Museo Rayo y un equipo de fútbol, víctimas de gran estafador capturado en Cartago

Mayo 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Museo Rayo y un equipo de fútbol, víctimas de gran estafador capturado en Cartago

Estas gorras de uso privativo de las Fuerzas Armadas le fueron incautadas a este hombre en Cartago.

El hombre se hacía pasar como policía retirado y su prontuario delictivo se extendía al Valle del Cauca, Nariño, Tolima, Risaralda y Bogotá.

Un hombre de 39 años, señalado de estafar a policías, un equipo de fútbol de Bogotá y al Museo Rayo de Roldanillo, fue detenido por segunda vez este sábado en Cartago cuando pedía dinero para un supuesto tratamiento médico de su hijo y hospedaje en el municipio.  El hombre se hacía pasar como policía retirado y delinquía en el Valle del Cauca, Nariño, Tolima, Risaralda y Bogotá.  La captura se produjo este sábado cuando el hombre llegó en horas de la madrugada con su hijo de once años al comando de Policía del municipio del norte del Valle. "Esta vez llegó con un niño de 11 años, hijo de él, manifestando que el menor tenía leucemia y quería cumplirle su sueño de llevarlo al mar", dijo el coronel William López, subcomandante de la Policía Valle. Con lo que no contaba el hombre era que el mismo policía que lo atrapó estafando en Roldanillo hace cuatro años fue el mismo que lo reconoció este sábado en Cartago.  Se le incautaron cinco gorras de uso de la Policía y una del Ejército, así como también un camuflado y pedazos de un recorte de prensa.  Fuentes de la Policía le contaron a Elpaís.com.co que este hombre había cumplido una condena de cerca de cuatro años por el delito de estafa y en agosto 23 de 2015 había salido de prisión a cometer el mismo delito. Esta vez acompañado de su hijo, a quien utilizaba para obtener dinero o ayudas.   La historia se remonta al año 2012 en Roldanillo cuando fue detenido por primera vez pidiendo dinero, acompañado de su hija de siete años, caso por el que fue capturado y perdió la custodia de la menor.  El hombre llegó para pedir ayuda para el tratamiento médico de la menor, acompañado de una memoria USB con videos documentando el caso.  "Esas imágenes eran de un programa del Canal RCN donde habían sido invitados para pasar un día con el equipo La Equidad, con sede en Bogotá", afirmó el patrullero de la Policía.  Cuenta que ese día, según los videos, ellos habrían obtenido autógrafos del plantel de fútbol para alegrar a la niña. "Incluso, en las imágenes se veía al profesor Alexis García, quien para entonces era el técnico del equipo, llorando por la triste historia", añadió.  Como si fuera poco, no solo dejó víctimas en la capital del país. También en un viaje al Tolima, dice el investigador, habría engañado al equipo de fútbol de esta región para pasar un día con ellos; sin embargo, de este caso no hay mucha información.  Personal del Museo Rayo, histórico referente de la cultura vallecaucana, también cayó en las mentiras de esta persona. Este hombre afirmaba que la guerrilla había asesinado a su esposa y violado a sus dos hijas de cuatro y siete años. Decía que una había muerto y otra, con la que pedía dinero y ayudas, había sido infectada con sida y necesitaba dinero para una cirugía que reconstruyera sus genitales, como secuelas del presunto abuso sexual.  "En el primer caso esta persona pudo sacarle al museo un cheque por valor de $600 mil para el supuesto tratamiento de su hija, pero todo era una mentira, la niña confesó con el tiempo que ella solo repetía lo que su papá le pedía", recordó el uniformado.  Tras su captura a la 1:00 a.m. de este sábado, hasta donde llegó supuestamente referenciado por un alto mando de la Policía en Bogotá, se pudo establecer que este año había estado en Pasto, Pereira y Bogotá estafando a incautos policías y ciudadanos.  [[nid:536531;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/05/whatsapp-image-20160516-4.jpg;left;{Con este diploma, la Policía de Pasto certificó al menor como 'Cívico juvenil honorario', tras aprobar un curso y pasear en caballo en la sede de Carabineros. Cortesía Policía Nacional}

"Llegó en enero de este año a Pasto, donde lograron entrar hasta la estación de Policía para que el niño fuera certificado como policía cívico de honor después de hacer un curso. Nos mostró hasta un recorte de un periódico de allá registrando la noticia", relató la fuente, quien dice tener en su poder una copia de la certificación del niño. 

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad