Obispo y oficiales hablan sobre la violencia en Tumaco

Febrero 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Suárez Pérez I Redacción El País
Obispo y oficiales hablan sobre la violencia en Tumaco

Así quedó la estación de Policía de Tumaco, tras la explosión de este miércoles.

Tras el atentado que dejó nueve muertos en el puerto nariñense autoridades opinan sobre las soluciones.

Dos oficiales de la Fuerza Pública y un alto jerarca de la Iglesia Católica explican los factores que hacen de Tumaco el puerto más violento de Colombia.Tumaco alcanzó la tasa más alta de homicidios en Nariño y una de las mayores del país con 136 asesinatos por cada cien mil habitantes en 2011, ese año 220 personas murieron de forma violenta. Las autoridades señalan como la principal causa de la violencia el tráfico de cocaína. Por su ubicación, el puerto nariñense es el paso obligado de la droga que es cultivada y procesada en el sur del país, y sacada por el océano pacífico al exterior por miembros de la banda criminal ‘Los Rastrojos’ y las Farc. El coronel Carlos Castillo, comandante de la IV Brigada de Infantería de Marina, manifiesta que estos grupos también estarían detrás de los atentados con granadas cometidos en el último año a comerciantes que no pagan extorsiones.Agrega que esas intimidaciones son aprovechadas por “avivatos” que no pertenecen a ningún grupo.El comandante de la Regional 4 de la Policía, el general Jorge Hernando Nieto, indicó que la institución aumentará el control para “disminuir al máximo” los atentados como el del miércoles pasado.Monseñor Gustavo Girón Higuita, obispo de la Diócesis de Tumaco, expresa que más allá de las soluciones que ha anunciado el Gobierno deben haber cambios desde la familia. “Aquí la mayor violencia es la intrafamiliar”, opina el prelado.'La otra violencia'. Obispo de Tumaco, Monseñor Gustavo Girón HiguitaEl Gobierno dijo la semana pasada que fortalecerá los organismos de seguridad, ¿es suficiente esto para mejorar la situación de Tumaco?Todas las estrategias que plantee el Gobierno son importantes pero la paz de un país tiene que proceder de todos los ciudadanos: desde los jóvenes pasando por los padres. El Estado está para casos extremos, que son estos grupos ilegales, pero aquí la causa o la mayor violencia es la intrafamiliar. No son suficientes las medidas de orden.¿Cuál sería su propuesta para que hayan mejores condiciones en el puerto?Lo que pasa en Tumaco pasa en muchas partes de Colombia. Es como la salud de un cuerpo, el mismo cuerpo va buscando su mejoría y los médicos ayudan con las medicinas, pero si un cuerpo empieza a podrirse y a desmejorar, aunque se le den medicinas no reaccionará. Es el caso de Colombia: la sociedad se está pudriendo desde las familias, los colegios, desde los barrios. Entonces si el país está tan enfermo las medidas del Gobierno no logran el objetivo, se debe formar a los jóvenes hacia la justicia y la rectitud, no sólo es lo punitivo, también es la responsabilidad.Hace 22 años vive en Tumaco, ¿siempre ha sido un municipio tan violento?Cuando llegué era una tierra pacífica, aquí había 30 policías. Hasta Túquerres (a 200 kms de Tumaco) no se encontraban policías y todo funcionaba. Ahora tenemos grandes cantidades de policías y soldados pero no se logra la paz. Yo diría que el asunto está difícil de encontrar, siempre me pregunto porqué los colombianos tenemos esa propensión al desorden, y cada vez me quedo sin una explicación, siempre veo que llego al absurdo.'Unidos por la coca.' Coronel Carlos Castillo,comandante de la IV Brigada de Infantería de MarinaLas Farc y ‘Los Rastrojos’ han mantenido relaciones y divisiones en diferentes zonas del país al mismo tiempo, ¿cómo es la relación de esos grupos ilegales en Tumaco? Los choques entre ellos se mantienen pero a la hora del negocio del narcotráfico las alianzas entre los enemigos proliferan para agrandar y mantener el negocio. No importa que hayan tenido una guerra meses atrás. Ellos mantienen sus diferencias pero el narcotráfico es el elemento que los tiene como aliados.En un principio se dijo que el atentado del miércoles era obra de ambos grupos ilegales...En este momento esa es la hipótesis que se ha planteado y aún estamos confirmándola. Existe la capacidad, no podemos negarlo. Y eso nos preocupa porque no sólo les conviene aliarse para el narcotráfico, también para cometer una acción terrorista.De los dos grupos, ¿quienes son responsables de los 18 ataques con explosivos, en su mayoría granadas, que se han cometido en el puerto desde el 2011?En este momento estamos viviendo una guerra aprovechada por avivatos que no tienen que ver con ninguna de las dos organizaciones.Hemos investigado que la mayoría de los atentados con granadas a los comerciantes (12) son cometidos por extorsionistas que dicen ser dirigidos por alias ‘Óliver’, que delinque en el área urbana de Tumaco y hace parte de la Columna Móvil Daniel Aldana de las Farc. También hemos detectado extorsiones desde la cárcel de Bucheli (Nariño) y del interior del país, haciéndose pasar como guerrilleros. También delincuentes comunes y menores de edad. La gente por temor acepta realizar los pagos.'Recuperar la confianza.' General Jorge Hernando Nieto, comandante de la Regional 4 de la Policía.Los extorsionistas son señalados como los responsables de los atentados con granadas en Tumaco, ¿cuáles han sido las acciones de la institución para disminuir ese accionar?A finales de diciembre se logró la captura de ocho integrantes de las Farc que estaban al servicio de ‘Óliver’ y en enero detuvimos a seis integrantes de ‘Los Rastrojos’. Hay un trabajo que están realizando policías judiciales, el Gaula de la Policía y la Armada para contrarrestar las acciones de estos grupos criminales.Los ciudadanos dicen que los grupos armados ya han trasladado su accionar al área urbana: hay unos barrios que pertenecen a las Farc y otros a ‘Los Rastrojos’, como Viento Libre y Buenos Aires. ¿Cómo responder al reto de mantener el orden?Hay una influencia bien marcada de esos actores. Sobres esas zonas vamos a focalizar nuestras acciones. Serán planes de inteligencia y policía judicial, articulados con la Armada. También con acciones sociales de Policía comunitaria y la administración municipal para mejorar los niveles de seguridad y convivencia.Los familiares de las víctimas y los comerciantes señalaron que una de las fallas para prevenir el atentado fue la poca vigilancia de los policías de la estación, ¿qué tanto han investigado esas denuncias de la comunidad?En un segundo una persona con un triciclo como el que se utilizó en el atentado pasa desapercibida en esa zona tan comercial. Hay controles pero la comunidad tiene sus actividades normales y no podemos limitarla. Ese fue un ataque soterrado e indiscriminado, no les importó la gente que había ahí. Todo esto nos da lecciones, duras y drásticas, para tomar acciones que minimicen el riesgo al máximo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad