No se realizó audiencia contra sacerdote acusado de abuso de menores

Octubre 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Al parecer los abogados del sacerdote acusado, no radicaron la diligencia en el centro de Servicios Judiciales de Paloquemao, debido que querían evitar un show mediático del caso.

Pese a que se esperaba que este martes el juez 18 de Control de Garantías de Bogotá definiera si dejaba en libertad al sacerdote Isaac Ramírez, señalado de presuntamente haber abusado de uno de sus acólitos, se puedo establecer que los abogados del religioso nunca radicaron la diligencia en el centro de Servicios Judiciales de Paloquemao. Al parecer la razón es que los juristas pretenden evitar el show mediático en el proceso de su representado. El sacerdote se encuentra recluido en los calabozos de Paloquemao desde el pasado 1 de octubre, cuando miembros del CTI de la Fiscalía lo abordaron para arrestarlo en la iglesia María Inmaculada, de la localidad de Bosa, en la capital del país, diciéndole que tenía orden de captura, porque lo habían denunciado de abusar sexualmente del menor de 14 años. Pero la acusación contra el religioso parecía tomar otro rumbo cuando el adolescente dijo a los medios de comunicación que su versión inicial sobre el abuso no era cierta, sino motivada “por las presiones de una profesora”. El padre Ramírez lleva cuatro años en la parroquia y más de 40 de ordenado como sacerdote; fue enviado a prisión, pese a que no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía. La denuncia El padre del joven puso el supuesto abuso sexual en conocimiento de las autoridades. Según él, en el colegio donde su hijo estudia notaron cambios extraños en su comportamiento, lo que hizo que el psicólogo indagara sobre qué le sucedía.Ante el psicólogo, el joven aseguró que el sacerdote abusaba sexualmente de él desde que tenía 12 años y que, incluso, le daba dinero y otros regalos para que se dejara someter a distintas vivencias sexuales, las cuales ocurrían, al parecer, en la casa cural. Esto hizo que el CTI desplegara labores de policía judicial y examinara médico-legalmente al joven, para confirmar si lo que él decía era cierto, decidiendo luego la captura del religioso. Pese a todos, sus feligreses en diferentes manifestaciones han respaldado la honorabilidad del sacerdote.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad