Niña secuestrada en Guachené regresó a su casa tras liberación en Toribío

Mayo 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Niña secuestrada en Guachené regresó a su casa tras liberación en Toribío

Los habitantes de Guachené, Cauca, repartieron volantes con el retrato de la hija del comandante de la Policía de Padilla que fue secuestrada y pidieron su liberación con banderas blancas. (Fotografía publicada con autorización del padre de la menor)

La pequeña, de 11 años de edad, que fue plagiada en la mañana de este jueves cuando iba para su colegio en Guachené, Cauca, fue liberada cerca a un lugar donde se encontraba reunidos miembros de la Guardia Indígena en Toribío.

Alejandra Cantoñí, hija del comandante de la Policía de Padilla, secuestrada en las horas de la mañana cuando iba para su colegio en el municipio de Guachené, fue liberada en la noche de este jueves, según confirmaron fuentes de la Policía y de la Guardia Indígena.La liberación se dio luego de que se desplegara un gigantesco operativo en el norte del departamento del Cauca, donde las autoridades -apoyadas por las comunidades afrodescendientes e indígenas- buscaban a la hija del uniformado Victor Cantoñí. Según indicaron los indígenas, la menor llegó a un restaurante en el que se encontraban reunidos varios integrantes de la Guardia con el secretario de Gobierno de Toribío. Los captores la liberaron cerca al lugar y le dieron instrucciones de acercarse a un sitio público.Una fuente militar agregó que la menor fue llevada hasta el lugar donde fue liberada en un carro el cual la dejó abandonada a la entrada del pueblo.La menor ya se encuentra en su hogar en Guachené, donde fue recibida por sus familiares y decenas de personas que la esperaban a los alrededores de la vivienda. A su encuentro agradeció a Dios por regresar a casa yDe igual forma fue llevada al hospital local, para realizarle un chequeo médico y evaluar su estado de salud.En un principio Alejandra Cantoñí fue trasladada hasta el corregimiento de El Palo por parte de la Guardia Indígena y de ahí hasta su hogar. El presidente de la República, Juan Manuel Santos, también se pronuncio frente al hecho a través de su cuenta en Twitter, donde resaltó que “Gracias a Dios, a la presión de la Fuerza Pública y a la comunidad, la niña Alejandra Cantoñí quedó en libertad. Se investiga responsables”. Por su parte, el alcalde de Guachené, Francisco Paz, aseguró a Caracol Radio que fue “notificado por el Alcalde de Toribio que el cabildo la había recuperado y estamos esperando por ellos para llevarla de regreso”. La pequeña, de 11 años, fue plagiada hacia las 6:30 a.m. cuando iba para la Institución Educativa Jorge Eliécer Gaitán, en el municipio de Guachené, a recibir sus clases de sexto grado. Sin embargo, en el camino la menor fue plagiada por hombres armados que se movilizaban en un campero. Inmediatamente, las comunidades afrodescendientes, en compañía de los indígenas, iniciaron una persecución a estos vehículos, que según testigos intentaron huir hacia la parte alta de la Cordillera Central.La movilización de la comunidad permitió que, horas después, la guardia indígena interceptara el vehículo en el que presuntamente se llevaron a la niña, cuando pasaba por el corregimiento de El Boquerón, parte alta de Caloto. Noticia en desarrollo...

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad