No cesa la polémica por la visita de militares a La Habana

No cesa la polémica por la visita de militares a La Habana

Agosto 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa

El presidente Juan Manuel Santos también rechazó las críticas de quienes, siendo funcionarios del Estado, no respaldan el proceso de paz que adelanta el Gobierno y la guerrilla.

Tras el anunció de una Subcomisión Técnica que empezará a discutir el posible cese del fuego de manera bilateral y la dejación de las armas por parte de las Farc, continúa la polémica sobre si los uniformados activos deben ir o no a la mesa de negociación a La Habana. La discusión en Cuba inició en la mañana de este viernes. Lea también: Proceso de paz entró en momento decisivo, según Humberto de La Calle. La comisión que está orientada por los generales en retiro Jorge Enrique Mora Rangel y Óscar Adolfo Naranjo Trujillo, quienes son negociadores plenipotenciarios que tiene el Gobierno, está compuesta por el general del Ejército Javier Alberto Flórez Aristizábal, Jefe de Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares; los coroneles del Ejército Vicente Sarmiento Vargas y Saúl Rojas Huertas; por la Armada Nacional están el Capitán Ómar Cortes Reyes y la Teniente de Navío Juanita Millán Fernández, por la Fuerza Aérea el Mayor Rodrigo Mezú Mina y por la Policía Nacional el Teniente Coronel Edwin Chavarro Rojas. El presidente de la República, Juan Manuel Santos exigió “respeto” por la Fuerza Pública y advirtió que es fundamental la presencia de los oficiales en La Habana pues es una clara garantía para la sociedad y para las propias Fuerzas Armadas de que serán escuchados en la construcción del fin del conflicto. De esta manera, Santos también rechazó las críticas de quienes, siendo funcionarios del Estado, no respaldan el proceso de paz que adelanta el Gobierno y la guerrilla. “Siempre hay quienes quieren confundir y manipular a los colombianos, exijo respeto por miembros de las Fuerzas Armadas (…) nada los enaltece más que se escuche su voz y su opinión en una etapa tan definitiva como la culminación de una guerra donde estuvieron al frente poniendo el pecho”, aseveró. De igual forma, el mandatario aclaró que los militares no harán parte de ninguna negociación, sino que discutirán en una subcomisión asesora el tema de la dejación de armas y cese al fuego y las hostilidades, paso decisivo para culminar la firma de la paz. Santos comparó la llegada de los militares activos con la de las víctimas a La Habana, “ambas constituyen un hecho histórico”, dijo, y pidió a quienes aún guardan escepticismo un voto de confianza al proceso de paz. "Equiparan lo no equiparable A su vez el Centro Democrático indicó que "esto significa igualar las fuerzas legítimas del Estado con actores terroristas al margen de la ley que tanto daño les han hecho a los colombianos", dijo Óscar Iván Zuluaga, excandidato presidencial y director del movimiento político. El expresidente y Senador Álvaro Uribe Vélez agregó que la presencia de los miliatres va en contra de la Constitución. "Esa presencia allí pone a las Fuerzas Armadas a deliberar, en contra de lo que dice la Constitución, por una decisión de abuso de poder del Presidente, que como comandante de ellos les ordena en nombre de la disciplina acudir a La Habana a violar la Constitución con el efecto nefasto de afectar seriamente la seguridad en Colombia", afirmó Uribe, y agregó que así se "equiparan lo no equiparable". "Las Fuerzas Armadas son las fuerzas institucionales del Estado, los otros son los terroristas verdugos del pueblo colombiano, la misión de las Fuerzas Armadas es la seguridad, la tarea de los otros es el crimen y todo esto desemboca en un grave riesgo de seguridad y en una nueva afectación institucional", puntualizó el senador del Centro Democrático. La también excandidata presidencial y exministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez, dijo que es un despropósito que los militares activos se encuentren con las Farc, porque afecta el honor de las Fuerzas Armadas. “La asistencia no va a mostrar opciones distintas ni otros criterios, solo va a generar desconcierto y a afectar el honor de las Fuerzas Militares por que están hablando de igual a igual con la guerrilla”, afirmó. Por su parte, el también senador uribista Alfredo Rangel explicó que para su movimiento, este es un hecho "ilegal", que "humilla y desmoraliza a las Fuerza Militares" y que "puede afectar de manera grave la seguridad nacional". "Jamás se doblegará a nuestros héroes" A estos cuestionamientos respondió el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón. “Se equivocan quienes afirman que la presencia de los miembros de las Fuerzas Armadas como asesores de los comisionados por el Gobierno Nacional se trata de una rendición ante los terroristas. Jamás se doblegará a nuestros héroes”, afirmó. El ministro fue enfático en que los uniformados están calificados para el papel indicado, “ya que llevan más de dos años estudiando procesos de desmovilización en el mundo”. Para Pinzón, el papel de estos oficiales será clave ya que “este tipo de tareas no se puede dejar en manos de cualquiera, solo después de firmados los acuerdos se podrá llevar a cabo el cese al fuego y son nuestras Fuerzas quienes garantizarán esos acuerdos y la seguridad de los colombianos en un escenario de paz”, aseguró. En el caso de los oficiales en retiro, el general Harold Bedoya Pizarro dijo que la participación de militares activos en la mesa de diálogos es un acto político y por lo tanto puede ser “inconstitucional”. “La Constitución desde el 1886 lo prohíbe, siempre lo dije a los Presidentes cuando fui comandante de las Fuerzas Militares y los presidentes lo atendieron, pero así lo hizo el presidente Santos; lo que se está haciendo en Cuba es de altísima política y los militares van a entrar a deliberar, a debatir con una organización que está negociando con el Gobierno el futuro de la patria y hasta el mismo futuro de las Fuerzas Militares”, indicó Bedoya. El presidente de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares (Acore), general Jaime Ruiz Barrera, reiteró que los uniformados solo pueden actuar como expertos. "Ya habíamos hecho una aclaración de manera pública diciendo que no convenía bajo ninguna circunstancia que fueran enviados miembros activos, salvo que fueran solo como expertos conocedores, en la dejación de las armas", afirmó Ruiz Barrera. Ruiz fue enfático en que cualquier que vaya a La Habana en representación de las Fuerzas Armadas “nos representa, ya que son expertos en materias técnicas y de combate, somos una sola Institución, con los mismos intereses, preocupaciones e intereses sobre la seguridad del país". Frente al tema del cese al fuego bilateral, el oficial en retiro resaltó que sólo ocurrirá de una forma: "la dejación de las armas debe ser cuando haya un cese bilateral, sólo después de esa dejación, porque de lo contrario las Fuerzas Armadas portan las armas de la nación para cumplir con su misión institucional", explicó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad