“Mi compromiso es reducir el hurto a personas”: nuevo Comandante de Policía de Cali

Enero 10, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
“Mi compromiso es reducir el hurto a personas”: nuevo Comandante de Policía de Cali

Hugo Casas, comandante de la Policía.

El general Hugo Casas, que asumirá la Policía Metropolitana de Cali, dice que continuará con el plan de seguridad de su antecesor.

El próximo jueves 12 de enero Cali tendrá nuevo comandante de la Policía Metropolitana. Al mediodía, el  general Nelson Ramírez le entregará el mando al brigadier general Hugo Casas, quien se desempeñaba como director de Sanidad, en Bogotá.

El general Casas llegó a Cali desde la semana pasada para realizar el empalme con su antecesor. Incluso, ya participó en el primero consejo de seguridad de este año, realizado en el CAM, en el que se presentó el balance de los delitos en 2016.

Lea también: Anuncian cambios en la Policía Nacional, así quedan Cali y Valle

“Cali tiene un plan estratégico que ya está bien definido, que estamos estudiando. Por eso vine días antes de mi recibo, para estudiar todas esas estrategias, consolidarlas y seguir con esas tendencias de disminución en el comportamiento del delito”.

Usted recibe una ciudad con una disminución del 6 % en los homicidios, así como de otros delitos pero con un aumento en el atraco callejero y con problemas de percepción de seguridad. ¿Cuáles son sus expectativas?

Tengo muchas expectativas y al recibir una ciudad que está mejorando, con una reducción en los homicidios y que nos compromete en marcar una tendencia a la baja de la criminalidad. Unos hechos que demuestran que se está haciendo un buen trabajo y que existe un complemento entre la Policía y el plan social que realiza la Alcaldía.

En el consejo de seguridad se mostró la reducción importante en el homicidio y buenas tendencias en los otros delitos.

El derrotero que tenemos que seguir es el trabajo mancomunado con la Alcaldía, la Fiscalía y las otras instituciones.

La tendencia a la baja de los homicidios lleva tres años,  pero en otras ocasiones Cali ya había tenido reducciones y luego los asesinatos subían de nuevo. ¿Cómo garantizar que esta disminución sí sea sostenida?

Lo ideal es llegar a una tasa como a nivel nacional de 24 homicidios por cada 100.000 habitantes. Y eso se logra es a través de las estrategias sociales, que buscan disminuir la violencia y se logran disminuir las lesiones personales. El año pasado tuvimos un aumento de las lesiones y eso muestra que todavía hay violencia. Por eso nos enfocamos con la estrategia que está llevando a cabo la Alcaldía en el tratamiento a las pandillas.

Aunque la disminución fue importante, la ciudad con 1282 homicidios y una tasa de 53  sigue estando entre las más violentas. La mayoría de los homicidios se concentran en el oriente. ¿Va a hacer algunos cambios para contrarrestar la violencia en esa zona?

Apenas estoy conociendo la ciudad y los problemas. No se qué cambios voy a hacer.

Pero hay que resaltar que es importante que se haya dado una disminución en 15 de las 22 comunas, eso demuestra que hay un plan estratégico, que es complementario entre la Policía y la parte social de la Alcaldía. 

Aparte de asistir al consejo de seguridad, usted ha estado en varias reuniones con su antecesor y sus hombres. ¿Cómo ha sido el empalme?

Sigo en el empalme, pero lo que he percibido es que mientras se siga trabajando para desvertebrar las estructuras  criminales, trabajarle al narcotráfico, a las ‘oficinas de cobro’, al tráfico de estupefacientes y con  la intervención de pandillas vamos en un rumbo adecuado.

El atraco callejero es un delito que aumentó y que afecta mucho a los ciudadanos.

Vamos a analizar ese tema. Es preocupante porque es de los delitos que mas afecta la seguridad ciudadana. Tengo hasta el jueves para estudiar esa problemática. Uno de mis compromisos es reducir el hurto a personas, de celulares y de motos, que son los delitos que aumentaron en 2016.

¿Qué  percibió en el consejo de seguridad de la situación de la ciudad?

Que hay un trabajo serio, muy profesional. Un trabajo que es complementario de lo que se está haciendo en la Alcaldía, que busca una intervención dirigida  hacia los jóvenes, buscándoles empleo  y mejorando la educación. También hay un trabajo con una Fiscalía comprometida con la que vamos en la misma dirección.

El año pasado se diseñó un Plan Estratégico, que incluye la construcción de 20 CAI,  el mejoramiento del helicóptero, el plan de tratamiento de pandillas, más salas de denuncias... ¿Va a continuar con ese plan?

Necesariamente tenemos que continuar con esas estrategias de seguridad que son a corto y mediano plazo. El helicóptero va a ser una herramienta para el plan de vigilancia por cuadrantes y va a tener una comunicación directa con las patrullas.  Antes el helicóptero no estaba directamente comunicado a las patrullas sino con el CAD, lo que no permitía que la información fuera oportuna.    

También tendremos unas cámaras que permitirán identificar personas y placas para saber unos datos que se requieren en una reacción inmediata, como lo tienen en Chicago, Nueva York. Ya en Bogotá se está aplicando con muy buenos resultados.

Los CAI han sido criticados por algunos sectores.  Se escuchan voces de la comunidad que dice que los actuales no sirven, pues cuando acuden allí a pedir ayuda encuentran es un uniformado cuidando un sitio. Si se van a construir 20 mas, es que van a cambiar su funcionamiento o a tener más personal?

Precisamente de ese tema estamos hablando ahora. La estrategia que se va a desarrollar es que los actuales y los que se van a construir van a ser complementarios de la estrategia del Plan Cuadrantes. Los policías de los cuadrantes van a depender, con unas misiones específicas, de cada CAI. Y el control y la fiscalización del servicio de los policías se va  a hacer desde ese CAI. Esta estrategia para mejorar el servicio y el control de las patrullas y la integración con el ciudadano.

Usted era el director de Sanidad de la Policía, en las clínicas de la policía se ha visto el efecto del acuerdo de paz con las Farc.

Se ha visto una disminución importante de policías afectados por tomas guerrilleras, emboscadas por atentados terroristas y por heridas de fusil. Hemos notado es que la mayoría de la atención médica se ha dado por enfermedades comunes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad