Mueren dos soldados estadounidenses en ataques en Afganistán

Mueren dos soldados estadounidenses en ataques en Afganistán

Septiembre 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

La Otán dijo que uno soldado murió en el este de Afganistán y el otro en el sur, regiones donde el combate entre la alianza y los insurgentes del Talibán ha sido más intenso.

Dos soldados estadounidenses murieron el jueves en enfrentamientos en Afganistán, al tiempo que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, empezó una visita en la capital afgana.La Otán dijo que uno soldado murió en el este de Afganistán y el otro en el sur, regiones donde el combate entre la alianza y los insurgentes del Talibán ha sido más intenso.No se dieron más detalles de las muertes en concordancia con el procedimiento seguido por la Otán.Con éstos decesos son tres las muertes de efectivos estadounidenses en Afganistán en el incipiente septiembre.Las bajas estadounidenses tuvieron un aumento súbito en las últimas dos semanas de agosto que llevaron el total mensual de muertos en acción a 55. Aun así, la cifra de agosto es ligeramente menor a los 66 fallecimientos de julio y los 60 de junio.El secretario Gates tiene previsto reunirse en Kabul con el presidente Hamid Karzai y con el principal comandante de la Otán en Afganistán, el general David Petraeus.El jefe del Pentágono espera también visitar a las tropas estadounidenses.Gates voló la mañana del jueves a Kabul desde Bagdad, donde participó en las ceremonias por el fin formal de la misión de combate de Estados Unidos en Irak.Mientras, la coalición internacional informó que mató al líder de una célula insurgente del Talibán en un ataque aéreo mientras viajaba en motocicleta en la provincia de Paktika, cerca de la frontera con Pakistán.Esa célula es responsable de colocar bombas en caminos y contrabandear combatientes extranjeros hacia el país, dijo la alianza.Luego del ataque, la Otán envió tropas terrestre al sitio, donde hallaron armas y materiales para fabricar bombas de caminos.Paktika es una de varias provincias donde el Talibán y sus aliados mantienen rutas para contrabandear armas y otras provisiones a través de la frontera.Las fuerzas especiales de Estados Unidos se han enfocado en atacar a líderes del Talibán como un medio para bajar la moral de los insurgentes y disuadirlos de tomar posiciones de liderazgo, una estrategia que la Otán espera incline la balanza a su favor tras casi nueve años de guerra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad