Mindefensa despachará desde Cali tras atentados en el suroccidente de Colombia

Mindefensa despachará desde Cali tras atentados en el suroccidente de Colombia

Agosto 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Mindefensa despachará desde Cali tras atentados en el suroccidente de Colombia

Ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón.

Así lo ordenó el presidente Juan Manuel Santos, tras los hostigamientos y atentados que habrían sido perpetrados por las Farc afectando la infraestructura eléctrica y vial de los departamentos de Valle, Cauca y Nariño en las últimas 24 horas.

El presidente Juan Manuel Santos le pidió al ministro de defensa, Juan Carlos Pinzón, y a los altos mandos militares despachar desde Cali para contrarrestar las acciones de la guerrilla en el suroccidente colombiano.“Les di instrucciones al Ministro de defensa y a los comandantes para que se trasladen a Cali y desde allá comiencen a despachar, y que me informen cada hora cómo van esos operativos”, dijo el Presidente.“Que desplieguen hasta el último soldado, porque sabemos del plan terrorista que tienen estos grupos ilegales. Así nos lo ha dicho la inteligencia de forma clara. Tienen intenciones de generar terror”, agregó Santos.El anuncio del presidente fue hecho desde Cartagena, en la clausura de la Asamblea de la Andi, donde se refirió a los hostigamientos y atentados, que habrían sido perpetrados por las Farc afectando la infraestructura eléctrica y vial de los departamentos de Valle, Cauca y Nariño, en las últimas 24 horas.Por su parte, el comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas, dijo que desde este sábado se van a establecer las estrategias que van a trabajar contra el accionar de las Farc y van a estar en el sur occidente colombiano "hasta que sea necesario"."Ya estamos trabajando en las zonas afectadas para frenar a los violentos de las Farc", agregó el general Navas.Esta situación de orden público en el suroccidente del país dejó sin servicio de energía a varios municipios del norte del Cauca, así como a Buenaventura y Tumaco en el Pacífico colombiano. Igualmente, se afectó el paso en la mañana de este viernes por la vía Panamericana, a causa de un carro bomba detonado en el puente del río Piendamó.Los hechos en esta parte de Colombia fueron rechazados por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien ordenó a las autoridades militares y de Policía aplicar los correctivos necesarios para impedir el accionar de la guerrilla."Hemos dado instrucciones para que fortalezcan los dispositivos y minimicen el accionar bárbaro de estos terroristas. Se tomarán correctivos y decisiones para impedir el fortalecimiento de la actividad terrorista", dijo Pinzón en Popayán. El Ministro insistió en que la guerrilla se mezcla con la población civil por lo que pidió a la ciudadanía que denuncie hechos sospechosos para actuar.Situación crítica en el suroccidente colombiano En el Valle del Cauca, los ataques de las Farc fueron contra la Fuerza Pública y la infraestructura eléctrica en Buenaventura y el centro del departamento, lo que obligó a decretar el toque de queda y Ley Seca desde este viernes.La decisión se tomó luego del corte del fluido eléctrico, registrado desde las 12:53 del mediodía de este viernes, el cual, al parecer, es producto de la voladura de la torre de energía número 20, ubicada en el corregimiento de Aguaclara, en la antigua vía al mar.Los ataques de las Farc no se limitaron a las instalaciones de energía. Hacia el mediodía de este viernes, un grupo de subversivos disparó contra una patrulla de la Policía de Carreteras, cuando se desplazaba por la carretera Cabal Pombo, cerca de Cisneros, en Buenaventura. Según reportaron las autoridades, en el hecho no resultaron heridos agentes de la Policía.Otro atentado contra la infraestructura eléctrica del Valle se presentó en la noche del jueves, cuando presuntos guerrilleros de la columna Alirio Torres de las Farc incineraron nueve vehículos y atacaron la central hidroeléctrica Alto Tuluá, recientemente inaugurada por la Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, ubicada en la zona montañosa entre los municipios de Buga y Tuluá.El ataque, que dejó pérdidas superiores a los $200.000 millones, dejó fuera de servicio la central hidroeléctrica, la cual dejó de producir 20 megavatios, que beneficiarían a una población de 100.000 habitantes.Además, a dos kilómetros de este sitio, a la altura del corregimiento Crucero-Nogales, los guerrilleros incineraron siete vehículos. Entre los carros quemados hay seis volquetas de propiedad de la firma contratista que construye el proyecto Tuluá Bajo, dos camionetas Chevrolet Dmax, último modelo de la empresa Operaciones Logísticas, un camión Turbo y una mezcladora de concreto o mixer, de marca Mack de la cementera Argos.Dos de los vehículos fueron incendiados en la vereda La Florida, ubicada a varios kilómetros de distancia de la central hidroeléctrica, pues al parecer en esas camionetas huyeron los subversivos. Asimismo, los guerrilleros detonaron un artefacto explosivo en la bocatoma, en donde destruyeron la caseta de operaciones e incendiaron un campamento en donde duermen los trabajadores de este proyecto hidroeléctrico.Mientras tanto, también se registraron varios ataques este viernes en diferentes torres de energía de los municipios de Tierra Sentada, Timbío, entre Morales y Piendamó, en el Cauca, según informó el comandante de la Policía del Cauca, coronel Ricardo Augusto Alarcón. "En el sur del departamento tenemos tres situaciones: una en el municipio del Timbío, donde atentan contra la torre 50, ubicada en la vereda La Guaca, y otra en el municipio de Piedra Sentada, donde atentan contra las torres 96, 97 y 101, en la vereda de Piedra Seca. Hasta el momento no tenemos reporte de pérdida del fluido eléctrico en Timbío", dijo el coronel Alarcón.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad