Nueve normas del futuro Código de Policía que le cambiará la vida a los colombianos

Noviembre 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Nueve normas del futuro Código de Policía que le cambiará la vida a los colombianos

La Policía estará en capacidad de trasladar a la comisaría a un ciudadano que altere el orden público.

Conozca los cambios que plantea el nuevo Código de Policía que se encuentra en tránsito en la Cámara de Representantes y contiene multas por exceso de ruido, matoneo y discriminación.

Han pasado 42 años desde que en Colombia no se actualiza el Código de Policía que le da ‘dientes’ a la autoridad para atacar la criminalidad en el país. Es decir que ese conjunto de normas estaba basado en la Constitución de 1886 y no en la de 1991.Con eso debería ser suficiente para justificar que hoy en la Cámara de Representantes haga tránsito un proyecto impulsado por el presidente Juan Manuel Santos, el ministro de la Defensa Juan Carlos Pinzón y el alto consejero presidencial para la Convivencia y Seguridad Ciudadana, Francisco José Lloreda.El proyecto, que tiene más de 200 artículos, consta de tres partes en las que se detallan, por decirlo de alguna forma, los deberes y derechos de los ciudadanos, y las nuevas potestades que va a tener la Policía para enfrentar hechos de violencia, discriminación sexual, terrorismo y alteración del orden entre muchos otros.El País le presenta los detalles de las nueve normas principales que trae el futuro Código de Policía. Más protección para niñosComo una medida para evitar la presencia de menores de edad en escenarios exclusivos para mayores de 18 años como discotecas o casinos, se contemplan multas de hasta $604.480 y el cierre del local a quien permita su ingreso. También será motivo de sanción, según la normatividad, utilizar o forzar a los niños a trabajos informales o a la mendicidad en el espacio púbico. Además del pago de dinero al Estado, las personas que cometan estas infracciones deberán hacer parte de programas pedagógicos de convivencia. La idea es garantizar la seguridad de los menores de edad.Protección de la integridadAunque este punto no es nuevo, sí lo son las multas que se van a imponer y las potestades que tendrían las autoridades para enfrentar riñas, ataques con sustancias químicas o el porte de armas blancas. A partir de que en el Congreso se apruebe el nuevo Código, la Policía estará en capacidad de trasladar a la comisaría a un ciudadano que altere el orden, y de acuerdo con la falta cometida, se pueden imponer multas económicas. Por ejemplo, la sanción por una pelea en la calle sería de 16 salarios mínimos diarios vigentes, es decir $302.240. Además, la Policía estaría en capacidad de destruir o decomisar cualquier bien que atente contra la vida de las personas sin necesidad de orden judicial.Comunidad LgtbiNegar, impedir, o dificultar el acceso a institución o centro educativo, no vender anticonceptivos, negar empleos o no otorgar becas en razón de su pertenencia a la comunidad Lgbti serán acciones sancionadas con el fin de garantizar los derechos de género de todas las personas. Cualquier tipo de maltrato, ya sea físico, verbal o sicológico también será objeto de medidas correctivas. Igual que en otros casos, se aplicarán multas y el agresor deberá hacer parte de un curso pedagógico.Matoneo será sancionadoEl matoneo, las amenazas y las agresiones entre estudiantes serían sancionados con multas de hasta $302.240. El monto sería pagado por los padres del menor abusador. Además, habrá castigos por cualquier daño realizado a la institución educativa por parte de los alumnos.Marchas, con pólizasLas manifestaciones públicas o marchasdeberán contar con permiso de la Alcaldía, pero el punto más revolucionario es que los responsables de ese tipo de expresiones debe presentar una póliza de amparo por daños a terceros. Esto con el fin de evitar situaciones como se han presentado en Cali, en las que algunas protestas terminan con quema de buses, daños a inmuebles públicos y privados. En caso de revuelta, es la Policía la encargada de disolverla.Seguridad privada en estadioLa seguridad interna y externa en actividades o expresiones culturales no complejas como conciertos y partidos de fútbol será responsabilidad de los organizadores, quienes deberán contratar empresas de vigilancia y seguridad privada. Es decir que atrás quedarán los días en los que la Policía era la encargada de cuidar eventos masivos. Sin embargo, en caso de que haya hechos de violencia las autoridades se harán presentes en el sitio para ejercer control.A respetar más la privacidadEn tiempos en los que Internet convierte videos y fotografías en sucesos masivos en apenas minutos, la ley en Colombia sería muy severa con aquellos que distribuyan a través de la red contenido privado de cualquier índole sin previo permiso de las personas involucradas. La norma especifica que la distribución de fotos o videos con o sin ánimo de lucro, la grabación de conversaciones privadas o leer el correo sin consentimiento se castigará con multas que van hasta los 16 salarios mínimos diarios. Permanecer dentro de un inmueble sin tener el permiso de los dueños también va a ser considerado un hecho sancionable por las autoridades.Derechos de las mujeresEn caso de aprobarse este código, exigir la presentación o realización de la prueba de embarazo como requisito de admisión o permanencia en cualquier empleo será causa de castigo, así como ejercer cualquier tipo de violencia verbal, sexual, física o sicológica. También se prohibe negar la matrícula en una institución educativa por causa de embarazo. Estos comportamientos acarrearían multas de entre $300.000 y $600.000 además de cursos pedagógicos.Exceso de ruidoPerturbar la tranquilidad de un vecindario con fiestas, reuniones, ceremonias, actividades religiosas y demás no solo acarrearía sanciones sino que, también, se ha modificado el código para que miembros de la Policía puedan ingresar a un inmueble con el fin de aplicar una medida correctiva sin una orden judicial. Eso, en caso de que el previo llamado de atención haya sido ignorado.Es decir que si los anfitriones de una fiesta hacen caso omiso de los llamados de la Policía para bajar el volumen, estos podrán entrar al sitio y proceder con acciones necesarias. Luego, los uniformados deberán elevar un informe a sus superiores explicando en detalle la situación. También podrán ingresar sin orden judicial a lugares privados si hay una vida humana en riesgo, si hay sospecha de que alguien está bajo los efectos de alcohol y drogas y representa un peligro potencial para sí mismo o para otras personas.Conozca la opinión de los expertos sobre el nuevo código de Policía.Entrevista con el alto consejero para la seguridad, Francisco José Lloreda, sobre los alcances del nuevo Código de Policía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad