Menores, el escudo de los expendedores de drogas en Cali

Menores, el escudo de los expendedores de drogas en Cali

Febrero 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Policía capturó a una pareja que utilizaba a sus hijos para este negocio ilegal. En 2013 hubo otros doce casos. El panorama.

En la casa número 28 del sector Las Minas, en el barrio Altos de Normandia de Cali, una niña abre la puerta para atender a los clientes del negocio de sus papás. La pequeña, de apenas cinco años, vende como si fueran helados dosis de basuco y cigarrillos de marihuana a los compradores que a diario acuden a la vivienda y quienes le pagan con billetes que la menor ni siquiera sabe contar. Pero ella no es la única que atiende la venta familiar. La misma tarea está a cargo de sus hermanos, de 4 y 8 años, y su tío, de 13. La participación de estos menores en el expendio de drogas quedó evidenciada en videos que realizó un informante y que le permitieron a la Policía allanar la vivienda y capturar a la pareja de esposos que utilizaba a sus hijos para distribuir drogas en el barrio Altos de Normandia. El operativo estuvo a cargo de la Policía de Infancia y Adolescencia y se llevó a cabo la semana pasada, tras una investigación que tardó unos dos meses. En la vivienda de este sector de invasión fue detenida una mujer, de 25 años, y un hombre, de 39, y se hallaron al interior de un colchón 48 cigarrillos de marihuana, 8.3 gramos de basuco y $60 mil en billetes y monedas.En el lugar también se encontraban los cuatro hijos de la pareja, de 1, 4, 5 y 8 años, y un hermano de la mujer, de 13 años. Los cinco menores quedaron a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf). Niños como fachadaUtilizar a los menores de edad para transportar y distribuir dosis de alucinógenos es hoy una de las estrategias de las bandas dedicadas al microtráfico para evadir los controles de las autoridades. Y es que la modalidad que quedó evidenciada con el caso del barrio Altos de Normandia no es nueva en Cali. El año pasado la Policía de Infancia y Adolescencia descubrió a doce menores de edad que eran utilizados por grupos de expendio de drogas. En la mayoría de los casos son los mismos papás o familiares cercanos quienes involucran a los menores en esta actividad ilegal. “Casi siempre utilizan a los niños para que carguen las dosis de droga en sus maletines o para se las entreguen a los clientes y reciban el dinero, pues saben que los menores de 14 años no pueden ser imputados por ningún delito”, explica el intendente Andrés Mauricio Burbano, jefe de la Unidad de Responsabilidad Penal para Adolescentes de la Policía. El descaro de algunos delincuentes ha llegado a tal punto que esconden la droga hasta en los pañales de los bebés. El año pasado, las autoridades capturaron en el barrio la Isla a una banda conocida como los ‘Topos’, que tenía la costumbre de esconder los cigarrillos de marihuana y las bolsas de basuco en la ropa de un bebé.El intendente Burbano también recuerda algunos casos del 2013, como el de una niña de 10 años del barrio Sucre, que desde el apartamento de un edificio distribuía la droga a través de una canasta, en la que bajaba el estupefaciente y recogía la plata que pagaban los compradores. Asimismo, en septiembre del año pasado la Policía capturó a once integrantes de la banda de expendio de marihuana los ‘Tortugos’, entre los cuales había una mujer que utilizaba el coche de su hijo para camuflar el estupefaciente. John Arley Murillo, director regional del Icbf, explicó que cada vez es más frecuente el uso de menores para actividades delictivas como el microtráfico. “Reprochamos que esto ocurra y por eso hay que trabajar con las autoridades para que intervengan y con la comunidad para que denuncie estos hechos, porque muchas veces se vuelve cómplice de esta situación”, sentenció Murillo. De acuerdo con las cifras del Icbf, el año pasado ingresaron al distrito judicial de Cali 264 menores por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad