Mujer acusada de asesinar a sus hijos en el Atlántico confesó el crimen

Mujer acusada de asesinar a sus hijos en el Atlántico confesó el crimen

Febrero 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Mujer acusada de asesinar a sus hijos en el Atlántico confesó el crimen

Dos de los menores serán sepultados en Magangué, Bolívar.

La madre de los menores confesó que decidió matar a sus hijos por temor que el Icbf le quitara la custodia.

La Fiscal 3 Local de la Unidad de Reacción Inmediata de Soledad, Atlántico, dijo que Johana Montoya Rosario confesó mediante escrito en una hoja de papel que ella había tomado la decisión de matar a sus tres hijos porque temía que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar se los quitara, luego de que ella denunciara ante ese organismo que su padre Cipriano Montoya abusaba de su hija Katty. La fiscal anotó que el pasado 23 de febrero Johana escribió en una hoja de block y ante el siquiatra, que ella había tomado la determinación de acabar con la vida de sus tres menores porque “no quería perder a sus hijos”. El temor lo sentía tal vez porque en el momento en que hizo la denuncia ante el ICBF, esa entidad le sugirió que saliera de la casa y a la niña la diera a cuidar a un familiar, como en efecto así sucedió, pero en vista de que no veía resultados, el 18 de febrero tomó la fatal decisión de matarlos y luego ella quiso acabar con su vida cortándose las venas de una de las manos y luego el cuello. Aunque también hizo la confesión en una carta que dejó a su madre y a su actual compañero sentimental, Johana negó los cargos que le imputó el Fiscal ante el Juez con Control de Garantías. Sobre ella pesa una medida de aseguramiento en centro carcelario, pero no se ha hecho efectiva porque se espera que se recupere y los galenos del hospital ESE Cari de Alta Complejidad le den de alta. Durante la declaración que hizo ese pasado 23 de febrero, Johana dijo que siempre le creyó a su hija sobre que su abuelo la había tocado en sus genitales, porque él ya lo había hecho con ella cuando aún era una niña. En ese entonces ella y sus padres estaban viviendo en Magangué, Bolívar. Y narró que cuando ella cumplió los 11 años de edad su padre Cipriano Montoya la accedió carnalmente. En la carta da entender que su madre nunca le creyó y por eso cuando su hija le dijo que el abuelo le había tocado en sus parte íntimas, le creyó y puso la denuncia ante el Bienestar Familiar. Por esa denuncia el señor Cipriano Montoya fue capturado el sábado 21 de febrero en el barrio Las Flores de Barranquilla y recluido en la Cárcel El Bosque de Barranquilla, por el delito de acto sexual abusivo y agravado con menor de 14 años, pero él al momento de la captura no aceptó la imputación. Entre los detalles que se han conocido en las últimas horas sobre este caso, está el que a la niña en el momento de hacerle la prueba forense se le encontró en las uñas de la mano derecha unas hebras de cabello, que al parecer son de su madre Johana Montoya, pero que se investiga si pudieran ser de otra persona.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad