Minjusticia confirma que EE.UU. deportará a El Tuso Sierra a Colombia

Minjusticia confirma que EE.UU. deportará a El Tuso Sierra a Colombia

Marzo 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Colprensa y El Colombiano
Minjusticia confirma que EE.UU. deportará a El Tuso Sierra a Colombia

Juan Carlos ‘el Tuso’ Sierra se convirtió en paramilitar a finales de 1996 por invitación del exinspector general de las Autodefensas Unidas de Colombia, Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘don Berna’. En agosto del 2005 se produjo su desmovilización, junto con el Bloque Héroes de Granada.

De acuerdo con la entidad federal norteamericana, Sierra Ramírez, quien fue extraditado el 13 de mayo de 2008, salió de la cárcel de Virginia el pasado 14 de marzo.

La Ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, informó este martes que su despacho está al tanto de la situación de Juan Carlos Sierra Martínez, alias ‘El Tuso’, y que ha estado en permanente comunicación con la Embajada de Estados Unidos, donde se informó que está bajo custodia del cuerpo de Inmigración y Aduana estadounidense en espera de su deportación a Colombia, previo un procedimiento administrativo que toma entre dos y tres meses. El Ministerio de Justicia fue informado igualmente de que la Fiscalía General de la Nación colombiana ya fue notificada del proceso que da inicio a la deportación de Sierra a Colombia para que se adelanten los procesos penales que tiene pendientes en este país. Sierra fue condenado a 10 años de cárcel por las autoridades de Estados Unidos, tras ser extraditado en mayo del 2008, y la semana pasada un juez de ese país le concedió rebaja de penas por colaboración. “El Gobierno de Estados Unidos informó que Sierra no tiene visa estadounidense ni le será concedido ningún tipo de asilo. En este momento está bajo la custodia de Inmigración mientras espera el trámite de deportación”, indicó la Ministra de Justicia. “Entre Colombia y Estados Unidos hay unos compromisos para la extradición de personas a ese país, cooperación que ha mostrado resultados importantes en el decomiso de bienes, la identificación de responsables de delitos y el avance en las investigaciones que se llevan a cabo en Colombia. La extradición a Estados Unidos no excluye que estas personas tengan que cumplirle a la justicia colombiana”, indicó la funcionaria. Recalcó que la extradición no constituye un mecanismo para burlar la justicia nacional, en tanto que una vez cumplidas las penas en el exterior, si el extraditado tiene procesos pendientes con la justicia colombiana, debe ser devuelto a Colombia con el fin de responder ante la justicia nacional. Este compromiso fue recalcado por la Ministra de Justicia a las autoridades judiciales estadounidenses, en la reunión que se realizó en Colombia el 27 de noviembre del 2012 con el Vicefiscal Ken Blanco y Magdalena Boyton, directora de Suramérica del Departamento de Justicia. Actualmente, el Ministerio de Justicia coordina, conjuntamente con la Fiscalía, el denominado Plan de Acceso a los paramilitares extraditados, que consiste en permitir que las personas investigadas por vínculos con las entonces denominadas AUC que se encuentran detenidas en Northern Neck Virginia y Miami, participen virtualmente ante los diferentes despachos judiciales colombianos. En desarrollo de dicho plan, desde el mes de julio de 2010 se han llevado a cabo más de 400 diligencias virtuales por solicitud de la Corte Suprema de Justicia, los Tribunales Superiores de Distrito Judicial (Salas de Justicia y Paz) y los Juzgados. AntecedentesLa información oficial consignada en la página de la Oficina de Prisiones de Estados Unidos, según la cual el narcoparamilitar Juan Carlos Sierra, alias el Tuso, fue dejado en libertad hace cuatro días, ya tiene a los funcionarios de Justicia y Paz colombianos pendientes de una eventual deportación. De acuerdo con la entidad federal norteamericana, Sierra Ramírez, quien fue extraditado el 13 de mayo de 2008, salió de la cárcel de Virginia el pasado 14 de marzo. La persecución judicial contra 'el Tuso' en la nación extranjera comenzó con una acusación formal (indictment) en la Corte del Distrito de Columbia, con cuatro cargos de conspiración para fabricar, importar, distribuir y transportar en buques cocaína hacia Estados Unidos (resolución 02388-ESH del 17 de febrero de 2002). En 2006, el gobierno del presidente Álvaro Uribe congeló la solicitud de extradición de Sierra, debido a que se acogió a la Ley de Justicia y Paz, al igual que otros cabecillas de las autodefensas requeridos por Washington, como Diego Fernando Murillo Bejarano ('don Berna') y Salvatore Mancuso. Dos años después, sin embargo, el Mandatario estimó que los jefes paramilitares desmovilizados no estaban cumpliendo los acuerdos y ordenó la extradición, pese a que Sierra había comenzado versiones libres en 2007. El proceso de Justicia y Paz continuó adelante mientras 'el Tuso' respondía por narcotráfico en Estados Unidos En el marco de esta ley de justicia transicional, la Fiscalía 20 de la Unidad Nacional de Justicia y Paz le imputó seis cargos por concierto para delinquir, tráfico de armas y municiones, tráfico de estupefacientes, financiación del terrorismo, lavado de activos y utilización ilegal de equipos de comunicación (febrero de 2011). El desmovilizado respondía en el estrado por ser un jefe financiero de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), al servicio del clan Castaño Gil. En las audiencias confesó que “entre 1998 y 2002 ingresó al país 1.724 fusiles AK-47 y 750.000 cartuchos para los mismos, procedentes de Centroamérica. Dijo, además, que en el mismo periodo sacó de Colombia más de 11 toneladas de clorhidrato de cocaína para financiar grupos de autodefensa”, de acuerdo con un reporte de la Fiscalía. Por tales delitos, un magistrado de control de garantías de Justicia y Paz le dictó medida de aseguramiento en la cárcel e impuso medidas cautelares a seis inmuebles entregados por el postulado en Córdoba, Cali y Medellín, para la reparación a las víctimas del bloque Héroes de Granada. Varias de las declaraciones de Sierra se han convertido en pruebas para judicializar e investigar a funcionarios públicos de la talla del excongresista Mario Uribe y los generales (r) de la Policía Mauricio Santoyo Velasco y Luis Alberto Moore. Aún se desconocen los pormenores de los acuerdos a los cuales llegó con las autoridades de Estados Unidos a cambio de delaciones, lo cierto es que solo pasó cinco años en la cárcel y varios miembros de su familia gozan de protección en el extranjero. Otro servidor público ve poco probable que Sierra Ramírez comparezca ahora en juzgados colombianos: “Él delató a gente muy influyente, corre peligro aquí, y si los americanos lo protegen allá, veo difícil que se venga”, y agregó: “ahora resultará que a los fiscales les tocará ir a tomarle versión libre a la sala de su casa en Miami”. En julio de 2012, el fiscal general Eduardo Montealegre visitó a sus pares de Estados Unidos, con los cuales llegó a acuerdos para compartir información y elementos probatorios judiciales relacionados con los jefes paramilitares postulados a los beneficios de Justicia y Paz. Los funcionarios consultados ven ahora el caso de Sierra como una prueba de fuego para verificar la solidez de esos compromisos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad