Misión española alerta de la permanencia de grupos paramilitares en Colombia

Abril 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Misión española alerta de la permanencia de grupos paramilitares en Colombia

Una delegación del programa Asturiano de derechos humanos, presidida por la diputada de la Asamblea de Madrid, Tania Sánchez Melero, presentó los resultados de su novena visita de verificación de la situación de derechos humanos en Colombia.

La delegación del Programa Asturiano de Verificación de Derechos Humanos llamó la atención por la permanencia de amenazas a defensores de derechos humanos por parte de 'los Rastrojos'.

Una delegación del Programa Asturiano de Verificación de Derechos Humanos alertó este miércoles en Bogotá, tras su noveno viaje a Colombia, que los grupos paramilitares permanecen fuertes en el país bajo la nomenclatura oficial de "bandas criminales" y denunció que siguen las amenazas y la extorsión.La portavoz de este grupo, Tania Sánchez Melero, quien es diputada de Izquierda Unida (IU) en la Asamblea de Madrid, expresó en una rueda de prensa su "preocupación" por esta situación, después de que el Gobierno colombiano señalara el martes que esas bandas están debilitadas y atomizadas en 300 grupos con presencia en ciudades."Estamos muy preocupados por las recientes amenazas que han sufrido diferentes organizaciones, hasta 80, el 1 de abril por parte de los comandos urbanos de 'los Rastrojos' que declararon objetivo militar en 20 departamentos del país a defensores" de los derechos humanos, dijo.En la carta, 'los Rastrojos' dicen que según sus "seguimientos e infiltraciones directas", los activistas amenazados tienen "relación directa con mandos de las guerrillas" y conminan a abandonar su actividad o volverán a "las actuaciones de la década de 1990 sin piedad" época de mayor incidencia paramilitar en Colombia.El presidente Juan Manuel Santos afirmó la semana pasada que la banda de 'los Rastrojos', herederos de las estructuras paramilitares desmovilizadas en 2006 y de carteles de la droga en el norte del Valle, estaban en proceso de desaparición y que sólo el grupo rival de 'los Urabeños' tenía todavía influencia nacional."Por el contenido del comunicado y de las amenazas proferidas entendemos que sigue siendo un discurso relacionado con el fenómeno del paramilitarismo que debe preocupar a la administración colombiana y que le debe poner vigilancia", añadió Sánchez Melero.Asimismo, aseguró que la delegación asturiana, que ha recorrido los departamentos de Cesar, Huila, Tolima y Caldas entre los pasados 22 de marzo y 3 de abril, ha detectado más "señalamientos de grupos paramilitares aunque se les denomine por el Gobierno bandas criminales" ."Nos parece que es un fenómeno que tiene una conexión directa con lo que fue. En ciudades como Ibagué, Honda y Bogotá se extorsiona bajo los nombres de Los Rastrojos, Los 115, Los Niches, La Colmena y deberá vigilarse esta realidad", recomendó.Por otro lado, la delegación asturiana, que regresará a España esta semana tiene la impresión "de que los diálogos que se están desarrollando en La Habana (entre el Gobierno y las Farc) aún no tienen una incidencia positiva en el estado de la paz cotidiana de los ciudadanos y en el respeto de los derechos humanos".Y reconocen un avance en el discurso de respeto a los derechos sociales que ha abordado el Gobierno de Juan Manuel Santos, pero consideran que "lamentablemente" éste "no tiene una traducción completa de los estamentos del Estado y de la fuerza pública".Este programa, adscrito al gobierno regional español del Principado de Asturias, está formado por políticos y activistas y ha acogido en los últimos doce años a 86 sindicalistas y defensores de derechos humanos colombianos que están en riesgo en su país y esperan recibir a otros cinco más durante el mes de abril.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad