"No vamos a desmilitarizar un solo centímetro del territorio nacional": presidente Santos

Julio 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

El presidente Juan Manuel Santos acompañado de el ministro de defensa Juan Carlos Pinzón, el ministro de vivienda Germán Vargas Lleras y ministro del interior Federico Rengifo.

El mandatario de los colombianos, Juan Manuel Santos, señaló que "por las buena o por las malas, vamos a conseguir la paz".

Después de encabezar por cinco horas un consejo de seguridad en Toribío, Cauca, junto a la cúpula militar y los ministros, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró este miércoles que no va a "desmilitarizar un sólo centímetro del territorio nacional".Esta fue la respuesta del Jefe de Estado a una petición formulada por representantes de las comunidades indígenas del departamento del Cauca, quienes exigen a la Fuerza Pública y a las Farc que despejen su territorio."El Ejército no se va a ir de ninguna parte. Apoyen a nuestros soldados y policías que lo único que hacen es arriesgar sus vidas para que ustedes tengan tranquilidad", le dijo Santos a los habitantes de Toribío.El Jefe de Estado, además, les reiteró la invitación a los integrantes de las Farc a desmovilizarse y reintegrarse a la sociedad."A las Farc, quiero decirles que por favor únanse a la desmovilización, muchos de sus compañeros se han desmovilizado y hoy están viviendo como ciudadanos comunes y corrientes. No expuestos a que acaben en un tumba o en una cárcel", agregó.En ese sentido, Santos explicó que, aunque el Gobierno Nacional tiene las puertas abiertas para la desmovilización, quienes persistan en la violencia serán enfrentados con total contundencia por la Fuerza Pública, pues la guerra se acabará "por las buenas o por las malas" .El Mandatario también anunció que pondrá en marcha el 'Plan Cauca', el cual tendrá como propósito implementar algunas iniciativas, por ejemplo, en el sector agrícola y en infraestructura.Este plan será oficializado en los próximos días a través de un documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), según señaló el presidente Santos.No obstante, indicó que ya se aprobó la terminación de un colegio, la reparación de 167 viviendas afectadas por la violencia y dijo que se reabrirá el Banco Agrario en el municipio. De igual manera, el Jefe de Estado afirmó que los enfrentamientos que se evidenciaron este miércoles se debieron a que la fuerza pública intimidó a la guerrilla de las Farc.Retenes ilegales Según pudo comprobar El País, las Farc instalaron un retén a menos de un kilómetro del caso urbano de Toribío y otro en el sector de Pajarito, kilometro 87 de la vía entre este municipio y El Palo.Sin embargo, el general Sergio Mantilla, comandante del Ejército de Colombia, dijo que desconoce los retenes que hay en la zona, pero que “de ahora en adelante la seguridad en Toribió va a mantenerse controlada”.“Toribío está en calma. En este momento lo que se presenta es el helicóptero que está rondando para repeler a los guerrilleros que intentan salir. Las tropas no han informado sobre retenes”, dijo el general Sergio Mantilla."Dentro del casco urbano tenemos total tranquilidad, se trajeron aeronaves arpías y aviones tucanes y lo que han escuchado el día de hoy es que cada vez que han intentado salir unos pocos insurgentes, las arpías han entregado las armas y es a una buena distancia, pero por la altura de las aeronaves se escucha como si estuviera cerca", agregó Mantilla.Dijo además que el objetivo de los terroristas es "producir ruido y a alarmar a la población, cualquier dos o tres disparos se asustan se esconden".A pesar de estas declaraciones, los habitantes de este municipio se quejan de los continuos ataques de los que son víctimas y aseguran que la situación de inseguridad en esta región es crítica.Jornada de tensiónAntes de la llegada del Presidente y sus ministros a Toribío en la mañana de este miércoles, las Farc intentaban perturbar el ambiente con ráfagas de fusil desde las montañas, lo cual obligó a helicópteros de las Fuerzas Militares a controlar la situación.El Jefe de Estado llegó a este municipio del Cauca hacia las 10:50 de la mañana y fue recibido por centenares de indígenas, quienes le gritaban arengas y exigían la salida de la Fuerza Pública de la zona.Entretanto, según conoció El País, varios grupos indígenas se movilizaron hacia El Tierrero y Cerro de Berlín para expulsar de nuevo a los miembros de las Farc que estarían ahí. Según algunas versiones, los guerrilleros dijeron que no abandonarían la zona hasta que el Ejército saliera del pueblo, en tanto que el gobernador indígena de Toribío, Marcos Yules, exigió a las Farc que no fueran a atentar contra la infraestructura eléctrica.En un ambiente de tensión y de descontento de algunos pobladores, el consejero político de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Feliciano Valencia, aseguró que la comunidad indígena decidió no escuchar al presidente Santos, pero que sí le entregó un documento con sus propuestas y planteamientos.Además, según el líder indígena, la misma comunidad será la que se encargue de "expulsar" a los grupos al margen de la ley de su territorio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad