"No esperaba que ustedes me lo mataran, que lo mandaran en un cajón": Johan Stiven

Noviembre 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Johan Stiven Martínez, hijo del Libio José Martinez habló del vil asesinato de su padre a manos de las FARC. En la foto: Johan Stiven Martínez recibe consuelo por parte de un soldado.

Conmovedoras declaraciones del niño Johan Stiven Martínez, hijo del sargento Libio José Martínez, quien fue asesinado junto a otros tres uniformados por las Farc en el Caquetá.

"Señores de las Farc, ustedes ayer 26 de noviembre me rompieron las alas, el sueño, el anhelo de conocer a mi padre personalmente, ese abrazo tan anhelado que por 13 años, 11 meses y 5 días , yo lo había esperado con mucha devoción y rogándole mucho a Papito Dios para que mi padre pudiera salir libre, para que las cadenas del secuestro se le rompieran a él, pero no esperaba que ustedes me lo mataran, lo mandaran en un cajón, yo quería verlo a él, quería conocerlo, que él me diera ese abrazo que tanto tiempo anhelada, ese abrazo que quería compartir".Así expresó su dolor el pequeño Johan Stiven Martínez, hijo del sargento asesinado Libio Martínez , en declaraciones dadas a los medios de comunicación en el norte de Bogotá. "Lamentablemete ya no son posibles, pero a mi padre le quiero decir que lo quiero mucho, que desde el cielo me mande mucha fortaleza, que envíe la bendición de Papito Dios. Voy a rogar mucho por su alma para que Papito Dios lo reciba en el cielo, lo acoga para que pueda descansar en paz. Te quiero mucho, no te olvides que desde acá yo te estoy apoyando y yo sé que tú desde allá me vas a estar enviando tu bendición", manifestó el menor de edad. "A las Farc yo les dijo que por favor liberen a los demás secuestrados, que no le den más sufrimiento a Colombia, a más niños como yo que sufrimos esta guerra, en el dolor que yo me encuentro sin poder conocer a mi padre. A los señores de las Farc yo les dijo que suelten esas armas, que ya esa hora, que mucho daño le han hecho a Colombia, a gente inocente, que suelten a las armas que acabaron con la vida de mi padre y de muchas personas más. Que devuelvan a los demás secuestrados sanos, salvos y lo mas importante con vida, porque sus familiares los quieren abrazar, los quieren volver a tener, pero vivos". A los familiares de los cautivos, el menor de edad les expresó que "hay que tener mucha paciencia, orar mucho para que Dios traiga a nuestros seres queridos sanos y salvos, para que Papito Dios pueda romper las cadenas del secuestro".Mientras que a los cautivos, les mandó un mensaje de aliento y les dijo que siguieran luchando "para adelante, los colombianos y personas en todo el mundo estamos orando a diario para que ustedes puedan tener fuerza, soportar el cautiverio y volver a casa".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad