Nueva guerra en el Cartel del Norte del Valle, tras asesinatos

Marzo 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Nueva guerra en el Cartel del Norte del Valle, tras asesinatos

Vendetta. Un menor de edad usando un arma con silenciador irrumpió en el restaurante y mató a tres personas. Afuera estaban parqueadas dos camionetas blindadas.

El triple asesinato ocurrido el viernes pasado en un concurrido restaurante del norte de Cali obedecería a la llegada a la ciudad de miembros de la banda criminal ‘Los Urabeños’, que quieren disputarle el control de la región a los hermanos ‘Comba’, jefes de ‘Los Rastrojos’.

El triple asesinato ocurrido el viernes pasado en un concurrido restaurante del norte de Cali obedecería a la llegada a la ciudad de miembros de la banda criminal ‘Los Urabeños’, que quieren disputarle el control de la región a los hermanos ‘Comba’, jefes de ‘Los Rastrojos’.En este crimen fallecieron un mexicano y un venezolano, este último apodado ‘Luisito’ y que tiene anotaciones de inteligencia como supuesto empleado de ‘Los Comba’. La cifra de asesinatos, algunos de ellos cometidos este año con fusil, llegaría a más de diez, sólo en Cali, calculan investigadores de la Fiscalía.La racha de muertes se inició en diciembre pasado con el asesinato del primo de ‘Comba’, cometido por un comando sicarial armado con fusiles que irrumpió en una unidad residencial del barrio El Ingenio. Días después se presentó un doble homicidio en una discoteca del nororiente de la ciudad, hecho en el que murió alias Fósforo -presunto trabajador de ‘Los Comba’-.Y en enero en plena Autopista Suroriental con Carrera 49 irrumpieron sicarios, también con fusiles y granadas, a dos compraventas del sector. Justo en ese momento pasaba por el lugar la escolta del comandante de la Tercera Brigada del Ejército que se enfrentó con los delincuentes.Al huir, los sicarios dejaron panfletos en los que decían: “Esto les va a pasar a los que trabajan con ‘Comba’”.Tras ese anuncio siguieron otros hechos, pero no sólo en Cali, también en Jamundí, donde la semana pasada mataron a tres caballistas y en municipios del centro y norte del Valle como Tuluá, Roldanillo y Zarzal.En este último municipio mataron a un presunto enlace de ‘Los Urabeños’.¿Qué hay detrás?Detrás de esta nueva disputa de los herederos del antiguo cartel del Norte del Valle están, según fuentes de inteligencia, alias Chicho o El Zarco, familiar del extinto Iván Urdinola Grajales y cuñado del extraditado capo Diego Montoya Sánchez, ‘Don Diego’.‘Chicho’ habría llegado, primero al norte del Valle, para reclamar las propiedades de los otros dos capos. Pero no llegó sólo, aseguran los investigadores que vino apoyado de ‘Los Urabeños’. A esta confrontación se sumó otro antiguo miembro del Cartel del Norte del Valle: alias Martín Bala.‘Martín Bala’, quien no tiene orden de captura, participó en la guerra, ocurrida entre el 2002 y 2005, que dividió al Cartel del Norte del Valle. Los protagonistas de la confrontación eran ‘Don Diego’ y Wílber Varela, ‘Jabón’ -cuyo emporio fue heredado por ‘Los Comba’. En agosto del 2005, ‘Martín Bala’, quien trabajaba con ‘Don Diego’, sufrió un atentado en el barrio Normandía, en el oeste de Cali. La camioneta blindada en la que viajaba fue atacada con fusiles. ‘Martín Bala’ se salvó, pero una persona que viajaba con él murió.Para huir de la guerra, dicen fuentes de inteligencia, ‘Martín Bala’ se escondió en España y Marruecos, donde consiguió mucho dinero. El año pasado regresó a Colombia.Precisamente, en diciembre del año pasado este hombre protagonizó una pelea en el sector de Menga. Dos patrulleros de la Policía que llegaron al sitio para mediar en la riña entre dos hombres, fueron desarmados por cerca de siete hombres que salieron de la discoteca. A los uniformados los agredieron y les quitaron sus armas.Después de una persecución por unidades de la Policía, arrestaron a seis de los supuestos agresores en la Avenida Circunvalar. Otro alcanzó a escapar, al parecer, se trataba de ‘Martín Bala’.Ese hecho motivó que los hombres de ‘Comba’ llamaran a ‘Martín Bala’ para que no “calentara” a Cali. Éste respondió que ellos no lo podían mandar. Esa información se la entregó un informante a fuentes de inteligencia. Desde ese momento este hombre se unió a la guerra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad