“No pensemos tanto en la multa sino en cómo comportarnos mejor": director de la Policía

“No pensemos tanto en la multa sino en cómo comportarnos mejor": director de la Policía

Agosto 07, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Por: Ana María Saavedra / editora de Orden 
“Estamos capturando a los policías que se salen de sus principios”: director de la Policía

El director de la Policía Nacional, general Jorge Nieto.

La semana pasada en Cali se llevó a cabo la Cumbre de Generales y Comandantes de la Policía, donde los oficiales analizaron durante tres días la modernización de la institución.

El general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía, explicó cuáles son esos retos y analizó temas como la seguridad ciudadana, los asesinatos de líderes sociales y la entrada en vigencia de las sanciones del Código Nacional de Policía.

¿Cuál es el balance de esta Cumbre?

La Cumbre de Generales es una instancia corporativa de grandes decisiones que tiene la institución, nosotros hemos definido una ruta en un proceso de modernización y transformación de la Policía Nacional.
Vamos a revisar también unos temas estratégicos de lo que debe de hacer la Policía con una visión al 2030.

¿Cuáles son esos temas estratégicos y esa modernización?

Nuestro plan estratégico institucional tiene cuatro ejes que enfrentan las amenazas que tenemos. El primero tiene que ver con la seguridad ciudadana en lo urbano. El segundo es la seguridad ciudadana en lo rural.

Planeamos un sistema de seguridad rural que llegue y se quede en los territorios, con unos componentes muy fuertes de investigación sobre estructuras de crimen organizado, que generan amenazas no solo en lo rural sino en lo urbano.

¿Cómo se reforzará la seguridad en las ciudades?

Estamos haciendo estrategias con un enfoque muy regional y local. Hemos analizado en esos contextos los fenómenos que afectan la seguridad y la convivencia, en eso estamos haciendo un énfasis con un tratamiento de crimen organizado. Los indicadores que tenemos en el país, indican una reducción del 6% en el homicidio, una reducción de la extorsión y el secuestro en un 30%.

También se ha presentado la reducción en robo de vehículos y nos inquieta el hurto a las personas. Sobre esos delitos es en los que hemos hecho énfasis. Tenemos un foco importante para combatir el tráfico local de estupefacientes, que es uno de los delitos que más afecta la seguridad. Esas estructuras las estamos combatiendo. Hemos desmantelado más de 30 en los últimos días.

En Cali el robo de celulares es un delito que ha venido en aumento al igual que el robo a personas, lo que ha generado una gran preocupación ¿Esto es un fenómeno nacional?

Sí, pero en cuanto al índice de esos robos hemos bajado bastante a nivel nacional. ¿Por qué en Cali no se ha logrado esa reducción? lo que pasa es que estamos mejorando la calidad del dato en la información, que es otro punto que hay que aclarar.

Hay una estrategia muy clara, el Código Nacional de Policía nos va ayudar muchísimo sobre el control de establecimientos donde hay receptación. Inclusive, vamos a ir hasta la extinción del dominio para poder ser más efectivos. Esto junto con otras medidas que ha tomado el Gobierno Nacional a través de la identificación de cada uno de los teléfonos que deben reportarse a la base de datos que se está manejando el Ministerio de las TIC.

Aquí en Cali uno de los grandes problemas de la seguridad son los atracos callejeros de hombres armados y en motos. 

En Cali, tiene que ser muy fuerte el control de los establecimientos que se dedican a esto, de igual manera se debe de intensificar el trabajo que hacemos contra las estructuras delictivas.

Cali ha logrado una reducción importante en los homicidios de 80 caso menos en lo que va corrido del año.

Pero vemos que en julio si hubo un incremento y eso coincide con el panorama de unos municipios del norte del Valle. Esto sumado los casos de personas desmembradas o cadáveres en bolsas de basura, ¿Qué está pasando?

Estamos haciendo una valoración porque esos picos realmente tienen que preocuparnos. En esta jurisdicción cuando uno ve por ejemplo Tuluá, que tuvo épocas muy duras así como Roldanillo, se observa que hemos realizado unos trabajos contra estructuras delincuenciales.

Uno puede capturar a ‘Otoniel’ pero la organización puede seguir, entonces tenemos un trabajo que abarca toda la organización,
desde la parte financiera hasta
el narcotráfico”.

Estamos haciendo una revisión sobre las estructuras delictivas que se han capturado y de las que de pronto pretenden asumir ese hueco y que pueden ir generando situaciones de estas como algún repunte en el tema de los homicidios. Pensamos que se trata de un reacomodo de estructuras criminales por los golpes que les hemos dado.

Esta es una preocupación que nos aqueja y tenemos un equipo trabajando y, de esta manera poder contrarrestar este fenómeno.

Ya iniciaron las sanciones por el Código Nacional de Policía y Convivencia pero hay personas que expresan su temor porque dicen que hay un excesivo poder para los uniformados.

Lo primero es que las personas no lo deberían de ver tanto así, yo creo que se debería de ver más desde la perspectiva, ¿Qué estoy haciendo yo como ciudadano en el respeto y cumplimiento de unas normas de convivencia? Es un código para la prevención, no pensemos tanto en lo que el policía va hacer, en la multa y en la sanción sino en cómo comportarnos mejor.

Lea también: "Nuevo Código no nos da poderes exorbitantes": Policía Metropolitana

Lo segundo es que tenemos una veedurías y unos mecanismos para que haya un control social. Creamos los comités cívicos de verificación, en los que, inclusive, los ciudadanos pueden grabar. No desconozco que de pronto algún policía puede salirse del margen, pero es ahí donde estamos trabajando con capacitaciones y controles, al igual que con la generación de mecanismos que nos permitan minimizar al máximo cualquier riesgo de esa naturaleza.

Los mecanismos están dados, una veeduría, un control social y un control institucional para que no se presenten estos hechos.

La Policía Nacional tiene en estos momentos un gran reto frente al llamado posconflicto, tras el acuerdo, pero uno de los grandes problemas que se ha denunciado es el intento del ELN y de bandas criminales de copar las zonas que dejaron las Farc. ¿Qué es lo que se está haciendo frente a eso?

La Fuerza Pública en todo su contexto, liderados por el Ministerio de Defensa y también con la orientación de Vicepresidencia de la República, ha diseñado todo un plan de control territorial integral, que nos permite generar acciones de frente a las manifestaciones que se puedan presentar en los territorios, desde un enfoque mucho más regional y local de la seguridad.

Si un actor sale, hay otros que pretenden llegar, en el plan, integrado por las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, se han priorizado un número de municipios, corregimientos y sectores, sobre los cuales hay un plan de control territorial efectivo.

¿Cuáles son esas zonas priorizadas?

Por ejemplo, la operación Agamenón se tienen operaciones y planes pilotos en Tumaco, Buenaventura, Norte de Santander y en los Llanos Orientales, contra esas estructuras que pretenden llegar al territorio en donde estaba el otro actor criminal que sale, allí estamos haciendo un trabajo de investigación con resultados que ya se van dando en el territorio.

También una acción de oferta de seguridad para que también entre con la oferta del Estado. Con nuestras Fuerzas Militares están entrando, por ejemplo, en el tema de vías, de justicia; estamos haciendo ahora unos planes y unos encuentros comunitarios en los diferentes sectores en donde están las Zonas Veredales que se comenzaran a llamar Espacios Territoriales de Capacitación y Reintegración, donde estamos haciendo un trabajo con las comunidades, con la misma Farc y las autoridades para generar la institucionalidad y el control de ese territorio.

A parte de la llegada o el intento de esos grupos de copar esos territorios, también están los asesinatos de líderes sociales. ¿Cómo se está dando esa protección a los líderes sociales y a los mismos excombatientes de las Farc?

Tenemos unos canales de comunicación muy directo con ellos, lo estamos trabajando en diferentes líneas de acción, una preventiva que es con encuentros comunitarios, con comunicación.

El otro punto son las investigaciones de organizaciones delictivas que están en esos sectores. Tercero, una acción reactiva inmediata ante cualquier situación, por eso se creó un cuerpo especial que está atendiendo todos estos casos con unos equipos de investigación fortalecidos con más 1.300 hombres.

¿Qué organizaciones han identificado ustedes que están detrás de los asesinatos de líderes sociales?

No hay solo una organización que uno pueda señalar, hay situaciones muy puntuales de acuerdo al territorio. No podría decir que hay una organización única y sistemática que esté generando estas situaciones.
Pero hay un nombre que se repite mucho en los territorios y es el de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

Para nosotros es crimen organizado el que hay allí. Hay estructuras de crimen organizado que tienen unos intereses delictivos y que sobre esos sectores manejan cuentas ilícitas. Sectores sobre los cuales nosotros estamos actuando. Por ejemplo, en Tumaco está la ‘Gente del Orden’, los del ‘Clan del Golfo’ y otras estructuras con las que se han presentado diferentes hechos, el crimen organizado residual.

Usted visita Cali cuando hay una gran polémica de un video que fue revelado al parecer por Policías en donde se puede observar a una joven en estado de alicoramiento desnudarse por incitación de los funcionarios en una estación de Policías.

Debo de señalar que este es un hecho de uno o dos policías y que rechazamos en su totalidad como institución, pero no se puede generalizar, aquí también tenemos todos los días policías que son profesionales y respetuosos con los derechos de las personas y eso si, nosotros no vamos a permitir que esos hechos se presenten en la institución, porque somos conscientes del respeto que debemos tener.

Clan del Golfo

¿Cuáles son las grandes estructuras criminales que combaten?

Estamos haciendo un gran trabajo contra el Clan del Golfo, se ha reducido más del 50 % con la Operación Agamenón. También tenemos otra ofensiva en el Norte de Santander contra Los Pelusos. Y los Llanos Orientales, también está la focalización en contra de un grupo que está a punto de desaparecer (Los Puntilleros).

La operación Agamenón lleva más de dos años ¿Por qué aún no ha caído alias Otoniel?

Este es un proceso, y ustedes saben que son personas que han durado mucho tiempo en diferentes grupos delictivos y manejan un nivel de seguridad muy alto, se cuidan muchísimo. Pero tarde o temprano caerán Tenemos más de 50 jefes de esa estructura que han sido neutralizados o capturados, y 1.300 miembros de esa organización que han sido capturados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad