"Negociadores del Gobierno no son mandaderos del proceso de paz": Garzón

Octubre 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, habló sobre los diálogos en La Habana entre el Gobierno y las Farc durante la instalación del Congreso Nacional de Redunipaz en el Concejo de Cali.

El vicrepresidente de la República dijo este miércoles en Cali que tanto los negociadores del Gobierno, como de las Farc, deben "hacer todos los esfuerzos para construir un acuerdo".

El vicepresidente de la República, Angelino Garzón, afirmó este miércoles que los voceros del Gobierno en los diálogos de paz en La Habana no pueden ser "mandaderos" en este proceso, al igual que las Farc del secretariado del grupo guerrilleros, sino los encargados de alcanzar acuerdos de paz. "Le he dicho al Presidente que yo siento que sus delegados en La Habana se comportan como mandaderos. Ellos no son mandaderos, ellos son los voceros del Gobierno, tienen un deber de ayudar a construir un acuerdo de paz con la guerrilla. Ellos no deben traerle razones, sino acuerdos, que es lo que necesitamos, acuerdos de paz y no razones de paz. De razones estamos cansados", afirmó Garzón. Garzón hizo el anuncio durante la instalación del VI Congreso Nacional de la Red de Universidades Unidas por la Paz, Redeunipaz, que se llevó a cabo en la mañana de este miércoles en el Concejo de Cali. El Vicepresidente manifestó que el deber de los negociadores en La Habana, tanto por parte del Gobierno, como de las Farc, es "hacer todos los esfuerzos para construir un acuerdo". "Los voceros del Gobierno deberían decir lo mínimo para un acuerdo de paz y la guerrilla tiene el deber de cesar todas las actividades criminales y violentas, es un deber ético que tienen por más que sean un grupo armado. Deben respetar los derechos humanos, deben cesar los secuestros, la colocación de minas antipersona, detener las acciones terroristas como ha estado pasando contra la población de Tumaco y Nariño", señaló Garzón.Garzón agregó que los negociadores se "sentaron a conversar para construir un acuerdo de paz, no para crear una ilusión sobre la misma. Tienen el deber de que estos diálogos no sean una nueva frustración. Las Farc deberían aprovechar este escenario de paz para hablar más políticamente y menos militarmente". Por su parte, el alcalde encargado de Cali, Diego Calero, afirmó que "para Cali, el problema de la paz es fundamental", pues "el fin de semana pasado fue supremamente violento y eso guarda relación definitivamente con la vinculación de antiguos desmovilizados en oficinas de cobro, redes de microtráfico que han estado desangrando la ciudad"."Pero creemos que esta administración, tanto local, como regional y nacional, está comprometida con contribuir a que el proceso de paz, que tanto anhelamos los colombianos, llegue a buen término", concluyó Calero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad