Narcomenudeo, un negocio que mueve $6 billones anuales en Colombia

Narcomenudeo, un negocio que mueve $6 billones anuales en Colombia

Noviembre 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
Narcomenudeo, un negocio que mueve $6 billones anuales en Colombia

Así lo reveló un informe elaborado por el Departamento Nacional de Planeación. Colombia, con millón y medio de consumidores, ocupa el cuarto puesto de consumo en Latinoamérica. Preocupa la situación.

La venta de drogas en el interior del país (narcomenudeo) mueve cerca de $6 billones al año, indicó este miércoles el director del Departamento Nacional de Planeación, DNP, Simón Gaviria, en la presentación de un informe sobre la venta y consumo de drogas en Colombia. 

De ese valor estimado de mercado (o.75 % del PIB), $300.000 millones corresponden a las ganancias de la red dedicada al cultivo y producción, $2,5 billones a la banda delincuencial que la distribuye y $3,2 billones a los expendedores de droga que la ponen en las calles para el consumo.

De acuerdo con el  informe realizado por el DNP en colaboración con la Policía Nacional y la Fiscalía, en Colombia hay aproximadamente un millón y medio de consumidores de coca, marihuana y bazuco, lo cual convierte al país en el cuarto mayor consumidor de drogas de Suramérica.

Lea también: Así funciona la venta de drogas alrededor de colegios de 16 comunas de Cali

Los principales mercados para el comercio de drogas al menudeo, de acuerdo con los resultados de las investigaciones,  son los departamentos de Cundinamarca (22%), Valle del Cauca (14%), Antioquia (12%), Magdalena (7%) y Santander (5%). Por capitales el mercado lo encabeza Bogotá (19%), seguido de Barranquilla (3%), Pereira (3%), Bucaramanga (2,5%) y Medellín (2,5%).

En ese sentido el 56 % de los consumidores de droga están en las ciudades capitales. Gaviria explicó que en el país se ha incrementado el consumo interno de estupefacientes, y se ha dado una “transición” del tráfico a mercados locales, y no únicamente internacionales. 

“En los 80 se creía que los carteles de droga no distribuían a gran escala droga en Colombia por un tema moral, pero era un tema netamente económico”.

Lea también: Desesperados, así están algunos caleños con el consumo de drogas en parques

De acuerdo con las investigaciones tanto del DNP como de organizaciones independientes, las fuertes disposiciones de las autoridades para frenar el tráfico internacional de droga, ha obligado a los traficantes a volcar su venta al mercado interno de lo que se ha derivado un aumento de consumo y un fortalecimiento del negocio local de estupefacientes.  

El director del DNP también reveló que la siembra de coca se ha movido a las zonas fronterizas, y en el 78 % de los municipios productores de coca hay presencia de conflicto armado, en ese sentido, el 86 % de los municipios productores de la hoja de coca son rurales o dispersos.

Este tipo de regiones tienen en su mayoría altos índices de pobreza (87 %), y además el 58 % de ellos tienen deficiencias en sus vías de acceso. El informe del DNP también da a conocer que las zonas con presencia de niveles altos de rendimiento hídrico tienden a ser empleados para esta actividad ilegal.

El informe revela,  además, que para el año pasado, en Colombia había 96 mil hectáreas de coca cultivadas. Y las autoridades decomisaron 115 millones de dosis de drogas ilícitas.

Lea también: Las nuevas drogas sintéticas que se camuflan en las rumbas caleñas

Las propuestas

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez, propuso que para reducir estas alarmantes cifras, se cree una política integral de lucha contra la droga. 

”El narcotráfico sigue siendo la peor de nuestras plagas, este es el inició de todos los males, como las guerrillas y el paramilitarismo, debe haber una política renovada, de no ser así puede terminar por arruinar la paz”.

Por su parte, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria dice que este problema “debe tratarse desde un enfoque social, y se deben plantear medidas para ayudar a las personas dependientes de los estupefacientes, además se deben crear programas para prevenir que los menores de edad se vean inmersos en estas actividades”.

“Detrás del narcomenudeo hay patologías sociales, como la falta de oportunidades (…) Los objetivos de la política antidrogas deben ser sociales", señaló el ministro Gaviria al tiempo que agregó que los pilares de la lucha antidroga deben ser la prevención, el tratamiento, la reducción del daño y la promoción de la salud.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad