las autoridades de Táchira y remitidos a la medicatura forense del Hospital de Santa Bárbara de Zulia. Fuentes policiales señalaron de manera extraoficial que los presuntos paramilitares patrullaban la zona y fueron sorprendidos por otro presuntos miembros de 'los Urabeños' que pelean por el control de la zona. Los cuerpos presentaron señales de tortura y múltiples heridas con armas de alto calibre. "No vestían prendas militares, pero presuntamente pertenecían a un grupo armado dedicado al cobro de vacuna a productores de los municipios Catatumbo y Jesús María Semprún, ubicados en la frontera con Colombia", dijo la fuente. Todos los fallecidos son de nacionalidad colombiana y hasta el momento han sido identificados Guillermo León Troche Valencia, de 45 años de edad, natural del departamento del Cauca; Carlos Abril, de 33 años, nacido en San Martín y Jesús Manuel Cuadrado de 27, oriundo de Bolívar. Asimismo, se filtró la información de que un militar colombiano sería una de las víctimas. "El militar se infiltró en una de las bandas criminales, cumpliendo labores de inteligencia para la seguridad colombiana y desafortunadamente cayó en la masacre en el sector fronterizo Caño Motilón", comentó el investigador.Las autoridades venezolanas tomaron huellas dactilares de las víctimas y establecieron contacto con las autoridades colombianas para poder identificarlas. Se esperan enlaces en las próximas horas entre las Cancillerías de Colombia y Venezuela para certificar las identidades de las víctimas e iniciar trabajos de cooperación para identificar el grupo responsable de este dantesco hecho. Otros dos fallecidosEn el mismo sector fronterizo donde fueron asesinados los seis presuntos paramilitares, este mismo fin de semana se encontraron también dos cadáveres degollados. En horas de la noche de este domingo se confirmó la identidad de uno de ellos, José Francisco Calderón, de 24 años edad, nativo de Puerto Santander. Calderón era obrero en El Guayabo y tenía dos hijos. Las autoridades aún investigan las causas de estos degollamientos y verifican si existen nexos con las seis personas ajusticiadas. Sin resolverA comienzos de marzo fueron encontrados en la localidad de Ureña, zona fronteriza del estado Táchira, los cadáveres de cinco colombianos. Los cuerpos se encontraban en avanzado estado de descomposición, semi sepultados en las márgenes del río Táchira. Según información suministrada en su momento por la Policía colombiana, seis hombres aparentemente cruzaron la frontera hacia Venezuela y uno de ellos logró sobrevivir al ataque, regresar a Colombia y dar parte a las familias de lo sucedido. Las víctimas fueron identificadas como Héctor Julio Gómez, Rubén Darío Hernández, Mario Santamaría, Fabián Nieto y Luis Ángel Flórez. Todos recibieron disparos en la cabeza y hasta la fecha se desconoce quiénes fueron los autores de esa masacre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad