Menores infractores siguen hacinados en centro transitorio de Cali

Febrero 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Menores infractores siguen hacinados en centro transitorio de Cali

Varios de los adolescentes detenidos en el centro transitorio de la Fiscalía, en el centro de Cali, requieren atención médica y no la han tenido.

El Centro transitorio de la Fiscalía tiene 22 adolescentes y su capacidad es para 5. No se han iniciado las obras prometidas en julio de 2014.

Veintidós adolescentes en un recinto diseñado para cinco, varios de ellos durmiendo sobre cobijas, bolsas o en el suelo, se cuentan en el centro transitorio para menores infractores de la Fiscalía, ubicado en el centro de Cali. El hacinamiento, afirma la comandante de la Policía de Infancia y Adolescencia, capitán Marcela Narváez, se viene dando desde hace varios años a pesar de las denuncias de entes como la Personería y la Defensoría del Pueblo.“El año pasado se habló de una inversión de $22 mil millones para la ampliación de cupos en el Centro de Formación Valle del Lili y en el Buen Pastor e incluso, para adecuar el centro transitorio, pero todavía estamos esperando que esas obras inicien”, manifestó Narváez.Miguel Medina, abogado del sistema de responsabilidad penal para adolescentes, afirmó que en estos momentos se están realizando los estudios para las obras, sin embargo, el tema del predial de los lotes en que se encuentran tanto el centro Valle del Lili como el Buen Pastor, son los principales impedimentos para la ejecución de los recursos. “El 19 de enero tuvimos una reunión con la Gobernación y les expusimos la necesidad de tener un paz y salvo sobre el predial de los lotes para poder realizar las obras. Al parecer, se deben varios años de pago de ese impuesto, y en este momento estamos tratando de llegar a un acuerdo”, dijo Medina.En medio de estos impedimentos, la Personería de Cali hizo un llamado al Icbf, a la Alcaldía de Cali y a la Gobernación del Valle para que se “brinden condiciones de seguridad y dignidad, y se garanticen los derechos de los menores infractores”, pues en el centro transitorio los adolescentes no están recibiendo alimentación, y tampoco tienen las condiciones elementales de aseo personal y de salud. Además, según dijo la capitán Marcela Narváez el centro transitorio está concebido para que los adolescentes no pasen más de dos días antes de ser llevados a los centros de Valle del Lili o Buen Pastor, sin embargo, varios de los menores completan más de 30 días en el lugar.“Yo llevo aquí 16 días. Tengo que bañarme con un balde y dormir en el suelo. A mí me traen comida, pero hay varios aquí a los que no les traen nada, entonces repartimos entre todos los alimentos que nos llegan”, dice uno de los menores detenido en el centro transitorio.Un sistema colapsadoPara la capitán Marcela Narváez, el sistema de responsabilidad penal para adolescentes de Cali se encuentra colapsado debido a los altos niveles de delincuencia de los menores en la ciudad. De acuerdo con Narváez, en promedio ingresan a ese sistema un total de cinco menores, la mayoría por los delitos de microtráfico, hurto en todas sus modalidades, lesiones personales y homicidios. “Cali es la ciudad de Colombia en la que los menores delinquen más. El año pasado, sin embargo, el promedio de capturas de menores disminuyó, sobre todo porque la Policía desarticuló muchas bandas delincuenciales que estaban utilizando a los adolescentes”, manifestó Narváez. Según las estadísticas del Icbf, durante el 2014 ingresaron al sistema de responsabilidad penal un total de 2010 adolescentes, una cifra que se mantiene respecto al 2013, cuando el total fue de 2009. A muchos de los menores se les ha dado el beneficio de que paguen su sanción en sus casas, pues tanto el Centro de Formación Valle del Lili como el Buen Pastor, no están en capacidad de recibir más adolescentes. Según el Icbf, el Valle del Lili tiene un total de 368 menores infractores mientras que el Buen Pastor cuenta con 337. Ambos centros se niegan a recibir más adolescentes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad