"No vamos a tolerar corrupción en las cárceles": ministra Ruth Stella Correa

"No vamos a tolerar corrupción en las cárceles": ministra Ruth Stella Correa

Mayo 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz R. | Reportero de El País, Bogotá

La ministra de Justicia de Colombia, Ruth Stella Correa.

La ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, aseguró que la reforma al Código Penitenciario es solo una medida entre doce que se aplicarán para solucionar los problemas de la rama.

La ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, es una mujer de pocas palabras, de hecho es muy concisa en lo que habla, lo que, a veces, la podría dejar con un semblante de timidez. Sin embargo, no duda en decir que el sistema penitenciario del país requiere de una cirugía profunda y que su despacho no va a tolerar la corrupción en las cárceles.Para la Ministra es claro que la construcción del Palacio de Justicia de Cali se ha demorado, pero recalca que los recursos ya están y que esa obra debe ser terminada lo más pronto posible. Ministra, su despacho anunció el 16 de agosto del año pasado el traslado de presos a cárceles menos congestionadas. ¿Esto ya se empezó a hacer?Se ha hecho todo el año. El año pasado las remisiones costaron $130 mil millones, llevamos nueve meses haciendo remisiones para tratar de llevar los internos a los centros menos congestionados.Entonces, ¿por qué se están dando estas alarmas de hacinamiento?Porque hay ciudades donde se detienen a muchas más personas. Me explico, en los centros de reclusión del Inpec no solamente hay condenados, sino privados preventivamente de la libertad y esos privados se llevan a la cárcel de la ciudad donde se capturaron, entonces hay ciudades que tienen muchísimos más niveles de capturas que otras, por eso hay cárceles que están mucho más hacinadas que otras.¿O sea que en el país no existen las cárceles para sindicados por, digamos, delitos leves?Sí, pero no digamos que por delitos leves porque allí están todos los que están detenidos preventivamente, pero sí nos hacen falta prisiones para detenidos preventivamente.¿El Código Penitenciario que se analiza en el Congreso va a servir para solucionar este problema?Es una de las doce medidas que hemos adoptado con el fin de lograr un sistema penitenciario más humano y racional y sí va a generar ayuda porque este Código tiene unas medidas muy concretas que buscan la resocialización, vincular al sector privado al sistema penitenciario para objetivizar aún más los elementos a tener en cuenta a la hora de otorgar un beneficio de libertad o remover la multa como obstáculo para obtener la libertad. Entonces todo ello seguramente va a contribuir, pero esa no es la única medida, es una dentro de las doce que se han adoptado en el Ministerio de Justicia y del Derecho.¿Qué hay que hacer en un país como este, donde por cada problema hay una ley y ésta ordena cárcel?El Código establece, como existe hoy en día, que quien tenga una condena de tres años o menos pueda obtener un beneficio de libertad. Hoy en día ese beneficio está sujeto a la revisión de un factor subjetivo que el nuevo Código convierte en un factor objetivo, eso unido a una política criminal coherente y racional debe conducir a abolir el populismo punitivo, a que no se reaccione a todos los hechos con la tipificación de cada conducta. Por esa razón, el concepto del Consejo de Política Criminal es determinante en el establecimiento de un tipo penal, pero además dentro de las doce medidas que estamos adoptando está el establecimiento de una política pública criminal, que sea coherente y que le apunte todos estos aspectos.Un eslabón de esta cadena es la descongestión. ¿Qué pasa ahí, existe un teléfono roto con el Consejo Superior de la Judicatura?Nos hacen falta más jueces de descongestión. La Sala Administrativa está haciendo un análisis de realmente cuántos jueces faltan para saber si se pueden o no nombrar. Nosotros estamos a la espera, hemos estado muy pendientes desde el año pasado para que esas medidas sean adoptadas.Pero mientras el trámite burocrático camina lento, las cárceles se siguen saturando de internos...Hay que nombrar más jueces de ejecución de penas para que las peticiones de libertad que presenten las personas privadas de la libertad sean oportunamente resueltas dentro del marco legal, no queremos decir nosotros que se deben otorgar todos los beneficios, sino que haya un juez que rápidamente las estudie para que las defina.Ya hay sectores que advierten que este Código no va a servir para nada...Creo que el Código solo no es una solución, pero creo que implementado con las otras once medidas que lo acompañan sí puede constituir una solución a la situación que padece el sistema carcelario y penitenciario.Usted se refiere a las doce medidas, ¿cuáles son?Entre otras, el nuevo Código Penitenciario, el establecimiento de una política criminal coherente, las medidas de resocialización que se adoptan dentro del nuevo Código, un sistema de salud en manos de EPS particulares, la vinculación de los particulares con los programas de resocialización. Recientemente se denunció que las cárceles se están convirtiendo en resorts, ¿qué medidas se están tomando para controlar estas situaciones?Eso se evita teniendo una guardia muy depurada, unas personas con una conducta intachable, es decir, que habrá que adelantar todas las investigaciones a que haya lugar por los actos de corrupción que se denunciaron. Nosotros hemos tomado dos medidas para eso. El año pasado inscribimos al Inpec dentro del programa piloto de transparencia de la Presidencia de la República y hace unos días convinimos con el Procurador General de la Nación un plan de choque para investigar todas esas conductas y aplicar las sanciones a que haya lugar y lograr depurar lo que tenemos.¿Ese tipo de investigaciones también van a tener en cuenta los posibles casos de complicidad para que personas sigan delinquiendo desde las cárceles?Nosotros hemos estado implementando todas las medidas de bloqueo en los centros de reclusión con unas dificultades propias de los sitios donde están ubicados los centros, dado que el bloqueo puede afectar a la comunidad vecina, pero seguimos trabajando en este tema. En enero de este año inauguramos los primeros 10 centros de reclusión bloqueados, este año aspiramos a tener 17 más, con lo cual tendremos bloqueada, por lo menos, el 60% de la población carcelaria.Pero insisto Ministra, qué sanciones o controles se han tomado para evitar que haya complicidades en la comisión de delitos, incluso, que haya peleas de boxeo y apuestas...La acción disciplinaria del Estado tiene que ser eficaz y eficiente, por esa razón me dirigí a la Procuraduría General y a mi pedido el señor Procurador accede a crear un grupo élite, si me permite llamarlo así, de choque, para que se adelanten todos los procesos disciplinarios de manera pronta y se profieran unas sanciones ejemplarizantes porque estas situaciones no pueden seguirse dando. No vamos a tolerar la corrupción en las cárceles.El Palacio de Justicia de Cali lleva casi cinco años sin funcionar tras la bomba del 2008, la torre A había quedado de ser entregada en marzo y sigue sin terminar, ¿por qué esta demora? La competencia para la construcción de este Palacio es de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura. Este año se les ha destinado un presupuesto de $330.000 millones para inversión, me han informado en esta Sala que tienen proyectado terminar todas las obras que están empezadas, incluyendo la de Cali. En todo caso, los recursos han sido provisionados por el Gobierno Nacional.¿Pero esta demora no daría pie para que el Gobierno intervenga?Lo que ha hecho el Ministerio de Justicia es tener conversaciones muy frecuentes con la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, en las que ha invitado a que se hagan las inversiones, que los recursos que han sido apropiados se gasten efectivamente en los que ha ofrecido toda su colaboración para cualquier trámite presupuestal a que haya lugar, inclusive, cabe recordar que el Presidente de la República el 9 de agosto del año pasado anunció una inversión adicional de $2 billones para los recursos en la Rama Judicial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad