Muerte de patrullero Jairo Díaz en Bogotá: ¿homicidio o accidente?

Muerte de patrullero Jairo Díaz en Bogotá: ¿homicidio o accidente?

Febrero 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Colprensa
Muerte de patrullero Jairo Díaz en Bogotá: ¿homicidio o accidente?

El patrullero Jairo Díaz había desaparecido el 27 de enero, cuando salió a atender en compañía de unos compañeros un llamado de emergencia en el barrio Villa Nidia, en la localidad de Usaquén en Bogotá. Su cuerpo fue encontrado el 4 de febrero.

Mientras la Policía dice que Jairo Díaz pudo morir por un accidente, el padre del uniformado asegura que lo mataron.

Las circunstancias que rodean la muerte del patrullero Jairo Alberto Díaz Vergara, siguen siendo un misterio. Mientras el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Eduardo Martínez, dice que el deceso del uniformado pudo ser por un accidente, el padre del joven de 24 años, Jairo Díaz, descarta de tajo esa versión y afirma que “a él lo mataron”. El patrullero Jairo Díaz había desaparecido el 27 de enero, cuando salió a atender en compañía de unos compañeros un llamado de emergencia en el barrio Villa Nidia, en la localidad de Usaquén en Bogotá. Ayer en horas de la tarde, después de un intenso operativo durante nueve días en el que participaron más de 150 efectivos, su cadáver apareció en la calle 162 con carrera 4, en el fondo de un caño. Lo extraño, sin embargo, es que en la zona donde fue hallado su cuerpo las autoridades ya habían efectuado una operación rastrillo en varias ocasiones sin encontrar indicios de su paradero. Las teorías que se manejaron en torno a su desaparición apuntaban más a que se trataba de una desaparición por parte de un grupo al margen de la ley, por lo que inicialmente se señaló que había aparecido en una bolsa plástica, con un tiro en su abdomen y signos de tortura. Versiones como estas fueron desvirtuadas por el general Martínez quien dijo que según los primeros indicios “lo que aparentemente observamos por la inspección que se le hace al cadáver es que la muerte pudo haber sido accidental”. Martínez precisó que Díaz Vergara fue encontrado “con su uniforme y arma de dotación sin signos de aparente violencia física o impacto de bala”. “Encontramos el cadáver aparentemente sin signos de violencia, encontramos absolutamente todas las pertenencias, incluida el arma de fuego”, agregó el oficial. Entretanto, Guillermo Asprilla, secretario de Gobierno de Bogotá, indicó que esta es la única información que se puede dar hasta al momento, ya que no es prudente "aventurar hipótesis" en casos como estos. El Secretario dijo que lo único cierto es que Díaz "murió en servicio" y que las causas reales de su muerte deben ser establecidas después de una investigación forense del Instituto de Medicina Legal. "Aspiramos que dentro de muy poco tiempo se esclarezca el asunto", manifestó. En ese sentido, el director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, explicó que el resultado de la necropsia se conocerá después de nueve horas, tiempo que demandará el estudio científico que seguirá protocolos internacionales dada la complejidad del caso. Mientras se entrega el cadáver a sus familiares para dar cristiana sepultura y trasladarlo a su ciudad de origen, Manizales, el padre del patrullero, Jairo Alberto Díaz, reitera en los diferentes medios de comunicación que a su hijo lo mataron. “Ahí no hay accidente a él lo mataron”, afirmó Jairo Díaz, padre. “Cómo va a aparecer después de nueve días, lo encuentran y no está descompuesto ni nada, a él lo mataron o le metieron un golpe en la cabeza para poderlo coger y se les murió y lo botaron”, agregó. El progenitor del patrullero Díaz anotó que su hijo era una persona buena y no tenía problemas con nadie. Por su parte, el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, dijo en un comunicado que la muerte del uniformado hay que esclarecerla cuanto antes."Lo sucedido con el patrullero Jairo Díaz es una muestra de la descomposición de ciertos sectores de la sociedad, que consideran que con la tortura y la muerte se puede acallar la población de bien", precisó Garzón, al exigir "todo el peso de la ley contra estos criminales, porque esta muerte no puede quedar impune". Finalmente, el Secretario de Gobierno de Bogotá dijo que en el sector donde fue encontrado el cuerpo del patrullero se está realizando una labor de seguridad, pues el Distrito sabe que hay una red de microtráfico en el sector de El Codito. Allí, opera la banda de "Los Pascuales" que, según el funcionario, está extorsionando a los comerciantes y en peleas por el territorio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad