Niño desmembrado en Tuluá vivía en el barrio Floralia de Cali

Niño desmembrado en Tuluá vivía en el barrio Floralia de Cali

Febrero 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá.
Niño desmembrado en Tuluá vivía en el barrio Floralia de Cali

En menos de una semana, tres menores han perdido la vida de manera violenta en Tuluá en febrero.

Familiares dicen que el menor se había ido de la casa de sus padres y además había abandonado sus estudios.

Del barrio Floralia, en la zona nororiental de Cali, era el niño que fue desmembrado y decapitado por desconocidos en un cañaduzal del barrio Villa Liliana, en Tuluá. Lea también: Defensoría del Pueblo convoca autoridades para frenar la violencia contra menores. Así lo indicó su tío, Óscar Borrero, quien dijo que hasta ahora se desconoce lo qué motivo al preadolescente, de 13 años, trasladarse hasta la ciudad de Tuluá, al parecer en compañía de otros jóvenes.Según el señor Borrero, Leonardo, era un niño rebelde que se había ido de la casa de sus padres y además había abandonado sus estudios."Sin duda que este es un golpe muy fuerte para toda la familia, y sobre todo por la forma en que el niño fue asesinado”, indicó Óscar Borrero, tío de Leonardo Borrero Ramos, quien en la noche del pasado martes fue desmembrado y su cabeza decapitada.Por su parte, Carmen Rosa Borrero, dijo que su sobrino era un niño normal, que no tenía problemas con nadie y tampoco amenazas en contra de su vida, "un poco rebelde, pero eso es normal en los muchachos de su edad", indicó la desconsolada mujer."Leonardo no acostumbraba a desaparecerse por días, por lo que nos parece muy extraño qué estaba haciendo en Tuluá y tampoco sabemos quiénes son los otros muchachos con lo que se vino de Cali”, manifestó la señora Carmen Rosa.Según el teniente coronel, Marino Solano Salazar, comandante del Segundo Distrito de policía, el adolescente, en compañía de dos muchachos, que habían llegado de Cali ese mismo día, al parecer fueron obligados por personas armadas a ingresar a ese cañaduzal en donde les iban a dar muerte.Sin embargo, los demás alcanzaron a escapar y en el CAI del corregimiento de Nariño, dieron aviso a las autoridades.Cuando las patrullas llegaron al lugar de los hechos encontraron el cadáver del adolescente con múltiples heridas de arma blanca. La cabeza cercenada y las manos y las piernas desmembradas.Al lado del cuerpo, los técnicos de la Sijín de la policía, que realizaron las diligencias de levantamiento del cadáver, hallaron una pacora y un machete oxidado al igual que una pica con la que los homicidas habían hecho un hueco al parecer para enterrar ahí mismo a su víctima.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad