Muerte de dos colombianas en México sigue siendo un misterio

Muerte de dos colombianas en México sigue siendo un misterio

Agosto 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Al caso de la modelo caleña Stephanie Magon se suma el de Sara Ramírez, quien falleció en un hotel de Cancún. Lo que se conoce.

En menos de una semana dos colombianas han muerto de forma extraña en México. Al caso de la modelo caleña Stephanie Magon se le suma el de Sara Ramírez Bonilla, quien según las autoridades de ese país se cayó del sexto piso de un hotel.

Lillian Zayas,  madrastra de Sara,  habló el miércoles con El País y aseguró que  la Policía de Cancún actuó irregularmente en la investigación de la muerte de la joven, quien se encontraba de vacaciones en esta ciudad con su novio. Sara, colombiana, residente en Miami, Estados Unidos, viajó junto con su pareja, -un venezolano nacionalizado español con el que tenía una relación desde hacía tres meses-.

 La mujer también  denunció que al novio de su hijastra lo tuvieron retenido ilegalmente durante dos horas y que su familia  tuvo que entregarles US$5000. La versión que la Procuraduría de Cancún entregó a medios de comunicación mexicanos era que la joven se había caído del sexto piso en total estado de ebriedad.

[[nid:562801;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/08/sara-y-mama-.jpg;left;{Sara junto a su madre María Claudia Bonilla, en la graduación del West Broward High, en Florida, EE.UU.Foto: Especial para El País}]]

“Nos han dicho varias historias sobre la muerte de Sara. Que  se tiró para suicidarse, que  estaba borracha, se resbaló y cayó. Al padre lo llamaron y le dijeron que había unas pastillas en la mesa de noche, que Sara se puso muy nerviosa y se lanzó. Sara lo que tenía era pastillas anticonceptivas y para el dolor de cabeza.  Creemos que a Sara la asesinaron. Cuando vieron a esa niña sola en el lobby, los mismos corruptos se la llevaron”, dijo la mujer, quien anunció que su esposo  ya se encuentra en Colombia contactando a la Cancillería para pedirle ayuda.

La versión que el joven le entregó a la familia de su novia fue que iban a salir a una discoteca ese viernes cuando él subió a la habitación a bañarse ella decidió quedarse un rato fumándose un cigarrillo. Al no llegar al cuarto, él se preocupó y empezó a buscarla.

La familiar de la joven agregó que el novio pidió que llamaran a la Policía pero cuando estos llegaron lo encerraron en un cuarto como dos horas. Luego, se encontró el cuerpo de Sara.

“Los padres del novio tuvieron que pagar cinco mil dólares (a los policías), y se lo dijeron así, a rompecara, danos cinco mil dólares y te llevamos al aeropuerto de Cancún para que te largues. Un muchacho de 22 años tuvo la oportunidad de salvarse la vida y no hay aquí dos familias sufriendo”, relató la mujer. Lillian Zayas aseguró que aunque al principio tuvieron dudas de la versión del novio de la joven, este en todas las ocasiones que ellos lo han interrogado no ha cambiado su relato ni se ha contradecido. Además, dijo que él les entregó los recibos de los giros que su familia hizo desde Miami a Cancún.

 La mujer también denunció que cuando su esposo y la mamá de Sara acudieron a Cancún para reclamar su cadáver, las autoridades les dijeron que si querían llevarse el cadáver de la joven tenía que ser cremado.

La muerte de la modelo caleña en México se ha convertido en un misterio. Pese a que Édgar Elías Azar del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, Incifo, del Tribunal  de Justicia de la Ciudad de México  dijo que a la joven  “intencionadamente la mataron a golpes”, la Procuraduría cambió la versión   diciendo que los golpes se dieron por la caída. 

La Procuraduría explicó en varios tuits que “derivado de la necropsia e investigación, se determinó que las lesiones que presentaron son consecuencia de una precipitación” y que “no hay evidencia de huellas de lucha, defensa, forcejeo y/o sometimiento”.

“El médico forense designado y de este tribunal describió que el cadáver presenta múltiples traumatismos de tipo equimótico y escoriativo, en diferentes partes del cuerpo, herida por contusión y fractura de la mandíbula, lo que indica que muy probablemente son producto de una caída”, dice un aparte del comunicado.

 Sin embargo, Édgar Elías Azar del Tribunal había indicado en una rueda de prensa el martes  que la joven   “se encontró  desnuda y muy golpeada, traía fractura de mandíbula, desprendimiento de dientes, golpes contundentes, costillas rotas. Intencionadamente la mataron a golpes, es la conclusión coloquial que se puede decir”.

 “La necropsia de Stephanie Magon se está realizando bajo los protocolos de feminicidio, debido a que intencionalmente fue golpeada”, agregó en ese momento. El Ministerio Público informó que al cadáver de la joven se le practicaron estudios en “fotografía, criminalística, química, genética y medicina, aplicando el protocolo de feminicidios”.

Las autoridades informaron que la Procuraduría está coordinando con la Embajada de Colombia para entregar los restos de la joven y las pertenencias encontradas en su domicilio en la colonia Nápoles, Calle Miami.

Los investigadores del caso, informó el Ministerio Público, han adelantado más de diez entrevistas a varias personas y este miércoles se realizó, en compañía de personal de la Embajada, una revisión al domicilio de la joven para verificar que ella residía en la azotea del edificio. El cadáver de la joven fue encontrado el sábado pasado en la Calle Miami de la Colonia Nápoles, en Ciudad de México. La joven había viajado a ese país en abril pasado para trabajar con una agencia de modelos. 

La Cancillería de Colombia, por su parte, informó que están esperando un informe que las autoridades mexicanas tienen que pasarles, a través del Consulado.

Biografía de Sara Se graduó del  West Broward High en 2013.  Llegó a Estados Unidos en 2011 a pasar vacaciones pero decidió quedarse a vivir con su papá Bernardo Ramírez, Lillian  y su hermano de 17 años.Hizo un curso de estética y quería estudiar administración de empresas para montar un spa en EE.UU. Las exequias van a ser en Bogotá mañana a las 2:00 p.m. en la iglesia del barrio Chicó.Su padre trabajó con el gremio de arroceros del Tolima, especialmente con el municipio de Saldaña. Él se radicó junto a su familia en Florida, Estados Unidos.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad