Nueve mil internos se beneficiarán con el nuevo Código Penitenciario

Nueve mil internos se beneficiarán con el nuevo Código Penitenciario

Enero 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa.
Nueve mil internos se beneficiarán con el nuevo Código Penitenciario

Ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez.

El presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Leonidas Bustos, indicó que esta norma es una respuesta a una crisis que permitió el propio Estado.

Entre 7 mil y 9 mil personas que están internas en las cárceles del país podrán empezar a ser beneficiados con la entrada en vigencia, este martes, del nuevo Código Penitenciario que flexibilizó los parámetros para permanecer privado de la libertad. De acuerdo con los cálculos del Inpec, dicho número de internos podrán salir de las cárceles para detención domiciliaria o libertad condicional dependiendo del delito por el cuál hayan sido condenados. El ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, señaló que se trata de personas que no hayan sido condenadas por delitos graves, sino por casos como hurto simple, lesiones personales, robo de celulares, entre otros. “Los graves delitos quedan excluidos y por cuenta de este código no va a haber excarcelación de asesinos, ni de violadores, ni de personas que hayan defraudado al erario público”, señaló. El nuevo código señala que las personas que hayan sido condenados a una pena menor de ocho años de cárcel y no tengan antecedentes, podrán pedir la detención domiciliaria y que el pago de la multa impuesta a una persona cuando es condenada, ya no será un impedimento para salir de prisión pues podrá pagarse, por ejemplo, con un servicio a la comunidad. La idea de fondo del nuevo código (Ley 1709 de 2014) es reducir el hacinamiento carcelario que está en el 32 por ciento por razones como la entrada en vigencia del Sistema Penal Acusatorio. De la misma manera quiere mejorar las condiciones carcelarias actuales. Para poder cumplir con esto se dispondrá de jueces de ejecución de penas al interior de las cárceles, entre otras medidas. A ese respecto, varias son las críticas pues se habla de posible impunidad. Ante esto el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, consideró que esa no va a ser esta situación. “Hay que entender que el beneficio de casa por cárcel es una forma de mantener a la persona privada de la libertad así sea en su propia residencia. No se puede interpretar que sea una venta o puerta de impunidad. Lo que haremos será cooperar con el Inpec para que se ese beneficio de detención domiciliara se cumpla”, señaló el oficial. Preguntado sobre el mismo tema, el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, señaló que esa entidad estará vigilante al cumplimiento del código. Cabe precisar que la persona que se le conceda ese beneficio deberá pagar por el uso de brazalete electrónico en caso que pueda asumirlo, en caso de no poder será el Estado el encargado de esa herramienta tecnológica. “El gobierno deberá determinar el costo de acuerdo a la capacidad económica de quien lo portará”, señala el ministerio de Justicia. Un punto de partida para resolver la crisisTanto la Procuraduría como la Defensoría del Pueblo y la Corte Suprema de Justicia este código es una buena iniciativa para poder reducir el hacinamiento y mejorar las condiciones en las cárceles, ya que en algunas hay una grave crisis humanitaria. No obstante, el presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Leonidas Bustos, indicó que esta norma es una respuesta a una crisis que permitió el propio Estado, que además, ha fallado en temas de resocialización. Bustos destacó el hecho que el código le permita el acceso a la seguridad social a los reclusos que ahora podrán cotizar en pensión pues el trabajo será un derecho. En este punto, el Ministerio de Trabajo deberá coordinar las políticas necesarias para los trabajos de los reclusos. El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, señaló que este código es un punto de partida pero no la única medida que deberá tomarse para resolver la crisis carcelaria. “Tendrán que venir otras medidas como el ajuste al Sistema Penal Acusatorio y la construcción de nuevas cárceles”, dijo el funcionario al indicar que la nueva norma realmente está retornando a la normalidad una situación que se generó con la entrada en vigencia del sistema oral. “Con el sistema anterior estas personas tenían derecho a la libertad y cuando entró en vigencia el oral se incrementaron las penas de tal manera que un grupo importante debió seguir preso”, añadió. Por su lado, el presidente del Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, magistrado Edgar Carlos Sanabria, indicó que será vital que el Ministerio de Hacienda garantice los recursos que son necesarios para dar cumplimiento al código.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad