Murió gobernador indígena que sufrió atentando en Popayán

Murió gobernador indígena que sufrió atentando en Popayán

Marzo 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
Murió gobernador indígena que sufrió atentando en Popayán

Willer Alexánder Oimé Alarcón, gobernador indígena atacado en Popayán.

El de Oimé Alarcón fue el segundo ataque mortal, de tres que se registraron en el Cauca contra integrantes de comunidades indígenas esta semana.

El gobernador indígena Willer Alexánder Oimé Alarcón, quien este miércoles fue víctima de un atentado en el centro de Popayán, falleció en las últimas horas en un centro asistencial de dicha ciudad.

El de Oimé Alarcón fue el segundo ataque mortal, de tres que se registraron en el Cauca contra integrantes de comunidades indígenas esta semana, en medio de situaciones registradas en Popayán y Santander de Quilichao. Según el reporte preliminar entregado por la Policía Metropolitana de Popayán, el líder nativo realizó una transacción comercial, donde obtuvo la suma de 20 millones, para luego desplazarse a pie sobre la carrera 6 del barrio El Empedrado de Popayán. En este trayecto fue interceptado por un pistolero, quien atacó a balazos al indígena tras apuntarle en la cabeza. “Registrado esto, el agresor corrió una cuadra para luego abordar una motocicleta, cuyo conductor no le importó ir contravía a la hora de facilitar la huída del agresor hacia el oriente de la ciudad. El dinero que portaba quedó en el lugar, descartando que se trate de un hurto”, explicó el comandante operativo de dicha institución, coronel Jairo Hernán de la Cruz. Mientras tanto, Alexander Oimé Alarcón cayó sobre el pavimento para luego rogar a los transeúntes que no lo dejaran morir y que lo llevaran rápidamente al hospital, como indicaron los testigos de este hecho, registrado alrededor de las 4:00 de la tarde de este miércoles. “Yo escuché cuatro disparos, por eso me resguardé en una tienda que hay en la esquina para después salir cuando no había peligro, vi que una persona estaba tirada en la calle. Entre varios nos acercamos para ayudarlo, él nos decía que no lo dejáramos morir, que lo ayudáramos entonces llamé a la Policía. Al momento llegaron como cinco motorizadas y ya ellos, como pudieron, lo montaron en un taxi para llevárselo al hospital”, explicó el comerciante Jhon Guevara, y agregó que, al momento del ataque, salía de un restaurante ubicado en este sector del barrio El Empedrado. Los uniformados de la Metropolitana de Popayán pararon a un taxista, obligándolo a transportar a esta persona hasta la sala de urgencias del hospital Susana López de Valencia, pero los galenos rápidamente ordenaron trasladarlo al Universitario San José, porque los disparos en la cabeza generaron graves heridas en esta zona del cuerpo. Por eso debía ser sometido a una intervención quirúrgica para contrarrestar las nefastas consecuencias de estas lesiones y requería un nivel tres de atención. Las otras agresionesA la muerte de este gobernador indígena se suma también el asesinato del nativo del Resguardo Canoas, Janer Sebastián Corpués, de 22 años, y el ataque con explosivos contra la dirigente del Resguardo La Concepción, Nini Jhoana Daza. El primer hecho registrado el pasado 27 de febrero y el segundo en la noche del pasado martes, ambos situaciones acaecidas en poblaciones ubicadas en zona rural del municipio de Santander de Quilichao, norte del Cauca. Sobre la muerte de Janer Sebastián Corpués, los familiares indicaron que este se presentó cuando la víctima se disponía a cenar con su familia al interior de su vivienda, ubicada en la vereda Velachí. “Estábamos preparando una comida en la casa cuando tres sujetos arribaron de manera abrupta, tenían capuchas. Entraron de manera abrupta para ubicar al cuñado para después dispararle en repetidas ocasiones, causándole la muerte de forma instantánea. Tengo que decir que las amenazas se materializaron porque somos objeto de intimidaciones desde meses atrás. Hemos denunciando esto ante la Fiscalía de Santander de Quilichao pero la respuesta de ellos es que esos casos son de la competencia indígena, vamos donde la guardia del Resguardo Canoas pero ellos se hacen los de los oídos tapados frente a nuestras súplicas de que nos brinden seguridad. Pero vea, ya mataron a nuestro familiar”, explicó el allegado de la víctima, quien pidió no revelar su identidad. Pasando al caso del ataque contra la líder del Resguardo La Concepción, Nini Jhoana Daza, la propia afectada se acercó a diferentes medios de comunicación para informar sobre esta delicada situación por el temor que padece tras ser el segundo intento por poner fin a su existencia. “Mi padre me recogió en el sector de El Llanito tras partir de Santander de Quilichao para emprender camino hacia la casa, cuando transitábamos por la vereda La Chapa fue que explotó ese artefacto. Me agarré del cuerpo de mi papá para no caernos de la moto, yo le dije que siguiéramos porque tenía mucho miedo, el camino estaba muy tenebroso. A pesar de los nervios, llegamos a la casa, entonces mi familiar se devolvió al sitio para corroborar que había un cráter, causado por un artefacto explosivo que nos lanzaron”, explicó la gobernadora del Resguardo en mención. Lo que dice el Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC Frente a esta clase de situaciones, el consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, Carlos Maca Palechor, expuso su preocupación por lo que él considera la falta de garantías para líderes e integrantes de las comunidades indígenas en el Cauca. “Son constantes las intimidaciones contra nuestros gobernadores, nuestros hermanos. Es una situación que afrontamos con valentía porque estamos llamados a defender la vida por eso rechazamos estas acciones violentas y luchamos para que esa paz que anhelan los colombianos se consolide y dejar en el pasado estos capítulos violentos. En medio de los actos de despedida del compañero Willer Alexander Oimé Alarcón realizamos un acto de rechazo contra estos ataques”, acotó el líder nativo. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad