Niños asesinados en el Atlántico serán sepultados por su padre

Febrero 20, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa

Johnny López, padre de los tres menores que habrían sido asesinados por su madre, dijo que jamás pensó que su exesposa pudiera hacer algo tan terrible.

Dos de los tres menores que supuestamente fueron asesinados por su madre en el municipio de Palmar de Varela, Atlántico, serán traslados en las próximas horas a Magangué, Bolívar, donde se les dará cristiana sepultura. La noticia fue ratificada por el padre biológico, Johnny López, quien dijo que la decisión fue tomada luego de que el Bienestar Familiar le confirmara que él es quien tenía la patria potestad de los menores. “Esto es muy doloroso, no pensé que esto fuera a suceder, pero el Bienestar Familiar me ha dicho que por tener la patria potestad soy el que debe darles cristiana sepultura”, dijo López, quien llegó a Palmar de Varela a ver los cadáveres de sus hijos. Lea también:Brutal asesinato de tres niños en Atlántico conmociona al paísEn un comienzo, cuando le dieron la noticia de que se los podía llevar a sepultar a Magangué, donde reside, no sabía qué hacer porque no tenía el dinero para el traslado ni para hacerlo. “Pero la Alcaldía de Palmar de Varela me ha apoyado, pagando la funeraria para que lleven los cuerpos hasta allá y también para la sepultura”, dijo. En medio del dolor y ante la pregunta cómo era Johana Montoya, sólo pudo decir que “ella tenía un temperamento fuerte, por momentos era agresiva, pero nunca me imaginé que pudiera llegar tan lejos”.Lea también:¿Por qué una madre mata a sus hijos?, psiquiatra forense analiza caso en Atlántico. Los menores que serán sepultados en Magangué son Kathy Johana, de seis años de edad, y Luis Enrique, de tres. El mayor, Adinadad, de 10, será enterrado en Palmar de Varela. Misa y gran movilizaciónEn las primeras horas de este viernes se llevó a cabo una misa en la iglesia San Juan Bautista de Palmar de Varela, con la presencia de Monseñor Jairo Jaramillo, quien oró por los menores y por la familia de los fallecidos.Allí hubo varias personas de la administración departamental y municipal, así como compañeritos de los cursos de la institución educativa Augusto Juan, donde los tres menores se encontraban estudiando. Después de la eucaristía los estudiantes y profesores, así como varias organizaciones sociales hicieron una marcha por la población exigiendo menos maltrato para los niños. Desde el momento en que se conoció la tragedia, los representantes de entidades que defienden los derechos de los niños condenaron este terrible hecho y recordaron que el país debe generar políticas para garantizar la vida de los más vulnerables.Uno de los primeros en pronunciarse fue el procurador General, Alejandro Ordóñez, quien pidió que se investigue que pasó en este caso y envío una comisión especial al Atlántico.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad