Nazario, el narco mexicano que se consideraba un santo

Diciembre 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y resumen de agencias
Nazario, el narco mexicano  que se consideraba un santo

Narcotráfico. Estos son los jefes del Cartel de ‘La Familia’, por los que el gobierno mexicano ofrecía una millonaria recompensa (más de dos millones de dólares por Nazario Moreno). Esta valla se encontraba en el estado de Michoacán.

El jefe del Cartel mexicano ‘La Familia’, asesinado el viernes, era un narco que invocaba la “justicia divina” para matar.

Nazario, nombre que viene del Nazareno, era un santo católico que en el Siglo III abandonó las armas para dedicarse al cristianismo. Nazario Moreno González, en el Siglo XXI, se creía un mesías que, con el plomo escupido de fusiles AK 47, iba a salvar a Michoacán.Nazario, a quien llamaban ‘El Chayo’ o ‘El más loco’, como él mismo firmaba los escritos con los que quería evangelizar a su grupo de casi mil hombres, era un narco que invocaba la “justicia divina” para asesinar. El jefe del Cartel de ‘La Familia’, muerto el viernes pasado, era la cabeza de uno de las estructuras de la droga mexicana más peligrosas, pero al mismo tiempo complejas de este país. En los papeles que este grupo deja junto a los muertos se lee: “’La Familia’ no mata por dinero, no mata mujeres, no mata inocentes, muere quien debe morir, sépalo toda la gente. Esto es: Justicia Divina”.‘El más loco’, junto con José de Jesús Méndez, ‘El Chango’, lideraban este cartel, cuyo funcionamiento, según un documento de la Policía mexicana, se asemejaba a las mafias italianas. Los tentáculos llegaban a 87 de los 113 municipios de Michoacán. De acuerdo con diversos especialistas, este cartel mezcla su principal negocio, tráfico de cocaína, marihuana y drogas sintéticas por México y EE.UU., con el secuestro y la extorsión, siempre empleando una violencia extrema. Y su poder se evidenció en la misma operación que llevó a la muerte de Nazario: el operativo de la Policía Federal contra ‘La Familia’ desató una ola de violencia en Michoacán, que alcanzó a una docena de municipios, donde hubo bloqueos con 30 carros incendiados en las entradas de Morelia, capital del estado, y balaceras que duraron más de 24 horas. Los ‘guerreros de dios’, como les decía Nazario, a los miembros de su organización desataron una confrontación con las autoridades. En parte para huir, pero en parte para vengar la muerte de su “evangelizador”, la confrontación que se desató dejó a once personas muertas (cinco policías federales, tres delincuentes y tres civiles).El evangelizadorEl capo nació el 8 de marzo de 1970 en Apatzingán, Michoacán, y fue arrestado por primera vez en 1994 en McAllen (Texas, Estados Unidos). Se le detuvo temporalmente por introducir marihuana. Posteriormente, en el 2003, se le acusó de nuevo en el mismo lugar por narcotráfico, ante lo que resolvió huir a México, donde empezaría a construir su faceta de líder criminal pseudorreligioso.Estaba acusado por las autoridades de los delitos de delincuencia organizada, contra la salud, privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro agravado por causar la muerte de secuestrados, homicidio calificado y robo calificado.Según diversas fuentes, Nazario ha adoctrinado en temas evangélicos a numerosos miembros de su organización, reclutados a través de clínicas que abrió, irónicamente, para tratar adicciones. Son unos albergues a los que llama Gratitud.Una vez sanos, les prohibía consumir drogas y alcohol, entonces pasaban a formar parte de ‘La Familia’. Reuniones de oración, combinadas con prácticas de tiro forman parte de la disciplina habitual de este ‘ejército de dios’.En uno de esos albergues, en el 2007, la Policía encontró en un allanamiento un documento llamado el evangelio de ‘La Familia’. Estaba firmado por ‘El más loco’. “Ni el hierro, ni el acero, ni siquiera el oro tienen el valor de un hombre honesto”, dice uno de los apartes del documento hallado.En este documento se indica desde cómo debe comportarse un hombre ante retos diarios, cómo ser mejor cada día, hasta de la humildad, la caballerosidad, amor y bondad, el éxito, la vida y el dolor. Pero ese mismo grupo que habla de “lo bello de la vida” distribuyó una grabación por Internet, en la que se observa el asesinato de un presunto miembro de ‘Los Zetas’. El hombre aparece desnudo, atado a una silla, vestido sólo con unos calzoncillos negros y con el cuerpo lleno de frases amenazantes. Frente a la cámara es torturado y asesinado.¿Un cartel o una secta?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad