Nueve uniformados muertos en distintos ataques guerrilleros

Septiembre 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Resumen de Agencias

Cinco policías murieron y otros cuatro resultaron heridos cuando una carga explosiva supuestamente colocada por rebeldes de las Farc estalló el miércoles al paso del vehículo en que se desplazaban.

La muerte de nueve uniformados en las últimas 24 horas por ataques guerrilleros en distintos departamentos del país, es el primer golpe de importancia contra las Fuerzas Militares y de Policía desde cuando Juan Manuel Santos asumió la Presidencia de la República.Se trata de cinco policías que fallecieron en zona rural de El Doncello, Caquetá, luego de que un artefacto explosivo afectara el vehículo en que se movilizaban los oficiales, que esta tarde aún no han sido identificados de manera plena. "Era un grupo del Escuadrón Móvil de Carabineros que se encontraba haciendo una acción de verificación", señaló el director encargado de la Policía Nacional, general Orlando Páez Barón.En el camión iban 17 policías, de los cuales ocho resultaron ilesos en el incidente ocurrido el miércoles cerca de las 7:00 p.m. en una vía del Doncello, en el departamento de Caquetá, dijo Páez.En la explosión, que habría sido obra de las Farc, resultaron gravemente heridos dos uniformados, que fueron trasladados a Bogotá para que recibieran atención médica.Por su parte, la Brigada 30 del ejército informó en la jornada que dos militares -un sargento y un soldado- murieron el miércoles por la tarde al caer en un campo minado, en la zona de Ábrego, en el departamento Norte de Santander.En el incidente, un soldado resultó herido por esquirlas en el brazo izquierdo, agregó la Brigada en su comunicado divulgado en un correo electrónico. Los militares atribuyeron la colocación de las minas a un reducto del rebelde Ejército Popular de Liberación (EPL) que se mantiene activo en Norte de Santander.El boletín oficial indicó que los militares muertos fueron el sargento segundo Rubén Emiro Sarmiento y el soldado Ernesto Gaona Sandoval. El soldado herido fue trasladado a Cúcuta para recibir atención.Emboscada en NariñoEl soldado profesional experto en explosivos Javier Cáceres Fonseca y el soldado regular Javier Enríquez Torres, perdieron la vida en el sector de San Miguel, jurisdicción del Municipio de Ricaurte, en el occidente de Nariño.Los dos militares atendían junto a otros cuatro uniformados, del Batallón Numero 53 de Selva, adscrito a la Brigada 23 del Ejército, un aviso sobre la presencia de cargas explosivas a un lado de la carretera en este sector ubicado sobre la vía que de Pasto conduce al puerto de Tumaco.De acuerdo con la información suministrada por las autoridades los uniformados intentaban desactivar los artefactos cuando estos fueron activados a distancia.En el lugar perdió la vida el soldado Cáceres, mientras que Javier Enríquez Torres, murió al interior de la ambulancia en la que era transportado hacia Tumaco, por las graves heridas que presentaba.“A ellos los estaban esperando, cuando se encontraban adelantando las labores de desactivación les hicieron estallar las cargas, luego se presentó un hostigamiento y bueno lamentable, tenemos la muerte de dos personas” dijo a Colprensa el Gobernador de Nariño Antonio Navarro Wolff.Tráfico con restriccionesLetreros con la frase “campo minado” fueron pintados con aerosol, sobre la carretera y algunas piedras ubicadas a un lado de la vía. Al lugar y luego del hostigamiento se trasladaron varias unidades de antiexplosivos para rastrear la zona y descartar la presencia de nuevos artefactos que puedan representar un riesgo para los habitantes del lugar.“Es un acto aleve y demencial pues a pocos metros de donde estalló la carga se encuentra una vivienda en donde habita una familia completa con tres niños, esta es otra acción que demuestra la barbarie de los terroristas del ELN“, aseguró el Coronel Esaú Acevedo, Jefe de Estado Mayor de la Brigada 23. Durante siete horas los militares mantuvieron las operaciones sobre la zona en donde se escuchaban disparos desde las montañas. El tráfico de vehículos se desarrolla con algunas restricciones y fuertes controles por de las autoridades. Más colaboración de los habitantesEl soldado Cáceres, cumplió seis años en la institución y por su desempeño y resultados había sido asignado a la unidad especial de Antiexplosivos. Sus restos serán trasladados hacia la ciudad de Tunja de donde es oriundo. El soldado Enríquez, natural de Pasto, prestaba el servicio militar obligatorio.El Obispo de Pasto Monseñor Julio Enrique Prado rechazó la acción de la guerrilla y envió un mensaje de solidaridad a las familias de los militares fallecidos. Los cuatro soldados heridos aún son valorados por personal médico en el municipio de Ricaurte. El gobernador Navarro, dijo que se necesita de mayor información para que este tipo de hechos puedan ser controlados por las autoridades que hacen presencia en el lugar. “Allá hay suficiente Fuerza Pública, lo que hace falta es mas colaboración de la gente para que informe de manera oportuna lo que está ocurriendo”, puntualizó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad