“Mitigaremos la crisis carcelaria del país”, general Guillermo Arturo Suárez

“Mitigaremos la crisis carcelaria del país”, general Guillermo Arturo Suárez

Junio 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
“Mitigaremos la crisis carcelaria del país”, general Guillermo Arturo Suárez

General Guillermo Arturo Suárez Ferreira, jefe de ingenieros del Ejército

El jefe de ingenieros del Ejército, habló sobre la tarea que tiene junto a su grupo, de construir seis cárceles para generar diez mil cupos de emergencia y mitigar la grave crisis carcelaria.

El general Guillermo Arturo Suárez Ferreira, jefe de ingenieros del Ejército, tiene la tarea junto a su grupo, de construir seis cárceles para generar diez mil cupos de emergencia y mitigar la grave crisis carcelaria. Suárez Ferreria, quien está encargado de cumplir está misión luego de un convenio con el Ministerio de Justicia, cuenta detalles de lo que serán estas obras.¿Cuáles son las características técnicas de las construcciones que se van a desarrollar en las colonias agrícolas para los diez mil cupos? Son edificaciones que se construyen muy rápidamente. Esto viene casi de la Segunda Guerra Mundial. Se toman láminas metálicas y se les hacen unos dobleces que generan una estructura resistente. Eso permite el transporte del material, que es supremamente sencillo, y de la máquina dobladora. Se hacen alojamientos en un promedio de 25 días, teniendo en cuenta toda la parte eléctrica y la infraestructura sanitaria. ¿Cómo resultaron los Ingenieros Militares construyendo penales? El Minjusticia nos pidió el favor de que les hiciéramos una presentación de otros proyectos desarrollados. Al ver la facilidad y la capacidad que tenemos, llegamos a un convenio que se está perfeccionando, para poderlos ayudar a mitigar la grave crisis carcelaria. Después de Acacías (Meta), veremos Guaduas (Cundinamarca), Yopal, Tierralta (Córdoba), Florencia y Popayán. ¿En qué etapa va el proceso? Estamos en la etapa de reconocimiento de esas áreas. Hemos hecho dos reconocimientos hasta la fecha: Acacías, donde necesitamos dar solución de alojamientos para dos mil internos, y Guaduas (Cundinamarca), en donde miramos qué capacidad de terreno hay para dar solución a unos 1.500 internos. A medida que vamos haciendo los reconocimientos, el equipo técnico y financiero nuestro empieza a sacar estudios de suelos, diseños, presupuestos, para iniciar lo antes posible la adquisición de materiales y la construcción. ¿En el diseño de estas obras se tienen en cuenta aspectos de seguridad? Eso es importantísimo. Primero, no conocemos de cárceles. Es aquí donde viene el trabajo con los especialistas del Inpec. Hacemos lo básico y ellos nos van direccionando sobre cuáles son las medidas de seguridad que se requieren, tanto físicas como electrónicas. Los internos van a quedar confinados en un área que requiere talleres, comedores, cocinas, baños, zonas deportivas, cada una acompañada con las medidas de seguridad que debe especificar claramente el Inpec. ¿En qué va lo del cierre de Tolemaida y cómo están las obras del reclusorio para militares en Bello (Antioquia)? Hace mes y medio terminamos el centro de rehabilitación militar de Bello. Estamos haciendo las adecuaciones, de acuerdo con el Inpec. Muy pronto este centro se va a poner en funcionamiento. El cupo es para 272 personas. La orden del Comandante del Ejército es que se acaba Tolemaida.¿Esa es la única intervención en un centro de reclusión militar? No. Vamos a intervenir cinco centros de reclusión militar para ampliar la capacidad y mejorar las condiciones. Esos centros requieren ser actualizados en cuanto a la normatividad del Inpec. Están en Facatativá (Cundinamarca), Bello (Antioquia), Yopal (Casanare), Villavicencio y Barranquilla. Y estamos estudiando la posibilidad de construir otro centro de reclusión militar, a mediano plazo, para mil internos, en la Sabana de Bogotá, en la Escuela de Artillería o en un terreno entre Facatativá y El Rosal.El país tiene de referente a los Ingenieros Militares como lo que pueden ser todas las Fuerzas Militares cuando se llegue a un eventual acuerdo de paz ¿Siente ese peso? Estamos viendo que vamos a ser una herramienta muy importante. Nuestra capacidad se va a centrar en desarrollar esas áreas que por situaciones de seguridad no se pudieron realizar. Los Ingenieros Militares vamos a jugar un papel importante en un eventual acuerdo de paz; de hecho ya estamos trabajando, estamos mirando un diagnóstico de las áreas y nos estamos centrando mucho en las vías terciarias, en donde va a ser nuestro trabajo grande. Vamos a poner nuestro conocimiento y capacidad y son las instrucciones que nos ha dado el Comandante del Ejército. Nos ha dicho que organicemos un plan como el que se hizo después de la Segunda Guerra Mundial, en donde se pudo recuperar y reconstruir a Europa. Eso es lo que estamos pensando.¿Qué otra cosa podrían hacer los Ingenieros Militares en el postconflicto? Otro de los trabajos que vemos en un futuro es el manejo de desastres. En estas olas invernales hemos empleado nuestra capacidad para responder a esas emergencias. Hemos construido puentes, estamos con jarillones, evacuamos las personas de áreas inundadas, estamos trabajando en construcción de albergues temporales. Tenemos hombres de Ingenieros Militares trabajando con el Ejército de Estados Unidos en reconstrucción de poblaciones, de escuelas, en El Salvador y en Honduras.¿Todo lo que cuenta implicaría que el Gobierno incremente el presupuesto y el número de hombres a Ingenieros Militares con miras al posconflicto? Por ahí va la tendencia, por ahí va...

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad