Monseñor Monsalve responde a abogado en caso de cura condenado por abuso sexual

Febrero 10, 2017 - 02:43 p.m. Por:
Elpais.com.co
Monseñor Monsalve

Monseñor Darío de Jesús Monsalve.

Archivo de El País

Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, le respondió desde Bogotá al abogado Elmer Montaña, apoderado de las víctimas del padre William de Jesús Mazo Pérez condenado a 33 años de prisión por abuso sexual y quien había señalado que el prelado le ofreció pagar los honorarios "a cambio de no representar a las víctimas de este caso”.

"El señor abogado tendrá que ser fiel a los términos de conciliación que hablamos en una reunión. En este momento (el abogado) ha planteado dentro del estrado judicial una vinculación de responsabilidad directa de la Arquidiócesis de Cali con las víctimas directas (abusados) e indirectas (familiares), papás, tíos, abuelos, primos...Imaginarán que la suma es exorbitante para cumplirla. En algún momento daremos la cifra que él está manejando", acotó Monsalve en una rueda de prensa realizada en la Conferencia Episcopal de Colombia.

Monseñor Monsalve, que no admitió ni negó lo dicho por Montaña, lanzó una dura afirmación en la rueda de prensa: "no creo que sea justo que un escenario judicial sea aquí un escándalo mediático, eso es inexacto completamente".

Lea también: La inquietante posición de la Iglesia frente a caso de abuso sexual en Cali.

Explicó que la Arquidiócesis está comparenciendo en el caso y el próximo 8 de mayo se llevará a cabo otra audiencia para buscar una conciliación de pago. Dijo que será la cuarta reunión en los estrados para dicho fin.

Previamente, en un comunicado, en respuesta a la nota publicada en El País, señaló que "reitera su compromiso por hacer de todos y cada uno de sus espacios "lugares seguros" y rechaza de forma tajante cualquier hecho que afecte a los menores de edad en su integridad sexual".

Además, señaló que "no existe ninguna sentencia judicial en contra de la Arquidiócesis de Cali que la determine responsable ni penal, ni civilmente del asunto que se ventila y por tal motivo existe la presunción de inocencia, el derecho a la defensa y a un debido proceso al que se tiene derecho constitucionalmente ante las exageradas pretenciones económicas que se buscan".

En BLU Radio, el jurista Montaña dijo que "la segunda o tercera vez que hablé con él en la Arquidiócesis de Cali, Darío de Jesús Monsalve, me propuso que la Iglesia me pagaba a mí los honorarios profesionales si yo renunciaba al caso. Cosa que no acepté”.

Montaña afirmó que el prelado le hizo el ofrecimiento porque supuestamente quería asumir personalmente el caso. "Dígame cuáles son sus honorarios. Renuncie al tema y nosotros nos encargamos de las víctimas. Eso para mí fue irrespetuoso y le puso en manifiesto que eso era grosero y que era una falta gravísima a la ética”, acotó el abogado.

Las denuncias planteadas en radio y otros medios de comunicación se conocieron dos días después de que El País publicara una nota con los señalamientos de Montaña, donde además dijo que la defensa de la Iglesia, al negarse a pagar una indemnización, culpa a las familias de los cuatro niños abusados sexualmente.

Según Elmer Montaña, representante de las cuatro familias de los menores víctimas, que en esa época tenían entre 10 y 13 años, en los alegatos del abogado de la Arquidiócesis de Cali se le atribuye la responsabilidad a las víctimas negando que hayan sufrido algún tipo de daño moral o sicológico por el abuso al que fueron sometidas e ironiza con el estado de desamparo de ellas.

Lea también: Tribunal de Cali confirmó pena de 33 años de prisión a sacerdote por abuso a menores.

El abuso contra cuatro niños se presentó en 2009. El párroco de la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria del barrio Alfonso Bonilla Aragón fue denunciado por abusar de los menores y pedirles su silencio a cambio de dinero y regalos.

¿Cuál fue el documento de la polémica posición de la Iglesia? El País conoció el incidente de reparación en el que se alega en uno de los puntos “que la causa eficiente del daño es la conducta negligente adoptada por la misma víctima indirecta (padres, abuelos tíos) los cuales eran los llamados para estar allí para custodiar el bien más preciado: los niños”.

El abuso contra cuatro niños se presentó en 2009. El párroco de la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria del barrio Alfonso Bonilla Aragón fue denunciado por abusar de los menores y pedirles su silencio a cambio de dinero y regalos.

La captura de William Mazo se dio en el 2010, tras la denuncia de la madre de uno de los menores.

A través de un comunicado, publicado este 9 de febrero, la Arquidiócesis de Cali respondió al informe publicado en El País:

"Como ha sido la postura de la Iglesia Católica a nivel universal y en Colombia, la Arquidiócesis de Cali reitera su compromiso por hacer de todos y cada uno de sus espacios "lugares seguros" y rechaza de forma tajante cualquier hecho que afecte a los menores de edad en su integridad sexual.

De muchas maneras, en la Arquidiócesis se ha hecho público su compromiso con la "cero tolerancia" frente a hechos de esta naturaleza. Se cuenta con un Decreto para la protección de menores y un Manual de conducta ampliamente difundidos. Igualmente recuerda que los actos delictivos cometidos por miembros de la Iglesia, no sólo deben ser denunciados ante las autoridades civiles, sino que éstos son de exclusiva responsabilidad de quienes los cometen.

Según las Orientaciones de la Santa Sede, la Arquidiócesis de Cali ratifica su compromiso de acompañar las víctimas que puedan existir por abuso o acoso sexual. Para ello, desde hace casi dos años, creó la Fundación NACER (niños y niñas abusados: compromiso de rehabilitación y educación) para el acompañamiento de las víctimas de este flajelo, no solo las que puedan provenir de clérigos, sino como las de otras numerosas realidades.

En el caso en mención, se informa que el señor William de Jesús Mazo Pérez ha sido condenado penalmente, purga una pena de 33 años de prisión y por Decreto de la Santa Sede, ha sido retirado del sacerdocio.

Se informa, además, que no existe ninguna sentencia judicial en contra de la Arquidiócesis de Cali que la determine responsable ni penal, ni civilmente del asunto que se ventila y por tal motivo existe la presunción de inocencia, el derecho a la defensa y a un debido proceso al que se tiene derecho constitucionalmente ante las exageradas pretenciones económicas que se buscan.

Arquidiócesis de Cali

Santiago de Cali, febrero 9 de 2017"

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad